6 de febrero de 2018 19:27

Rafael Correa se despidió de sus simpatizantes antes de viajar a Bélgica

Correa se despidió de algunos seguidores, que lo esperaron en el aeropuerto de Guayaquil, antes de volver a Bélgica. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Rafael Correa se despidió de algunos seguidores, que lo esperaron en el aeropuerto de Guayaquil, antes de volver a Bélgica. El expresidente estuvo acompañado por varios de sus coidearios, entre ellos Paola Pabón y Gabriela Rivadeneira. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 175
Triste 63
Indiferente 69
Sorprendido 3
Contento 115
Jorge González
(I)

El expresidente Rafael Correa se despidió de su militancia previo a su viaje a Bélgica la tarde de este martes 6 de febrero del 2018. Lo hizo desde el hangar de vuelos privados, contiguo al aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil.

Hasta el sitio llegaron a despedirlo decenas de simpatizantes pasadas las 17:00. El exmandatario fue la figura más visible en la última campaña electoral de la consulta popular y referendo que se celebró el domingo 4 de febrero.

En dicho proceso instó a rechazar en las urnas las preguntas 2, 3 y 6 que tienen que ver con la eliminación de la reelección indefinida, cese de funciones de los consejeros de Participación Ciudadana y derogatoria de la Ley de Plusvalía, respectivamente. En todas esas opciones ganó el sí con no menos del 63% de los votos.

En la despedida los simpatizantes corearon ‘Rafael amigo el pueblo está contigo’. Ellos se apostaron a un costado de la avenida de Las Américas para, desde las rejas, ver al exmandatario.

Correa apareció en el hangar a las 18:10, saludó a sus simpatizantes bajo un paraguas por la lluvia que caía ese momento en Guayaquil. Lo acompañaron varios de sus coidearios, entre ellos Paola Pabón y Gabriela Rivadeneira. Vestía terno y levemente evidenciaba salpicones de agua.

Un grupo de la Policía se desplegó en el Aeropuerto de Guayaquil antes del viaje de Correa a Bélgica. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Un grupo de la Policía se desplegó en el Aeropuerto de Guayaquil antes del viaje de Correa a Bélgica. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO


El saludo duró poco menos de diez minutos, los seguidores estaban bajo paraguas, con impermiables y varios totalmente empapados. “Compañero se va a volver”, le gritó entre lágrimas una mujer.

Correa se regresa al país originario de su esposa luego de haber permanecido poco más de un mes para liderar el no. Él llegó el pasado 5 de enero a Guayaquil, desde entonces visitó las principales provincias del país para la jornada proselitista, entre ellos los cantones de Guayas, Manabí, Los Ríos, Esmeraldas, Pichincha.

El pasado 5 de febrero rindió su versión libre y voluntaria en el caso conocido como Petrochina. Lo hizo en la Fiscalía del Guayas.

En una rueda de prensa tras rendir su testimonio, Correa indicó que en 2010 aprobó una operación que consideró beneficiosa para el país, de la que dijo desconocer detalles de, por ejemplo, costes de fletes, de lo que se encargaba su equipo técnico, del que, apuntó, no tenía por qué desconfiar.

El expresidente salió del país, al día siguiente de dar su versión por el caso Petrochina. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

El expresidente se alejó de quienes lo fueron a despedir en el Aeropuerto de Guayaquil, minutos antes de abordar el avión con destino a Bélgica. Correa salió del país, al día siguiente de dar su versión por el caso Petrochina. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO


El pasado 25 de enero, en este caso testificaron el empresario Enrique Cadena, desde México, y Fernando Villavicencio.

Varios políticos, además, habían pedido medidas cautelares para evitar la salida del país de Correa. Entre ellos, Andrés Paéz, César Montufar y Fernando Villavicencio. El pedido se efectuó antes de que Correa rinda su declaración libre y voluntaria en el caso Petrochina.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (113)
No (47)