23 de April de 2012 00:01

Las sombras de la Alcaldía de Barrera

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

Hace tres años (19 de abril del 2009), los quiteños eligieron al actual Alcalde. Augusto Barrera llegó al sillón municipal con el 56% de apoyo ciudadano, respaldado por el movimiento gobiernista, Alianza País. Su administración empezó oficialmente el 1 de agosto del 2009. Sus mayores propuestas fueron mejorar la movilidad e impulsar un nuevo modelo de gestión, que dejaba de lado la intervención de entes privados para la administración de los recursos públicos. Por ello, una de sus decisiones fue eliminar las corporaciones y crear empresas públicas para la administración del espacio público, para la gestión ambiental y para la protección del patrimonio.

De sus anuncios de campaña, hasta ahora, se han concretado los relacionados con el impulso a la operación de los corredores de buses, que el ex alcalde Paco Moncayo dejó inconclusos. También presionó a las empresas constructoras para la renegociación del contrato para la construcción del aeropuerto en Tababela.

Está previsto que la nueva terminal aérea empiece a operar desde octubre de este año, pero las vías de acceso directo como la Collas- Guayllabamba, estarán listas el último trimestre del próximo año.

Barrera también ha dado continuidad a proyectos que se diseñaron durante la administración de Paco Moncayo, en la cual él se desempeñó como concejal. Entre los destacables están la recuperación del espacio público, para lo cual el actual Burgomaestre optó por la construcción de bulevares, siendo el más exitoso el de la Naciones Unidas, por las propuestas culturales que allí se han aplicado.

El tema seguridad ha sido uno de los polémicos. Barrera, incluso, fue víctima de un asalto y promovió la elaboración de una propuesta de la ciudad para presentarla a la Asamblea Nacional, con el propósito de que sea incluida en el nuevo Código Integral Penal. Entre enero y marzo, según datos oficiales, el asalto a personas subió en un 28%. En lo que respecta a robos a domicilio, se ha registrado una reducción del 23%.

LA CONTINUIDAD
Con  modificaciones

Aeropuerto. El contrato fue firmado con Canadian Commercial Corporation, concesionaria de la construcción del nuevo aeropuerto de Tababela, por un valor de USD 413  700  000. Después de un año y medio,  Barrera  logró la renegociación:
el Municipio recibirá una parte de las tasas.   

Corredores. En el Plan Maestro de Movilidad de Paco Moncayo constaban  los corredores Sur Oriental y Sur Occidental.  El primero ya está funcionando, luego de que Barrera autorizara  la compra  de 80 buses articulados. Se prevé  que el otro  corredor empiece a funcionar el 28 de abril.

Mercados.  El ex Alcalde logró  la reubicación de  5  100 comerciantes minoristas a los Centros Comerciales del Ahorro.  El actual Burgomaestre regularizó a 400 comerciantes minoristas y rehabilitó  el mercado Andalucía. La reubicación del mercado de San Roque está  pendiente.

Espacio  público.  Durante los ocho años de la administración de Moncayo se  habilitaron 22 km de  parques. Además, se sembraron    1 millón de árboles. La actual administración realizó 387 obras en parques, plazas y bulevares, por  un costo de USD 32,8 millones.

Plan vial.  Moncayo  implementó el  Sistema  Metrobús  Q: al Trole se sumaron la Ecovía y el Corredor Central Norte. Se construyeron 11 km de ciclovías. Barrera  realiza la rehabilitación integral de la av.  Simón Bolívar. Además, 73 obras de mejoramiento de accesos a barrios.

Emprendimiento.  El ex Alcalde  creó la Corporación ConQuito para promover  el  emprendimiento, capacitación, incubadoras de empresas, etc. Barrera continúa con el programa de innovación y oportunidades para jóvenes emprendedores.  Se potenció  la Factoría del Conocimiento.

LOS CAMBIOS
Nuevas propuestas
 
Fonsal.  En la administración del ex General se  invirtieron  cerca de USD 240 millones en la preservación del patrimonio tangible e intangible de Quito.  El actual Alcalde  eliminó el Fonsal   y creó el Instituto Metropolitano del Patrimonio, que ya no tiene un presupuesto autónomo.

Terminales terrestres. Paco Moncayo inauguró las terminales terrestres de Carcelén y de Quitumbe, para cerrar  la del Cumandá, e inició  el proceso de negociación para reubicar las  14 miniterminales.  El   Alcalde en funciones no ha podido cerrar la negociación con las cooperativas.

Cárceles.   En el 2006 se firmó el contrato para la construcción de dos centros de detención, en Quitumbe y en  Carcelén, como parte del proyecto de reubicación del penal García Moreno.  Las Cámaras de la Producción de Pichincha iban a canalizar las donaciones.  El proyecto se suspendió.

Corporaciones.   La actual administración   eliminó las corporaciones   en el primer año  y fueron reemplazadas por empresas públicas. Por ejemplo, una parte de las responsabilidades de  la Corporación  
Vida para Quito fue asumida por la Empresa Pública de Movilidad y Obras Públicas.

Vías al aeropuerto.    Moncayo consiguió el financiamiento de la CAF (USD 120 millones)   para   la autovía Gualo-Nuevo
Aeropuerto.   Augusto Barrera archivó el proyecto y promueve la construcción de
la Ruta Viva y de la Collas-Guayllabamba, para llegar a la terminal aérea.

Tren Ligero de Quito.   En la administración de Moncayo   se realizaron los  estudios preliminares. El proyecto era unir  a  los
 extremos sur y norte de la ciudad, desde Caupicho hasta Carcelén. La construcción costaría USD  750 millones. El proyecto también fue archivado.  

Más obras
Ejecutadas y por ejecutarse

Metro.  El proyecto tiene un costo de USD 1  400 millones, de  los cuales el 50% será financiado por el Gobierno Central. El metro  arrancará con la Línea 1, que  partiría desde Quitumbe, en el sur, y  llegará hasta El Labrador, en el norte. El recorrido será de 22 kilómetros.  Tendrá 15 estaciones subterráneas.   El tiempo de viaje será de 34 minutos.   Está previsto que la construcción de la Línea  1 se inicie a fines de este año y culmine en el 2016. El Concejo Metropolitano aprobó la creación de la Empresa Metropolitana del Metro. Hasta el momento se han realizado 11 estudios,  entre ellos los de geología, sismología e hidrología.  Con los resultados se determinó la factibilidad de la construcción  del  sistema.

Regularización  de  barrios.   Se legalizaron  200 barrios de los sectores de Calderón, La Delicia, Eugenio Espejo, Manuela Sáenz, Quitumbe, valle de Los Chillos y Tumbaco. Con el programa se beneficiaron  7 800 familias. La Municipalidad realizó dos diagnósticos para establecer el número de barrios irregulares en  la ciudad.  El primero se levantó   sobre la base de entrevistas a
 dirigentes, el cual determinó la existencia de  470 barrios irregulares en la ciudad,  de ellos,  169  ya son legales.   El segundo estudio detallado, que concluyó en mayo del año pasado,  determinó la existencia de 450 barrios por regularizar. Está previsto  legalizar  100 barrios por año, hasta concluir en el 2015.

Basura.  El 30 de junio del 2010 terminó el contrato que la  Empresa Metropolitana de Aseo (Emaseo)  suscribió con el Consorcio Quito Limpio, para  la recolección de basura en el Centro y en el sur de la ciudad. A partir
de esa fecha, Emaseo asumió la competencia en toda la urbe. Además, se impulsó  el  programa de contenerización en el norte, con la instalación de 611 contenedores en San José de  El  Condado. Unas   24  100 familias se benefician del programa. Adicionalmente, se impulsó la recolección selectiva en el Centro Histórico. En el primer mes, se  reciclaron   20  toneladas de desechos, que fueron vendidas en USD 3  286,  los cuales  se repartieron    entre  31 gestores ambientales.

Pico y placa.   Fue implementado  el 3 de mayo del  2010, para aliviar el tránsito en las avenidas de la ciudad. Eso,  frente a la creciente congestión vehicular que tenían que soportar los habitantes de la urbe, especialmente en las horas pico. Al inicio la medida fue efectiva y se notó la reducción de carros en las vías, pero con el paso de los días la congestión volvió. Una de las razones: el incremento anual del parque automotor de la ciudad, que ahora bordea los 450  000 carros.   La Policía Metropolitana colabora con  la Policía Nacional en el control. Según la Ordenanza Municipal, la medida debe ser revisada y, de ser el caso, modificada cada seis meses. Hubo la propuesta de que la restricción sea de 12 horas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)