21 de octubre de 2017 00:00

La radiación de rayos ultravioleta en Quito supera el estándar

En el sector de la Colón, la gente se protegía ayer del sol. Foto: Armando Prado/EL COMERCIO

En el sector de la Colón, la gente se protegía el viernes 20 de octubre del sol. Foto: Armando Prado/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 3
Indiferente 8
Sorprendido 10
Contento 4
Ana María Carvajal

Para radicarse en Quito es necesario aprender a convivir, entre otras cosas, con la altitud, lo cual requie de de varios cuidados. Uno de ellos es el nivel de radiación de rayos ultravioleta, el cual se ha ubicado en niveles extremadamente altos durante los últimos días.

El índice de radiación ultravioleta maneja una escala del 2 al 11 y de acuerdo con el nivel al que llegue, puede ser: baja, moderada, alta, muy alta o extremadamente alta. Según Valeria Díaz, responsable del monitoreo de calidad del aire en la Secretaría de Ambiente del Municipio, este índice se maneja a escala internacional. Lo usan entidades como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Pero explica que en ciudades de mayor altitud como Quito (2 850 metros sobre el nivel del mar) o La Paz (3 639), se vio la necesidad de que la escala sea más alta, porque gran parte del tiempo el nivel de radiación está en puntos más altos.

Además, en la capital la capacidad de adaptación es distinta para quien vive en ella frente a quien llega de visita desde otro lugar. Con los años, la piel se adapta a las condiciones propias de la ciudad y soporta mejor la radiación. Pero eso no significa que no sufrirá daños.

En las últimas semanas, en la ciudad hubo una alarma por la presencia de altos niveles de radiación. Sin embargo, estos no son nuevos.

El ingeniero Pablo Llerena, especialista de alertas hidrometeorológicas del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), explica que lo que sucede en la actualidad es que la gente tiene mayor acceso a información y las instituciones que estudian todo tipo de fenómenos meteorológicos difunden más datos.

Ahora, la ciudadanía espera que se emitan alertas, pero Llerena considera que eso es incorrecto, porque los altos índices de radiación solar tienen incidencia no solo en Quito sino en el mundo, y es necesario protegerse siempre.

Él recuerda que hubo un ‘boom’ en la semana del 21 de septiembre, por lo que la gente extremó cuidados. En esos días, no ingresaba suficiente humedad en el país y por eso bajó la nubosidad, lo que derivó en una afectación más directa de la radiación a la ciudadanía. Agrega que cuando las condiciones climáticas cambiaron, la gente se olvidó del tema, porque asumió que al ­haber mayor nubosidad y lluvia o granizo por las tardes, el riesgo había terminado.

Pero esos cambios no eliminan la radiación y por ello siempre es necesario usar protector solar, gafas, gorras, sombreros u otros accesorios, como precaución.

Durante esta semana, se difundieron nuevas alertas sobre los altos índices de radiación ultravioleta. El pico más alto llegó a 17 el miércoles y el jueves , entre las 11:20 y las 12:50.

En esos horarios es más común ver a vendedores de jugos y helados en vías como la calle Guayaquil, y en intersecciones semaforizadas en el norte, centro y sur de la ciudad.

Carlos Mina ofrece jugo de coco y de tamarindo en la calle Sena, en el sur. Cuenta que en los últimos meses vendía alrededor de 30 botellas de jugo por día. Pero esta semana hubo jornadas en las que, por el calor, le compraron hasta 50.

En cambio Santiago Tapia, quien ofrece bolos, notó que las ventas se elevan siempre que hay mayor congestión vehicular y hace más calor, especialmente al mediodía. Esos son los horarios en que se registra mayor incidencia de radiación ultravioleta.

Los datos que se encuentran en las páginas web de la Secretaría del Ambiente y del Inamhi suelen diferir. En ambos casos
se actualizan en tiempo casi real (con minutos de diferencia, mientras se procesa la información que se recolecta).

Estas diferencias se deben a dos motivos. El primero es la ubicación. El Inamhi tiene un monitor en la estación de Izobamba, en el sur de Quito. En la web se publica un reporte del día y un promedio por horas de última semana. Pero los picos pueden durar apenas minutos.

El monitor principal de la Secretaría del Ambiente está en las oficinas de la Río Coca e Isla Genovesa, en el norte. Cuenta con tres semáforos, que tienen sensibilidad menor, en los parques Bicentenario (norte), Itchimbía (centro) y Las Cuadras (sur). El de la Río Coca reporta el valor promedio de los últimos 10 minutos.

En contexto
En septiembre y octubre
se han reportado niveles altos de radiación UV. Exponerse al sol ayuda a producir vitamina D, pero en exceso puede afectar a la piel. Se recomienda usar protector solar a diario y reforzar los cuidados en los días más despejados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (44)
No (9)