Tres casas patrimoniales serán sitios turísticos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 0
Redacción Quito

Nuevos hoteles, restaurantes y diversas ofertas para el turismo son apuestas para el Centro Histórico. Tres viviendas patrimoniales de propiedad del Municipio son parte del programa, el cual está enfocado a atraer inversionistas al sector y a generar fuentes de empleo.

En la esquina de las calles Guayaquil y Rocafuerte, uno de los predios luce un color taxo en su fachada. En este funcionan oficinas públicas. Es la Casa Pérez Pallares, uno de los predios inventariados que forman parte de la iniciativa.

En la Venezuela y Mejía, con andamios en varios frentes y obreros trabajando, se distingue a la Casa Mejía, la segunda edificación del plan.

La tercera, la Casa Cadisán, en las calles Mejía y García Moreno, una de las primeras casas de dos pisos del Centro, como se indica en una placa en el lugar. Allí, aún atiende a los usuarios de Mutualista Pichincha y a los ciudadanos que realizan trámites en la Coordinación Territorial del Municipio. En la edificación, un patio con una pileta son una especie de sala de espera para los usuarios.

Para los tres casos, Patricio Gaybor, director técnico de Quito Turismo, informa que se han recibido alrededor de seis propuestas de empresa de países como Colombia, Portugal, España y Estados Unidos.

La iniciativa arrancó en el 2012. En el 2013, se hizo la evaluación de las características de los inmuebles y la socialización del proyecto para recibir ofertas. Sin embargo, el concurso oficial, indica Gaybor, se lanzará a finales de febrero.

Entre el 13 y 14 de este mes, un equipo de Quito Turismo se reunió en Cuenca con 12 grupos de inversionistas hoteleros y autoridades turísticas. Por otro lado, el 16 de este mismo mes se presentó el proyecto a diferentes representantes de las Oficinas Comerciales del Ecuador en el mundo, durante el evento Networking.

El modelo que se prevé establecer es de una alianza estratégica que permite la asociación público-privada. Además, los inversionistas deberán pagar regalías, basadas en los ingresos y el tipo de negocio. Gaybor explica que tienen que pagar derechos de uso del bien. Precautelando que mantenga su línea de negocio con el tiempo.

El tiempo del convenio con las empresas dependerá, también, de la clase de establecimiento y de una evaluación hecha por el Cabildo. En el caso de la Casa Pérez Pallares está calculada una alianza para unos 21 años. La Mejía, en cambio, alrededor de 10.

Una vez concretado el concurso y cuando se definan los negocios que ocuparán los tres predios patrimoniales, las instituciones que funcionan en estas serán reubicadas.

Una de las propuestas es que, en el caso de las casas Mejía y Pérez Pallares, sean hoteles. En el Centro hay 76 establecimientos de alojamiento registrados: 20 hoteles, 43 hostales, 12 pensiones y un apartamento turístico. Entre estos se encuentra el Hotel Casa Gangotena, en el sector de San Francisco.

A decir del Director Técnico de Quito Turismo, la intención es que los negocios que se establezcan en estos tres inmuebles patrimoniales se mantengan en el tiempo y que, a la par, sean generadores de empleo.

Tres casas patrimoniales más, también de propiedad del Municipio, se podrían sumar a la iniciativa. Este plan, que forma parte del Programa de Revitalización del Centro Histórico, se une a la idea de instalar embajadas en el sector. Según el Municipio, hay cinco viviendas para este objetivo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)