9 de June de 2012 00:04

Los oficinistas en Quito dejaron el carro por la bici, para ir a sus trabajos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La bicicleta fue el medio de transporte elegido por unas 1 000 personas para trasladarse hasta sus lugares de trabajo, ayer en la mañana. Los participantes fueron funcionarios públicos y privados.

Al trabajo en bici fue el lema que concentró a los ciclistas en el bulevar de las Naciones Unidas, en el parque La Carolina. Desde las 08:00 llegaron los participantes, desde diferentes lugares del Distrito Metropolitano.

Marco Mena y Carlos Rojas, técnicos de la Empresa Metropolitana de Aseo (Emaseo), comentaron que este tipo de actividades deben realizarse en toda la ciudad con una mayor participación. “Todos debemos ir al trabajo en bici y debe ser más frecuente”.

Asimismo, su compañera Sofía Pérez hizo un llamado a eliminar los perjuicios sobre los ciclistas en la ciudad. “No solo los hippies andan en bici, como es la idea de la gente. Somos deportistas y personas que preferimos mantenernos sanos y estar bien”.

El cuidado del ambiente y la reducción de embotellamientos en las vías fueron los propósitos del Municipio. Uno de los objetivos fue que 2 000 vehículos aproximadamente salieran de circulación durante este día.

Ramiro Morejón, secretario de Ambiente del Municipio, informó que esta actividad se realizará cada tres meses para incentivar a la ciudadanía a participar y generar una cultura del cuidado del ambiente y por una mejor salud.

Los ciclistas deportivos y urbanos aprovecharon la ocasión para recorrer la ciudad más allá de la ruta establecida en esta jornada. El recorrido se inició en la Naciones Unidas y llegó hasta la Plaza Grande. La caravana estuvo encabezada por el alcalde Augusto Barrera, quien hizo un tiempo de 30 minutos hasta el Municipio.

[[OBJECT]]

El Burgomaestre comentó que es necesario implementar una cultura de movilidad donde prime el respeto al ambiente y haya una mejor convivencia entre todos los actores viales.

“Estas actividades cumplen varios propósitos, el cuidado del ambiente, con la reducción de vehículos en las vías. Además, es saludable y educamos a los conductores a respetar a los ciclistas”.

Samuel Robalino, gerente general de la Empresa Pública Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos (Emgirs), llegó al bulevar desde el sector de Monteserrín, acompañado de su hijo de 10 años. Después del recorrido hasta el Centro Histórico, Robalino regresó en bicicleta hasta su oficina ubicada en el sector de La Carolina.

En esta ocasión, la actividad contó con la participación de otras instituciones públicas como los ministerios de Relaciones Exteriores, de Ambiente, Coordinador de Patrimonio y la Senplades.

Desde la avenida Rodrigo de Chávez, en el sur de la ciudad, llegó un grupo de 20 personas del Ministerio de Relaciones Exteriores. Los funcionarios comentaron que un día a la semana se trasladan en bicicleta hasta sus oficinas. Es una actividad regular en esta Cartera de Estado.

Para Pedro Alvear es una actividad común que debe ser replicada por otras instituciones. “El deseo es disminuir los carros en las vías. Además, es muy saludable. Cuando voy en bici al trabajo tengo más energía en el día”.

Con ropa deportiva y semiformal hicieron el recorrido hasta las oficinas. Por las calles de la ciudad, la caravana de ciclista llamó la atención de los transeúntes. Hubo quienes aplaudieron su paso. Los ciclistas se despidieron en la Plaza Grande a la espera de otra convocatoria.

Segunda fase de  campaña

La campaña de sensibilización y educación sobre la movilidad de los ciclistas en la ciudad terminó su primera fase. Consistió en generar un impacto y un llamado de atención a los conductores para respetar el espacio de los ciclistas en la ciudad.

Las imágenes de las personas muertas en las vías exhibidas en el parque La Carolina cumplieron su objetivo en la parte inicial de la campaña, aseguró Juan Carlos Gómez, secretario de Comunicación del Municipio de Quito.

“No fue mensaje mal direccionado que se lo va a reemplazar. La intención fue clara y directa: captar la atención de la ciudadanía llegando a impactar y hacer reaccionar a los conductores”.

La segunda fase de la campaña  se iniciará este fin de semana. La educación y respeto serán los ejes de los mensajes. Se quiere implementar una política de movilidad en la cual los peatones y ciclistas tengan preferencia en las vías.

“En esta etapa se incentivará a la participación ciudadana para crear un ambiente de convivencia entre conductores, ciclistas y peatones”.

La ejecución de los proyectos de mejoramiento y ampliación de las ciclovías será difundida en la tercera fase de la campaña. Además, en el mes de julio se iniciará el plan Bici Q, que consiste en un servicio de préstamo de bicicletas.   


La seguridad
Tránsito.  En la av. 10 de Agosto, los ciclistas compartieron un carril con los vehículos. Los grupos circulaban con precaución.       
Señalización.   La falta de señalización para ciclistas complicó su movilidad. Se guiaron por las señales de policías y las del tránsito vehicular.  
Tiempos.   Desde el bulevar de las Naciones Unidas hasta la Plaza Grande, la caravana hizo un tiempo de entre 30 y  45 minutos, menor al tiempo de viaje en bus.
Seguridad.   La mayoría de los ciclistas se equipó  con los accesorios de seguridad como casos y guantes. Sin embargo, desconocen las señas para la circulación en la urbe.  
Convivencia vial.   Durante el recorrido se evidenció la falta de respeto de los conductores hacia el espacio de los ciclistas en la vía,  pese a que había un número considerable de ciclistas.    
Organización.   La coordinación de Ciclópolis para determinar las rutas descongestionó las vías de circulación y minimizó los tiempos de recorridos.  
Logística.    Colectivos de ciclistas dieron en préstamo bicicletas para personas que a su paso quisieron participar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)