1 de May de 2012 00:03

Los jóvenes conjugan en las aulas el estudio y la iniciativa empresarial

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Desde hace siete años, los colegios de Quito participan en el concurso de emprendedores de la Fundación Junior Achievement, en colaboración con la Universidad Los Hemisferios.  
 
Este año se registraron 18 colegios. Los proyectos son calificados y aprobados por miembros de la Fundación y catedráticos especialistas de la Universidad.

Hernán López, decano de la Facultad de Ciencias Empresariales y Economía, comentó que nunca se ha rechazado una iniciativa presentada por los aspirantes al concurso. Ellos reciben charlas y capacitaciones previas para la creación de la empresa. Se les enseña a manejar un plan de
negocios, desde el inicio.  

“Los guiamos en cada paso, en los ámbitos administrativo y legal. Además, los estudiantes de la Facultad son los asesores permanentes de cada grupo”.

Para que una empresa entre al concurso debe cumplir con varios parámetros. La originalidad e innovación del producto y que se utilice materia prima ecuatoriana. También se considera el tema del cuidado del  ambiente y el rescate del aspecto cultural.
 
Los grupos empresariales mantienen reuniones semanales con los asesores y los promotores del concurso. Se realizan seguimientos y se dictan capacitaciones para impulsar sus negocios.
 
Entre los productos presentados al concurso, en este año, el reciclaje fue una constante. La empresa del Colegio Alberto Einstein impulsó una iniciativa que recicla las láminas electrónicas de computadoras para hacer pastas de cuadernos.
 
El Colegio San Gabriel apostó por la salud. El grupo conformado por 20 estudiantes del bachillerato, confecciona almohadas rellenas con hierbas medicinales para combatir el estrés.

López rescata las ideas de cada empresa. La originalidad y lo positivo de las iniciativas. “Son ideas increíbles. No  entiendo cómo se les ocurre, pero son geniales”.
 
El proyecto ganador, que se elige a mediados de este año,  se presenta en el concurso internacional de Junior Achievement, en el cual participan los países de América Latina. El año pasado, el Ecuador se llevó el primer lugar con la iniciativa del Colegio Einstein,  Cusqui Pokets, que eran carteras pequeñas.


Choco tzantzas

Colegio Séneca  
Empresa con botellas recicladas

La cultura shuar fue su referente

La comunidad shuar fue la inspiración de 12 jóvenes para crear una empresa de emprendimiento. En botellas de plástico recicladas, ellos empacan chocolates rellenos de nutella y los envuelven dándole forma de tzantza, que son las cabezas reducidas, la  práctica que  realizaban los shuar.

Choco Tzantza es el nombre del proyecto de emprendimiento de los estudiantes del Colegio Séneca. Los chocolates han sido promocionados en ferias y exposiciones. El fin de semana presentaron su producto en la feria de emprendimiento, en la Plaza de Las Américas.

Daniel Vásquez, de 16 años, es el gerente general de la empresa. El joven comentó que su estructura está constituida como una empresa real, con departamentos y responsables de cada área. “Cada uno tiene una responsabilidad. Además, se hacen turnos para la producción que se realiza en las casas o en el colegio”.

Es el segundo año que el Séneca participa en el intercolegial de emprendimiento. En esta ocasión, la inversión fue de USD 300. El movimiento y el entusiasmo de los accionistas de la empresa han generado ganancias desde el primer mes.

“En la última producción ganamos USD 1 700. Con eso pagamos sueldos y se incrementan las acciones”.

Para la creación de Choco Tzantza se realizaron estudios de marketing y se cumplieron con los estatutos legales que demanda la formación de una empresa. Según Paola Jaramillo, rectora de la institución, profesores y familiares son los accionistas de la compañía.

En las exposiciones que se llevan a cabo, la presentación de los jóvenes es tan importante como la del producto. Ellos visten pelucas y se pintan el rostro para llamar la atención de los clientes. Tienen pancartas y resaltan su acción ecológica al trabajar con materiales reciclados.
 
Las Choco Tzantzas tienen dos presentaciones. Hay un paquete que lleva cinco chocolates y cuesta USD 1 y el paquete decorativo cuesta  USD 2,50.

Alternativo bags
Isaac Newton
Empresa de bolsos y carteras recicladas

Una apuesta por el cuidado del ambiente

La preocupación por el  ambiente y el interés por la ecología inspiraron a 21 jóvenes para crear una empresa que reutiliza materiales para hacer bolsos y carteras. Ellos son estudiantes de quinto y sexto cursos del Colegio Isaac Newton.

La empresa Alternativo Bags produce tres tipos de modelos de bolsos. Generalmente, utilizan el cáñamo de yute, que sirve  para elaborar costales.

Su iniciativa ha superado las expectativas de los jóvenes y de la coordinadora del proyecto, Rosario Llerena.

“Es un gran trabajo que requiere horas extras fuera de sus estudios. Las proyecciones de ganancias fueron superadas en la primera semana de
ventas”. El apoyo de los padres de familia también ha sido fundamental.

La compañía surgió con USD 500 de inversión. La solidaridad y ayuda es también parte del proyecto de los jóvenes. Ellos destinan USD 1 de cada venta al Hospital Oncológico Solca de Quito.

Para la gerenta general Belén Ortiz, de 16 años, la organización de los grupos es importante para generar más y mejores productos. “Unos cosen mientras otros pegan el logotipo. Nos repartimos el trabajo por grupos. A veces lo realizamos en las casas o en el colegio”.

El producto de Alternativo Bags se vende los fines de semana en el parque La Carolina o en el Metropolitano. Allí ya son conocidos por deportistas que acuden los fines de semana. Para atraer la atención de potenciales compradores, ellos se disfrazan y actúan de mimos, utilizan sombreros y pelucas.

Los productos se caracterizan por su originalidad y sus materiales de elaboración. Un bolso muy llamativo y el más adquirido, es el que lleva una capucha. El material es impermeable, es práctico y liviano.

El proceso de producción lleva cerca de cuatro horas diarias. En una semana se realizan hasta 20 bolsos. Para las ferias y presentaciones, los horarios se extienden. Ortiz asegura que el proyecto es rentable. “Hemos aprendido a ser empresarios responsables”.

Crazy bites

Colegio Isaac Newton  
Empresa de galletas y chocolates

Una iniciativa que revive al pasado

Un proyecto cultural lo desarrollan 18 jóvenes de quinto y sexto cursos del Colegio Isaac Newton. La empresa Crazy Bites elabora galletas de té y amaranto, que son especies andinas que eran símbolos de la inmortalidad y se consagraban a los difuntos.

El propósito de esta empresa es renovar los productos ecuatorianos que se dejaron de utilizar. Ellos promocionan tres opciones: chocolate blanco, negro y las galletas.  Además, las ganancias se destinan al proyecto de ‘Un techo para mi país’.
 
El gerente general de la empresa, Gary Medrano, tiene 17 años. Él resalta lo original del producto. “No tenemos competencia en el mercado porque la galleta es nutritiva y recupera la cultura de nuestros ancestros”.

La iniciativa difiere del aspecto ecológico de la mayoría de proyectos. Para este equipo de jóvenes, es importante rescatar la cultura y dar a conocer a sus clientes la utilidad y los beneficios del amaranto y del té.

El capital inicial para crear la microempresa fue de USD 500. Las ganancias han superado la proyección inicial con una ganancia del 150% sobre el valor porcentual de las acciones.

Las galletas y los chocolates de Crazy Bites se venden todos los fines de semana en la Ciudad Mitad del Mundo.

También, el producto se vende con promotores. Cada miembro de la empresa se hace cargo de una cantidad que debe ser vendida durante el fin de semana.

En cada una de sus presentaciones, varios miembros de la compañía se disfrazan y adornan su local. No esperan a que los clientes lleguen a comprar, ellos generan curiosidad y dirigen a las personas que acuden a las ferias que se organizan.

Allí, el grupo se divide en equipos para atender la creciente demanda. Además, se presentan en otras instituciones educativas en las horas de recreo.

Sofía Mosquera es la gerenta de Recursos Humanos. Ella aseguró que la promoción y publicidad son las bases del crecimiento de la empresa. “Nos  posicionamos en los medios. Además, los convenios con los proyectos de otros colegios es un gran aporte”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)