Siete vías interconectan y acercan a Quito con Los Chillos y Tumbaco

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 1
Viviana Macías. Redactora

En el Distrito circulan 430 000 carros al día. De este número un promedio de 150 000 se desplaza desde los valles de Tumbaco y Los Chillos hacia Quito y viceversa.

Para hacerlo, las rutas utilizadas son: Interoceánica, De los Conquistadores, Simón Bolívar, la primera fase de la Ruta Viva, autopista Gral. Rumiñahui y antigua vía a Conocoto. Además, la apertura de la vía Ontaneda, que conectará a Conocoto con la Nueva Vía Oriental (a la altura de La Argelia). En la conexión entre Tumbaco y Los Chillos están la Intervalles y la E35.

Cinco de siete vías fueron construidas hace 30 y 40 años. Por esto, superan completamente la carga vehicular proyectada para esos años. Por ejemplo, la autopista General Rumiñahui fue diseñada para 30 000 vehículos al día. En la actualidad esta cifra tiene un aproximado de 60 000 usuarios. En fines de semana se suman hasta 7 000 carros.

En esta zona se construyen 10 obras para mejorar la conexión del sector con Quito. Sin embargo, esta labor parece no ser suficiente. Conductores como Germán Avilés, quien vive en Santa Mónica, Conocoto, usa todos los días la vía antigua para llegar hasta el Centro Histórico donde trabaja.

Hacerlo le toma hasta una hora dependiendo de la congestión. Debe bajar por Luluncoto y luego hasta El Trébol para llegar a su destino. "No hay un camino directo", finalizó.

Eduardo Jácome, conductor, viaja desde San Rafael al sector de Bellavista. Su trayecto dura entre 45 minutos y una hora. Llegar hasta la av. Simón Bolívar le toma 20 (ya no atraviesa El Triángulo sino la vía Armenia Dos). Pero, al tratar de ingresar a Quito por el túnel de Guayasamín la congestión detiene el ritmo al que conducía. Hasta 30 minutos le ha llevado pasar este viaducto.

La conexión Los Chillos- Tumbaco y viceversa cambiará. Jonathan Freire viaja todas las mañanas hasta Cumbayá. En estos días, refirió, la congestión ha vuelto más lenta la circulación debido a que en el kilómetro 6,5 se construye un tramo de la Ruta Viva. Por ahí circulan al día 6 000 carros pero esta calle tiene solo dos carriles. Con la apertura del nuevo aeropuerto en Tababela el número se incrementó hasta 7 600. El Consejo Provincial realiza estudios para la ampliación a cuatro carriles.

Desde Cumbayá a Quito, la movilidad mejoró con la apertura de la primera fase de la Ruta Viva. Melisa Bravo estudia en la Universidad de las Américas y cuando tiene clases en el campus De las Granados toma la av. Interoceánica. En este trayecto hace hasta 30 minutos por la nueva vía. Pero, cuando debe ir hasta la av. Colón le lleva hasta una hora. Esto debido a que debe ingresar por la vía a Guápulo. Por allí al día circulan 4 841 autos, según el cálculo hecho por la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas .

Ximera Mera, quien reside en Miravalle, aún no ve el beneficio de la Ruta Viva ya que no está en su ruta. Se prevé que con la apertura de la segunda fase de esta vía el tránsito por la Interoceánica se reduzca a 23 000. La avenida De los Conquistadores ayuda en la conexión con La Floresta y permite reducir la carga en la parte alta de la Interoceánica.

Otra conexión entre los valles se logra con la E35, la cual también conduce al nuevo aeropuerto de Quito. Los usuarios de esta carretera no tienen quejas. La ampliación hasta la Y de Píntag está lista. Posee, según el sector, cuatro, cinco y hasta seis carriles. El enlace de esta carretera entre Los Chillos y Tumbaco es en la Y de Pifo.

César Arias, experto en movilidad, mencionó que pese a la creación de nuevas vías la congestión se mantiene, porque no existe un plan integral de las conexiones viales en el Distrito. De forma especial en el enlace con los valles.

La construcción de túneles para acceder de forma directa a la ciudad sería una opción.

Vías que están por terminarse

La segunda fase de la Ruta Viva todavía se trabaja. Cuando esté habilitada se prevé que por allí circulen 22 000 vehículos. El tránsito actual de la Interoceánica, de 45 892, se dividiría con esta nueva vía.

La vía Ontaneda, la cual conectará a Conocoto con la av. Simón Bolívar, tendrá una extensión de 5 kilómetros. Se espera que por allí circulen 10 000 vehículos al día. La mayoría se trasladarán hasta el sur de la ciudad.

La conexión puente tres con la Autopista Gral. Rumiñahui será desfogue para las parroquias de Guangopolo, Alangasí y La Merced. Los conductores ya no usarán El Triángulo para llegar a la vía rápida.

Con la construcción de la vía Armenia Dos se logró disminuir cerca de 12 000 carros al día por El Triángulo. Se espera que con la construcción de la vía Armenia Uno, El Triángulo soporte un 40% menos de carros.

CLIC AQUÍ para ver la infografía

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)