23 de October de 2012 09:51

Testimonio de un andinista sobre la ascensión al Illiniza sur

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Testimonio de Mario Paz y Miño (andinista antiguo)

Los Illinizas están constituidos por dos picos, el norte y el sur. El norte tiene una altitud de 5 126 m. y el sur tiene 5 248 m. de altura. El Illiniza sur constituye uno de los cerros más complicados para la ascensión. Había que clavar grampones y piquetas media hora de caminata hacia arriba del refugio Nuevos Horizontes que tiene más de 50 años.

La ruta más conocida y apta para la excursión es la Caupi, al sur de Machachi. Esa ruta está señalada y hay camineras para quienes quieren ascender. Se atraviesan varias haciendas hasta llegar al Pilongo. Por este camino se asciende al refugio que se encuentra en la mitad de los dos cerros a una altura de 4 300 metros aproximadamente. Antes era menos complicada la excursión porque había más nieve.

A simple vista se evidencia que la montaña está más descubierta y el problema es que la piedra del cerro es muy vieja y por los años que pasó cubierta de nieve es húmeda lo que le hace resbalosa y muy peligrosa para la ascensión. La nieve ayudaba a sostener los grampones y las piquetas. Además, en el Illiniza sur hay dos paredes muy empinadas de más o menos unos 70 grados de inclinación y tienen grietas.

En otro sector conocido entre los excursionistas como el Longo, había que clavar también clavijas porque era más complicado. El tiempo de ascensión era de 5 horas desde el refugio. Las excursiones duraban hasta dos días, hablando del cerro sur. Nosotros íbamos en grupos grandes y además con guías, es uno de las montañas más peligrosas por eso hay que llegar con personas que conozcan bien las rutas.

El Illiniza norte es muy bonito para este tipo de excursiones. Hay un gran arenal que forma un triángulo. Este es muy perpendicular, es una de sus dificultades, quizá de unos 80 grados de inclinación. En este punto la dificultad se presenta a la hora de descender, se lo hace a rápel, es decir que uno tiene que sostenerse con una cuerda en la cintura y descender de espaldas soltando poco a poco la cuerda.

En una ocasión dimos la vuelta por el Illiniza sur, allí encontramos quebradas y precipicios. Un grupo rodamos algunos metros hacia abajo.
Los Illinizas son montañas muy peligrosas, siempre hay que ascender con guías y el equipo necesario. Cuando fui presidente del Club de Andinismo Enrique García, en tres años (1970 – 1973) 11 personas fallecieron al intentar coronar a la montaña sur.
Yo coroné 4 veces a la montaña sur y 8 a la norte.
Fui andinista por casi 40 años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)