6 de octubre de 2015 00:00

Rafael Correa reforzó el discurso minero en Zamora

Rafael Correa asistió a la inauguración de una unidad educativa del milenio en El Pangui. Foto: Presidencia de la República.

Rafael Correa asistió a la inauguración de una unidad educativa del milenio en El Pangui. Foto: Presidencia de la República.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 85
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 21
Jackeline Beltrán

La minería genera división en Zamora Chinchipe y en la visita que realizó el 5 de octubre del 2015 a esta provincia el presidente de la República, Rafael Correa, priorizó en sus discursos los beneficios que ofrecería esta actividad.

La llegada de Correa se dio cinco días después que la Comunidad Amazónica de Acción Social Cordillera del Cóndor Mirador (Cascomi) denunciara el desalojo de 13 familias de los sectores de San Marcos y Vía Cóndor (parroquia Tundayme), que está dentro del área de concesión minera del proyecto Mirador. Eso generó reacciones de grupos sociales y ambientalistas y de la Federación Internacional de Derechos Humanos.

Ayer, 15 miembros de Cascomi participaron en un plantón en los exteriores de la Unidad Educativa del Milenio Arutam, que Correa inauguró en el cantón zamorano de El Pangui. Esa obra se financió con regalías mineras anticipadas que entregó la firma china Ecsa, concesionaria de Mirador.

Ellos rechazaron la minería y el desalojo. De acuerdo con información de la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom), esa decisión se adoptó porque las familias que son parte de la Cascomi estaban invadiendo los terrenos “a consecuencia de ofrecimientos realizados por esta organización, de entregarles la propiedad... Estas familias deberán retornar a sus anteriores viviendas”.

Según la Arcom, también, se reubicó a otras tres familias del barrio San Marcos, que no pudieron llegar a un acuerdo con Ecsa para vender sus tierras. Correa aseguró ayer que fue una acción pacífica y se ejecutó conforme a la Ley de Minería. “Ya basta de invasiones”, dijo.

El conflicto por este territorio es una de las causas para el rechazo a la minería en Zamora Chinchipe. “Lo que a nosotros nos interesa es nuestras tierras. Si el Presidente nos da un lugar en mejores condiciones, más indemnizaciones, entenderíamos que el Gobierno quiere hacer bien las cosas”, sostuvo el representante de la Cascomi, Luis Sánchez.

El tema ambiental es otro argumento de quienes se oponen a la minería, entre ellos el prefecto de Zamora Chinchipe, Salvador Quishpe. Para él, la concesión del proyecto Mirador es inconstitucional. “El informe de un examen de la Contraloría a las concesiones del proyecto dice que una parte está dentro del área protegida de la cordillera del Cóndor. Y, según el Mandato Minero, las concesiones que están en áreas protegidas o fuentes de agua quedan sin efecto”.

En sus intervenciones, Correa cuestionó esta postura sobre la minería que tienen los opositores, entre ellos Quishpe. El Mandatario dijo que hay una serie de mitos como que “el agua vale más que el oro, en principio es así (…) pero ese oro nos puede servir para controlar inundaciones, para carreteras, escuelas, salud y, en efecto, se necesita del agua y del cobre para superar la pobreza”.

Él destacó que a través de la empresa Ecuador Estratégico se han invertido USD 70 millones en Zamora Chinchipe. Ese dinero provino de regalías mineras anticipadas.

Su discurso tuvo un argumento similar durante la entrega de una concesión para pequeña minería en Nambija. Según él, esta acción mejorará las condiciones de vida de las personas que se dedican a esta actividad. Esta concesión tiene como objetivo tecnificar la explotación de oro en la zona para reducir los riesgos y daños ambientales derivados del extractivismo.
“Nambija es un sector al que el desarrollo todavía no ha llegado, pese a tener más de dos décadas de actividad minera”, señaló Carlos Chamba, presidente de la Junta Parroquial de Los Encuentros, del cantón Yantzaza. Él aseguró que esas experiencias son las que generan desconfianza en los nuevos proyectos mineros.

Sin embargo, él respalda la minería responsable. Chamba señaló que no creía en esa actividad hasta que conoció dos proyectos en Brasil. Y en su parroquia las regalías mineras anticipadas también han dejado beneficios. Según él, reciben recursos por el proyecto Fruta del Norte, ubicado en la cordillera del Cóndor.

Cada año, Lundin Gold, empresa que opera el proyecto, y la Junta Parroquial firman convenios por cerca de
USD 1 millón, que según Chamba aportan al desarrollo.

En contexto

La minería genera divisiones en la provincia de Zamora Chinchipe, hay quienes están a favor porque las regalías anticipadas han financiado obras de infraestructura. En cambio, los opositores al Gobierno insisten en las afectaciones al ambiente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (2)