28 de May de 2010 00:00

Las largas filas persisten para la revisión técnica de los carros

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

A las 09:00 de ayer, la fila de conductores que esperaban ingresar al centro de revisión de El Inca ocupaba unos 300 metros. Según el calendario de revisión y matriculación vehicular, el próximo lunes 31 vence el plazo para el trámite de los vehículos cuyas placas terminan en 4. Paúl Casanova está preocupado. Por eso, ayer llegó al centro de revisión de El Inca. Con paciencia, el conductor avanzó desde la av. Eloy Alfaro hasta el ingreso, en la calle De los Guayabos. Luego de una hora de espera ingresó con su carro a los patios de revisión, a las 09:30. “Vine hace 15 días y la fila de vehículos para el chequeo también era larga”. Una vez adentro, la revisión técnica del auto de Casanova tardó cerca de 15 minutos. Él opina que cada mes se debe dar prioridad a los carros que están cumpliendo con el calendario. Según datos de Corpaire, hasta el 22 de mayo, 19 356 vehículos aprobaron la revisión. Esto representa el 48% de los 39 671 carros con placas terminadas en 4. En cuatro meses de la aplicación de la revisión y matriculación según el último dígito de la placa, 167 935 vehículos pasaron las pruebas técnicas. Mauro Reyes, usuario, aseguró que la revisión le tomó cerca de 20 minutos. Luego de que su carro pasó la prueba, él se acercó a una de las ventanillas de la Comisión Nacional de Tránsito para tramitar la renovación de su matrícula. Ese trámite le tomó cerca de cinco minutos. “Antes, las largas filas empezaban en los últimos meses del año. Ahora se ven en los últimos días de cada mes”, comentó. La costumbre de las personas de dejar los trámites para el último fue un inconveniente para Martín Enríquez. Ayer, fue la tercera vez que su auto intentaba aprobar la revisión. “Ya hice arreglar los desperfectos que tuvo en la primera revisión y en la segunda aparecieron otros”. El auto nuevo de Iván Cerón pasó en el primer chequeo, sin problema. A la salida del centro, un funcionario de Corpaire pegó el sello del 2010. El próximo año, su vehículo no tiene que pasar la revisión, pues está exonerado. Pero Cerón tendrá que hacer el trámite de matriculación en alguna agencia de la Comisión Nacional de Tránsito. En los centros de revisión solo se atiende la renovación de este documento. Para él, eso es una molestia y una pérdida de tiempo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)