30 de December de 2011 00:04

‘Los ritos de fin de año se los debería realizar en cada cumpleaños’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Entrevista del día a Santiago Bakach, investigador en temas astrológicos.

Desde el punto de vista astrológico, ¿el 31de diciembre es propicio para pedir deseos y establecer propósitos para el nuevo año?

No. El 1 de enero fue establecido como el principio del año por influencias políticas. El papa Gregorio XIII definió esa fecha en 1582, cuando se reemplazó al calendario juliano por el gregoriano. Antes, el inicio del año era alrededor del 25 de marzo, durante el equinoccio de primavera.

¿Cuál sería la fecha adecuada para hacerlo?

En el cumpleaños. Ese día, el sol retorna al mismo punto en el que se encontraba cuando nacimos. Ahí realmente inicia el ciclo anual. Para cada ser humano, cada cumpleaños implica un nuevo nacimiento.

Durante el cumpleaños, sería entonces más factible realizar las conocidas cábalas.

Los ritos son actos disciplinarios para recordarnos algo o estimularnos para hacer algo determinado, pero no es que con ellos lograremos algo. El talismán por sí solo no me va a traer buena suerte. Para eso, tenemos que cambiar nuestras actitudes y trabajar más en nuestro interior.

Entonces, ¿las tradicionales cábalas de fin de año, como quemar el año viejo, ponerse ropa interior amarilla, comer 12 uvas, no tienen ningún efecto ?

En primer lugar, ni siquiera deberían ser llamadas cábalas. La cábala es una ciencia antigua para comprender la Biblia. Antiguamente, para ser sacerdote, se la estudiaba. De la cábala como ciencia, nace el tarot.

De ser así, ¿cómo podríamos llamarlas?

Deseos. Lo que queremos que suceda, que no tienen ninguna relación con el concepto de cábala. Realizar estos ritos el 1 de enero, a medianoche, no tiene sentido. Son costumbres que no van a influir mayormente y que máximo pueden afectar a la persona psíquicamente para conseguir lo que quiere. Son expectativas personales que, por lo general, no se cumplen. Es más, el deseo es traicionero, porque se va en contra de uno casi siempre.

¿Desear algo positivo resulta contraproducente?

En ciertos casos. Por ejemplo, imaginemos que usted desea la curación de una persona enferma. Le lanza toda su energía, pero eso, a la larga, puede provocar que usted se enferme. Esa enfermedad puede guardar una enseñanza espiritual para esa persona y si usted le quita esa posibilidad, en lugar de hacerle un bien, le está haciendo un mal. Y eso puede revertirse contra usted.

Entonces, ¿de qué depende nuestro futuro?

De la carta natal, es decir, de la posición en la que estaban los planetas, las estrellas y el sol a la hora que nacimos. Eso define nuestro signo ascendente, que refleja nuestra personalidad y nuestro destino y de cómo nos desenvolveremos frente al mundo.

¿El destino es irreversible?

Desde el punto de vista astrológico, los astros no predicen lo que va a pasar el día de mañana. Dan indicadores. En otras palabras, definen lo que nos puede pasar, pero no lo que de seguro nos va a ocurrir. Analizar nuestra carta natal puede ser preventivo. Refleja tendencias. En función de nuestras actitudes frente a la vida, surgirán experiencias positivas o negativas.

¿Sería recomendable que la persona solicite su carta natal o se haga una lectura de cartas para descubrir las tendencias para el próximo año?

Siempre que la persona que haga la carta natal o lea el tarot sepa realmente de astrología y dé buenos consejos. Lamentablemente, hay muchos charlatanes.

¿Qué tan creíbles son los horóscopos con las predicciones para el próximo año?

Es una astrología primaria. No podemos dividir al mundo en 12 signos zodiacales y decir que todos los Virgo son de cierta manera y los Leo, de otra. Cada persona es diferente. El horóscopo no refleja, verdaderamente, casi nada de las personas. En su mayoría, son hechos por charlatanes. No tienen un criterio real. Muchas veces son copia de horóscopos de otros años. La carta natal individualizada sí brinda perspectivas.

¿Qué tendencias se vislumbran para este 2012?

El cambio del 2011 al 2012 representa un cambio de vibración. En el tarot hay 22 arcanos, que hablan del proceso de vida, desde el nacimiento hasta la muerte. Los procesos son de aprendizaje. Cada arcano tiene una analogía con el nuevo año. El 2012 se muestra complejo. Se lo puede interpretar como 2 y 12, igual a 14, arcano asociado con la templanza.

Frente a esas posibilidades, ¿cuáles son las recomendaciones a tener en cuenta?

La recomendación sería ser más precavidos y evitar derroches y excesos. Desde otro plano, es el 20 más el 12, números relacionados con los arcanos del juicio y el sacrificio, respectivamente. Esto significa que todo sacrificio tendrá su juicio. Es decir, este año veremos si los sacrificios que hicimos el año pasado, valieron la pena. Pero es necesario entender que todo es continuo.

¿POR  QUÉ ESTÁ  AQUÍ?

Su experiencia.  Es Ingeniero en Recursos Naturales Renovables.  Estudió astrología y realiza calendarios agrícolas y médicos, desde 1990.      

Su punto de vista.   Las tradicionales cábalas de Año Nuevo no influyen en nuestro destino. Este más bien  se refleja en nuestra carta natal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)