4 de June de 2010 00:00

Los vendedores dejarán la avenida Michelena

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

Los 200 vendedores informales que se ubican en la Michelena, en el sur, llegaron a un acuerdo con el Municipio. En la firma del convenio para la reubicación y dotación de infraestructura también participaron los moradores de El Pintado, donde se ubica la calle.

Jorge Gutiérrez, dirigente de los comerciantes, aseguró que se logró el acuerdo luego de reuniones permanentes, que se realizan desde hace seis meses. “Por ahora, se está redactando un primer reglamento para la reubicación. Luego se buscará la aprobación con el respaldo de los socios”.

Todos los días, en las aceras de la Michelena se colocan cubículos metálicos cubiertos con plásticos. En los puestos de 1,50 m se venden peluches, ropa, collares, radios, teléfonos, zapatos, accesorios para celular , comida, etc.

Los comerciantes que trabajan en esta avenida lo hacen sin ubicar los puestos en orden. No hay ninguna numeración ni control de la Policía Metropolitana. La feria se realiza todos los días, desde las 15:00 hasta las 22:00.

Los jueves, viernes y sábados son los días de mayor afluencia de personas. El domingo se reduce el número de compradores.

Los vendedores están agrupados en dos organizaciones: la Asociación de Comerciantes Propietarios de Establecimientos de la Michelena y la Asociación de Comerciantes de El Pintado.

Patricia Zamora, vendedora de ropa infantil, está emocionada por el anuncio de los cambios en este lugar. La ambateña reconoce que vende en medio de la desorganización. “A pesar del desorden, por aquí circula un buen número de personas”.

La familia de Zamora depende de este negocio. Hay días en los cuales gana hasta USD 50.

Con ese dinero cubre los gastos de alimentación, estudio y salud de sus tres hijos. “No queremos que nos lleven a otros mercados. El proyecto mejorará la imagen del barrio y nuestras condiciones de trabajo”, asegura.

Los socios y dirigentes de las dos organizaciones aún no tienen clara la estructura del nuevo proyecto para las ventas. Según Gutiérrez, esperan la maqueta para entender la distribución de puestos.

En las reuniones de los comerciantes con representantes de la Dirección de Comercialización se resolvió que el Municipio apoye con préstamos para pagar los locales en el nuevo pasaje comercial. Este se construirá en los alrededores de la Michelena.

La Administración Zonal Eloy Alfaro fue la encargada de negociar con los comerciantes. Rocío Estrella, directora de comercialización, explicó que en esa vía se construirá un bulevar. Ese será otro gancho para atraer a la gente.

El siguiente paso es que el Municipio realice la convocatoria para la ejecución de la obra. Mientras eso se concreta, los comerciantes mantienen reuniones con funcionarios municipales para redactar un reglamento. El propósito es regular la distribución de los puestos de ventas.

“El documento establecerá los horarios de atención, las medidas de limpieza y de seguridad, y las prohibiciones”, dice Gutiérrez.

Gonzalo Cabral, un jubilado que vive en la av. Mariscal Sucre, llega todos los días a comprar comida preparada para su merienda. Cada 15 días, los jueves, visita los puestos para adquirir discos de música o prendas de vestir.

Él no cree que el proyecto avance, porque desde hace 12 años no hay acuerdos entre comerciantes y Municipio. “La gente que vive en la calle Michelena se ha enfrentado con los vendedores. Es un espacio ganado con peleas”.

Paulina Bermúdez, estudiante universitaria, de 31 años, vive en la intersección de la Michelena y Alonso de Angulo, desde hace cinco años. En su opinión, el desorden en la feria genera inseguridad entre los vecinos.

“Hace algunos meses, mi mamá tenía un negocio de venta de celulares. Lo cerró por los robos. Por más de una vez vi cómo vendían drogas en las esquinas”.

Según el Observatorio de Seguridad Ciudadana, en la zona se registraron 40 homicidios y 837 delitos, durante 2009.

José Montenegro, dirigente barrial de El Pintado, agrega que a más de la inseguridad hay ventas ambulantes sin control sanitario, congestión vehicular y ruido. Los viernes hay bulla en las calles hasta la madrugada.

El desorden también se refleja en el tránsito. Los choferes de los buses se paran en media vía para dejar y subir pasajeros, no hay lugares exclusivos para las paradas.

En el sector de la Michelena hay un puesto de la Policía Comunitaria, con nueve policías. Ellos organizan patrullajes permanentes a lo largo de la calle.

El Concejo analizará la ordenanza

Luego de la protesta del pasado miércoles, los comerciantes de los mercados que se oponen a la creación de la Empresa Metropolitana de Logística y Comercialización (Emelcom) se reunieron con el concejal Jorge Albán.

El edil, en representación del Alcalde, recibió un documento en el cual se exponen los motivos para rechazar a Emelcom. Una de las preocupaciones es la fijación del precio de los arriendos.

“Analizaremos en la próxima reunión de Concejo la ordenanza 304, que autoriza la creación de la empresa. Revisaremos sus propuestas”, dijo Albán.

Mario Pazmiño, vocero de los vendedores, insistió en que los comerciantes de 22 mercados quieren conversar con el alcalde Augusto Barrera. “Esperamos hasta la próxima semana ser escuchados. Caso contrario, se radicalizarán las medidas de protesta”.

Por su parte, Carlos Cobos, director de Emelcom, se reunió con otro grupo de vendedores para difundir los proyectos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)