10 de March de 2012 00:05

Reclamos por el corte de árboles

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las obras para el soterramiento de cables, en el sector de La Carolina, cambiaron el panorama de las calles Finlandia y Suecia. Los árboles que había en el sector fueron cortados para abrir canales en las veredas, por donde irán los alambres de luz eléctrica y de telecomunicaciones.

En las calles aún hay evidencias de los árboles. Los pequeños troncos están todavía en los maceteros de cemento. Hay astillas cerca de las veredas.

En una cuadra de la Finlandia solo tres álamos y un cepillo rojo, de más de 40 años siguen plantados. Los moradores del sector colgaron carteles en las ramas con frases de rechazo a la medida. ‘Sí a la modernización, no a la destrucción de árboles’, ‘El Quito que queremos, es el que ama a sus pulmones’.

Yagna de Guarderas (72), quien compró hace un año un departamento en esta calle, por la presencia de árboles en plena zona urbana, considera que la obra de soterramiento de cables debería planificarse de mejor manera. “No se puede sacrificar la vida de un ser viviente, por modernizar una parte de la ciudad”.

Patricia Hidrobo (63), moradora del sector desde hace 30 años, siente también indignación por el corte de árboles. “Los trabajos deben hacerse con mucha sensibilidad ambiental”.

Según Hidrobo, los alrededor de 25 árboles que había en la Finlandia fueron sembrados por los vecinos de la zona. Mirlos y colibríes hacían sus nidos en las ramas. “Los arbustos daban sombra a las personas que caminan por el sector y contribuían a oxigenar el aire contaminado de la ciudad”.

Xavier Arroyo, gerente de Espacio Público de la Empresa Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), explicó que el pedido de los moradores de La Carolina será analizado y se lo aplicará donde sea posible.

Para el funcionario, las veredas, donde se ejecutan las obras, tienen 1,5 m de ancho. En ese espacio, aparte de enterrar los cables, se debe construir una especie de maceteros de 90 cm por 90 cm. “Si el espacio es suficientemente grande, no cortaremos los árboles que no hayan cumplido su ciclo de vida y estén sanos”.

En los lugares donde no sea posible mantener los arbustos, se plantarán especies de mediana edad como cepillos, acacias, arupos, cipreses limón, entre otras. Con esto se pretende estandarizar el arbolado urbano.

En total, la entidad retirará 223 árboles del sector donde se realiza el soterramiento de cables. Esto comprende desde la av. De los Shyris a la Naciones Unidas y desde la 6 de Diciembre hasta la Eloy Alfaro. En su lugar se plantarán en agosto, una vez que concluya los trabajos, 1 303 árboles en este y otros sectores de la ciudad. Las especies removidas como álamos, y palmeras serán plantadas en los parques de la ciudad.

El proyecto

Con el soterramiento  de cables se puede reducir de 10 a 1 la posibilidad de cortocircuitos eléctricos.

Al soterrar los cables  no habrá contaminación visual. Los peatones tendrán más espacio para caminar.

Las palmeras y álamos  tienen raíces  de casi 1,50 m. Esto causa daños en la vereda.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)