Quito

Un recorrido por la historia de los quitus

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Preocupado 0
Contento 1
18 de August de 2012 00:01

Los museos arqueológicos de La Florida y Rumipamba acercan a los visitantes a la cultura Quitu. Allí se exhiben vestigios en tumbas y centros ceremoniales. En cambio, en Tulipe, tendrá la oportunidad de recorrer templos de adoración del pueblo yumbo. Opciones para un fin de semana con la familia.

Museo de La Florida. Una oportunidad para acercarse a la cultura Quitu.
Un paseo entre tumbas y vestigios

Un cementerio de vestigios en medio de la urbanidad, eso es el museo de sitio arqueológico La Florida. Un estrecho puente de madera cubierto por una visera transparente, conduce hacia los restos de la cultura Quitu. En el trayecto se encuentran 10 tumbas prehispánicas.

Cada una tiene una profundidad de entre 15 y 17 metros, por 2 metros de diámetro. Los vestigios datan de entre 220 y 640 años después de Cristo. Eso, según los estudios de carbono 14 financiados por el Instituto Metropolitano de Patrimonio Cultural de Quito.

En el interior de cada tumba se exhiben varias ofrendas funerarias. Entre ellas, vasijas de cerámica (ceremoniales y de uso diario), tejidos (hechos con tres clases de algodón y modernos diseños), concha spondylus, metales y otros accesorios (elaborados en oro con cobre). Con estos objetos eran enterrados los quitus.

Además, en las tumbas se hallaron restos humanos. Aquí eran enterrados pobladores de diferentes jerarquías. En la tumba más profunda (17 m) se encontraron ocho cadáveres que posiblemente pertenecían a la élite Quitu. Estaban cubiertos con ponchos de concha spondylus y joyas, símbolos de poder.

[[OBJECT]]


Por el paso de los años y la humedad de la tierra, los huesos se desintegraron al desenterrarlos. Ahora se preservan los cráneos y piezas dentales, que pueden ser apreciados por los visitantes.

Los cuerpos estaban en posición fetal, lo que en la cosmovisión andina significa volver a la Pachamama. Los líderes quitus eran enterrados sobre una mesa.

Durante el recorrido, los visitantes puede observar la arquitectura de las tumbas y los vestigios que allí se preservan. También, la fisonomía de los quitus, que fue reconstruida a partir de los cráneos encontrados.

En el museo de La Florida hay más secretos y vestigios que se atesoran desde hace años. De una vasija se extrajeron partículas de la chicha que tomaban los antepasados. Una investigación realizada por la Universidad Católica permitió rescatar el sabor y los ingredientes con los cuales se preparaba la bebida.

El recorrido continúa por la casa hacienda. En dos cuartos de madera se muestra una variedad de vasijas. También hay ponchos confeccionados con concha spondylus y madre perla. Se los exhibe en maniquíes, que tienen características de la contextura y las facciones de los quitus. Es un paseo para conocer la historia.

Horarios y ubicación
Ubicación: calle Antonio Costa, entre Román y Fernando Corral, barrio San Vicente de La Florida.
Horarios: está abierto de miércoles a domingo, de 08: 00 a 16:00. También los feriados.
Costos: Entrada gratis.
Servicios: El recorrido se lo realiza con guías. Ellos informa sobre la historia y detalles arqueológicos de cada uno de los atractivos.
Cómo llegar: Tomar el bus de la cooperativa Catar, ruta San Vicente. En auto propio, por la av. Mariscal Sucre.

Museo de Sitio tulipe. Recorrido histórico por los templos ceremoniales de los yumbos
Centros de adoración son el principal atractivo

El Museo se encuentra en la comunidad Tulipe, parroquia Nanegalito, en el noroccidente de la ciudad. Allí hay piscinas (templos del pueblo yumbo). Está a la margen del río.

La ubicación conlleva simbólicamente el significado que tuvo en tiempos ancestrales la presencia del río, el cual no separaba territorios -como lo hace actualmente- por el contrario, era el eje de unidad y convergencia entre los yumbos del norte de Tulipe (Nanegal, Nanegalito) y los yumbos del sur (Gualea, Pacto, Niguas, Cocaniguas y Ztachilas).

En el museo podrá encontrar cuatro pabellones, en ellos recibirá información medioambiental y sobre la ubicación geográfica de Tulipe, materiales del hombre contemporáneo, interpretación arqueológica de la nación yumbo, entre otros temas.

Luego de conocer en teoría sobre la historia, el visitante descenderá al sitio arqueológico de las piscinas, para reconocer el templo de Tulipe. Atravesará el río Tulipe por un puente de guadúa y llegará primero a una cruz horizontal formada por las dos piscinas rectangulares y las dos semicirculares. Luego contemplará la quinta piscina poligonal, de 20 lados, que simula a un felino recostado; allí, el agua llega desde una sexta estructura cuadrada.

Una vez apreciado este conjunto central, proseguirá por un hermoso sendero paralelo al cauce del río Tulipe, de 1 kilómetro, hasta encontrar la extraordinaria piscina circular, en medio de una espesa vegetación.

Datos
Ubicación: situado en la parroquia Nanegalito (comunidad Tulipe).
Costo: adultos USD 3 y niños y personas con discapacidades: USD 1.
Horarios: miércoles a domingo, de 09:00 a 16:00.

Museo Rumipamba. Observará un sitio ceremonial, una tumba y un bohío.
Admire antigua aldea de la cultura Quitu

Una suave brisa, el olor a flores y plantas nativas de la ciudad le dan la bienvenida a un recorrido por la historia de Quito. Rodeado por una variada flora y fauna, se encuentra el parque arqueológico y ecológico Rumipamba.

Al caminar por los senderos de césped podrá observar especies nativas como la chilca, mora silvestre, pumamaqui, entre otras.

Además, se encontrará con animales silvestres como sapos, conejos, zarigüeyas, quilicos, huiragchuros, tórtolas, quindes, mirlos, etc. Un camino de cascarilla de palma africana le conduce al sitio ceremonial de la cultura Quitu. Ahí, se puede observar cuatro paredes, hechas de piedra y lodo (técnica trabe). El piso fue construido de chocoto (mezcla de barro y excrementos).

La edificación se encuentra direccionada al norte, frente al Ruco Pichincha (Dios de los Quitus). Por lo que se cree era un centro de adoración para este volcán. Además, en el sitio se encontró un cráneo humano y cerámicas de ofrenda. Estos vestigios corresponderían a los períodos Formativo Tardío (1 500 a.C.) y de Integración (1 500 d.C.).

Al continuar con el recorrido, podrá observar el altar referencial, una hilera de piedras en forma de media luna, también con frente al Pichincha. En el piso de chocoto hay huecos, que se creen eran utilizados para la fabricación de las vasijas ceremoniales.

[[OBJECT]]



A lo lejos se puede ver una especie de túnel hecho por la vegetación. Es un culunco (antiguo paso de los Quitus). Este camino a desnivel es largo (200 m) y estrecho (2 m). Está cubierto por una frondosa vegetación, que hace las veces de paraguas natural.

Para pasar por el sendero debemos ir en fila de yumbo (uno tras de otro), pues al caminar uno roza con la naturaleza que lo rodea. En algunos trayectos, el lugar se vuelve más oscuro y fresco, una verdadera aventura.

Se cree que este camino era utilizado por los comerciantes quitus para transportar sus productos agrícolas hacia la Costa. Con el propósito de intercambiarlos.

Este culunco nos conduce a una tumba. Dos agujeros poco profundos (60 cm), con huesos, datan del entierro de un quitu. Los restos estaban incompletos, faltaba la pelvis y el tórax.

Para finalizar, admirará una vivienda (bohío) con paredes construidas con la técnica baharaque (carrizo, paja y lodo) y techo de paja. También huecos que fueron pilares, fogón y refrigeradora.

Los datos que debe conocer
Ubicación: avenida Occidental y Mariana de Jesús.
Horarios: está abierto de miércoles a domingo, de 08:30 a 16:30.
Costo: la entrada es gratuita.
Servicios: guías del parque lo acompañarán durante el recorrido que dura una hora con 30 minutos. Además, se realizan actividades recreativas entre la flora y la fauna.
Cómo llegar: tomar el Corredor Sur Occidental, que recorra la ruta Mariana de Jesús.


Tags