25 de July de 2010 00:00

El trolebús 93 circulará hasta el jueves con un ambiente ecológico

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

Los pasajeros que se suban a la unidad 93 del sistema trolebús se encontrarán con una sorpresa. Los tubos, el pasillo, los asientos y las agarraderas están decorados con flores artificiales, cintas, papeles de diversos colores y papeles con figuras de hojas.

Roberto Vélez fue uno de los pasajeros que se movilizó, el viernes último, en el trole desde la parada El Ejido hasta la Colón, a las 11:53. Cuando entró por la segunda puerta intentó bajarse porque no sabía de dónde sostenerse. Vélez tampoco se dio cuenta del césped sintético que estaba en el piso del articulado.

“No entendía por qué se decoró así. Con la información de las hojas volantes recién comprendí de qué se trata. Ojalá los usuarios del sistema no lo destruyan”, dijo.

El trole número 93, uno de los 113 articulados que tiene la empresa, fue utilizado como parte del proyecto ‘Devueltos a la selva’. La iniciativa de ambientar el trole con un ecosistema artificial se realizó con el apoyo de los colectivos Intro-Misión y del proyecto de gestión cultural, arte en el trole.

José Jiménez, representante del colectivo, contó que los materiales fueron reciclados y otros comprados con apoyo de los auspiciantes. La decoración tomó un día. El viernes, la unidad empezó a circular, a las 10:50, desde la Estación Norte La Y.

Desde allí salió sin pasajeros. A lo largo del trayecto se permitió que los usuarios suban a la unidad. La mayoría no comprendían el mensaje y tenían miedo de destruir la decoración.

La explicación de los integrantes del colectivo Intro-Misión, a través del micrófono, facilitó entender la iniciativa.

“Queremos motivar una reflexión de la agresividad del ser humano contra su ecosistema y la diversidad de recursos que posee la selva. Cuidemos el medioambiente”, era uno de los mensajes que se escuchó en el bus.

Roberto Calero, usuario frecuente, estaba emocionado porque al subirse con su pequeño hijo de 3 años no había empujones ni amontonamiento de gente. “El decorado sorprende, pero lo bueno fuera que todos los días las unidades no lleven tantos pasajeros. Creo que debería hacerse esto más seguido”.

El concejal Patricio Ubidia, integrante del Directorio de la Empresa Trolebús, argumentó que el propósito es lograr un acercamiento con los pasajeros. A diario el sistema moviliza a 250 000 personas en la capital.

Según la Empresa, el trole 93 trabajará en las horas no pico para evitar que se destruya la decoración. El articulado decorado cubrirá la ruta El Recreo-La Y, entre las 10:00 y 12:00 y las 14:00 y 16:00 hasta el próximo jueves.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)