El paso por la vía Ontaneda S. Bolívar es restringido

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

La vía Ontaneda-Simón Bolívar todavía no está abierta al tránsito vehicular totalmente. Aún se coloca asfalto en un tramo. Al momento, se trabaja en el último kilómetro de la ruta que está próxima a los túneles de La Argelia, en el sur. Allí se instala la segunda capa de asfalto.

Sin embargo, algunos moradores de los barrios que atraviesa esta vía (Chachas, 6 de Diciembre, Bosques de Chamizal y Ontaneda) ya utilizan el nuevo trayecto para salir de Los Chillos a la avenida Simón Bolívar. Ellos consideran que la ventaja es considerable.

El argumento disminuye su viaje hacia el norte y sobre todo al sur de Quito. Según Carlos Méndez, morador del barrio 6 de Diciembre, su tiempo de viaje se ha reducido a cinco minutos de viaje. Antes, siguiendo el camino hacia la Loma de Puengasí, le llevaba 15. Mientras que por la autopista lo conseguía hasta en 25 minutos.

Por esta razón, está expectante de que se abra pronto la vía. Pero deberá conducir a menos de 50 km/h. En el contrato de construcción de la Ontaneda-Simón Bolívar se establece que esa será la velocidad máxima. La razón principal es que se cruza por barrios consolidados y varias pendientes.

Carlos Comesanto, taxista del sector, señaló que antes había una calle empedrada y en mal estado que conducía a las personas desde Conocoto a la av. Simón Bolívar. La carrera costaba hasta USD 6. Ahora se redujo a 4. "Los carros ya no se dañan por el mal camino, además se reduce el tiempo de viaje", acotó el transportista.

En Bosques de Chamizal, uno de los barrios que atraviesa la vía, sus residentes están satisfechos. Carlos Torres, morador, viaja todas las mañanas hasta su trabajo ubicado en la Gaspar de Villarroel y Eloy Alfaro. Se hacía 45 minutos. Pues tomaba la vía antigua a Conocoto hasta la av. Simón Bolívar. El lunes que probó por la ruta Ontaneda lo hizo en 20.

Maura Salazar, vecina, manifestó que el único requerimiento del barrio es la instalación de un semáforo en la intersección de la vía antigua a Conocoto y el inicio de la nueva ruta.

La moradora señaló que se registran accidentes de tránsito con frecuencia debido a que no hay un controlador de tráfico que prevenga al conductor sobre el cruce. Esto a pesar de que la vía antigua a Conocoto también es una ruta de velocidad moderada de 50 km/h para livianos y 40 para pesados.

Por esta razón, también se solicita que con la apertura de la vía se envíen agentes civiles de tránsito o policía para que controlen la situación.

Hasta el momento, la circulación por esta calle es restringida. Algunos conductores logran pasar cuando los trabajos de asfalto se detienen, pero cuando los trabajos de retoman ya no pueden hacerlo, lo que genera inconvenientes y, sobre todo, pérdida de tiempo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)