La lluvia, excusa para no usar taxímetro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Viviana Macías. Redactora

El uso del taxímetro en Quito es "un cuento del pasado". Así lo dijo Mariana Tapia, quien, ayer 7 de enero, tomó un taxi desde Quitumbe hasta el Mercado Mayorista, en el sur de la ciudad. Ella contó que el conductor del taxi no prendió el aparato y que se excusó diciendo que estaba dañado. Al finalizar la carrera, que no duró más de 10 minutos, le cobró USD 2. Ella dijo que usualmente le cuesta entre USD 1,25 y 1,50.

No protestó. Mencionó que no lo hizo por dos razones: quería bajar rápido para que no le coja la lluvia y, la segunda, que no sabía ante quién hacerlo. Su historia no es la única en estos días. Gabriel Méndez contó que llamó a un taxi ejecutivo para trasladarse de sur a norte y tampoco usaron el taxímetro. Cuando cuestionó al conductor, este le respondió que los ejecutivos están en conversaciones con el Municipio para que la tarifa mínima sea de USD 1,50. Esto debido a que no pueden recoger personas en las calles sino de puerta a puerta.

Según el conductor, mientras dure este diálogo, ellos tienen autorización de manejar sin este instrumento.

Fernando Valdez, presidente de los Taxistas Ejecutivos, desmintió la versión de su compañero. El dirigente señaló que sí existen esas conversaciones desde el 2013 con el Cabildo, pero que no hay permiso para trabajar sin el taxímetro. Es más, expresó, que es una obligación estipulada en la Ley de Tránsito. Más ahora, que la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) homologó los equipos a escala nacional, los que deben ser usados las 24 horas del día.

Según Valdez, la petición de su gremio también se basa en el alto costo de los aparatos tecnológicos para el funcionamiento de los taxis ejecutivos, como el uso de los GPS.

Ricardo Meneses trabaja en el sector del Hospital del Sur. Debido a la fuerte lluvia del martes tomó un taxi hasta su casa ubicada en Barrionuevo. El taxista sí prendió el taxímetro. Al llegar a su domicilio, el aparato marcó USD 1,55. Pero, el conductor borró la cantidad y le cobró USD 2. Ante el reclamo del pasajero, el taxista respondió que cuando hay precipitaciones se cobra más. Esto porque la congestión aumenta y se complica la conducción.

Jorge Calderón, presidente de la Federación de Taxis, mencionó que los taxistas que no encienden el taxímetro pueden ser sancionados. Que si bien las tarifas de las carreras no se han revisado desde el 2003, ellos no pueden incrementarla de acuerdo a su conveniencia. "Nos guste o no, tenemos que respetar la Ley", refirió. Aunque expresó que la ausencia de controles de los agentes civiles de tránsito y de la ANT permiten estos abusos.

Para Walter Enríquez, supervisor de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) esta aseveración no es cierta. En los dos meses, desde que el Municipio asumió las competencias del tránsito en el Distrito, se han sancionado a 69 taxistas por no usar el taxímetro. La multa es de USD 51.

El funcionario señaló que se realizan operativos constantes a los taxistas. Pero el control sería más efectivo si se tuviese el apoyo de los usuarios. Enríquez mencionó que para un taxista es fácil mostrar el taxímetro o encenderlo cuando se hace la revisión. Pero al final quien comprueba su uso adecuado es el pasajero.

Por esta razón, se aconseja a los usuarios que denuncien esta falta. Al momento, lo puede hacer ante el agente civil que esté cerca, al correo denunciasamt@quito.gob.ec o al 911. En los próximos días se habilitará la línea gratuita 1800 AMT AMT. Es importante que tome nota de la placa del vehículo, el nombre de la cooperativa y el número de permiso municipal para hacer la denuncia.

Lluvias seguirán
Lincoln Cevallos, técnico del Instituto Nacional de Hidrología y Meteorología (Inamhi), dijo que las precipitaciones en la ciudad se mantendrán en los próximos días. El pronóstico de las siguientes 24 horas es que por las mañanas haya poca presencia de sol y que el cielo cambie de parcialmente nublado a nublado.

Este fenómeno se debe a que en este mes, las lluvias han coincidido con las masas atmosféricas que llegan desde la cuenca amazónica de Brasil. Las precipitaciones se registrarán en la tarde y la presencia de tormentas eléctricas dependerán de la humedad producida en la mañana.

El invierno se desarrolla dentro de los rangos normales y se calcula que durará hasta el mes de mayo. Habrá días de receso y saldrá el sol, pero siempre con la probabilidad de que llueva. Cevallos aconseja no dejar el paraguas en casa y a los conductores bajar la velocidad. La temperatura mínima es de 10 grados y la máxima de 22.

En contexto. Con el taxímetro lo que se busca es que el servicio de taxis tenga una normalización que evite excesos por parte de los conductores prestadores del servicio. Sin embargo, los valores se mantienen desde el 2003, lo que sirve de argumento para no usar este aparato.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)