Falla eléctrica, primera causa de incendios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 0
Mayra Pacheco.  Redactora

Una emergencia ya no es un requisito para que los bomberos vayan a las casas. En la tarde cuando la jornada laboral concluye, estos se ponen su traje de protección y se embarcan en una motobomba. El propósito es visitar a las familias en sus hogares para revisar las instalaciones eléctricas y de gas.

El jueves pasado, en la noche, Cristian Logaña y sus compañeros bomberos acudieron al barrio El Trigal, en el noroccidente. Ahí visitaron la casa de la familia Méndez y Ambas. En las dos edificaciones la constante fue las instalaciones eléctricas improvisadas.

En la cocina de la primera vivienda había cables colgados en la pared. No tenían canaletas. Había cajetines sin tapas. Algo parecido se constató en la casa de Rosario Ambas. Ahí había boquillas sin empotrar en el techo y un largo cable enrollado junto a la refrigeradora.

Las instalaciones eléctricas consideradas improvisadas causan la mayoría de incendios en Quito. Un estudio realizado por la Unidad de Investigación de Incendios del Cuerpo de Bomberos reveló que el 25% (17) de 67 siniestros registrados en el 2013 tuvo ese origen.

En lo que va del año se han registrado 22 incendios y, aunque aún no hay un informe oficial, los Bomberos indican que la tendencia se mantiene.

En un cortocircuito, en una sobrecarga o en una mala instalación eléctrica se produce un arco eléctrico (chispa). Este puede alcanzar una temperatura entre 1 000 y 2 000 °C. Si la chispa toca una superficie apta para que se propague el fuego se producirá un incendio.

Mauricio Recalde, coordinador de la Unidad de Investigación de Incendios, mencionó que en un incendio estructural la temperatura oscila entre 800 y 1 200 °C. Ahí, el fuego puede destruir cualquier elemento combustible u organismo vivo.

Esta situación la comprobó Byron Jácome. El año anterior en su departamento en Solanda, en el sur, las llamas destruyeron la habitación de su hijo. Los juguetes, televisor, computadora, muebles, cortinas, ropa se redujeron a cenizas. Las ventanas, parte de un dormitorio y la sala también se afectaron.

El incendio en este departamento demandó la adecuación total de un dormitorio y de partes del resto de la casa. Se invirtieron más de USD 3 000. Colocaron una nueva instalación eléctrica y pintaron la casa.

La segunda causa de incendios en Quito son las fugas de gas. Hubo 14 casos en el 2013. El problema, según el informe radica en los accesorios que se usan. La manguera tradicional (de color azul) tiende a fisurarse. El regulador pierde su eficacia con el paso del tiempo.

Los denominados 'trabajos en caliente' ocupan el tercer lugar. Estos se producen en la zona comercial e industrial. Aquí constan aquellas tareas en donde se emplea suelda eléctrica. Estos equipos generan una chispa que conserva su temperatura hasta a 10 metros de distancia. La cuarta causa la comparte los incendios provocados y los no determinados. En total hay 11 causas.

El incendio del pasado 6 de abril en San Blas, encaja en la causa que ocupa el quinto lugar. Según el Cuerpo de Bomberos ese día se dejó encendida una cocineta. Esta estaba sobre una mesa de madera que fue consumida por el fuego.

Haga clic aquí para ver la infografía.

[[OBJECT]]

En contexto

La Unidad de Investigación de Incendios del Cuerpo de Bomberos fue creada en febrero del 2013. En el estudio se tomó en cuenta los 67 incendios que se registraron entre marzo y diciembre. En lo que va del 2014 han habido 22 de estos siniestros.

No olvide

  • Realice  las instalaciones eléctricas con un especialista. Las tomas para los focos y los aparatos eléctricos son distintas.
  • Coloque canaletas para proteger los cables eléctricos. El material aislante se puede desgastar y causar cortocircuitos.
  • Cubra  los cajetines con tapas. Los alambres expuestos pueden ser tocados por los menores de edad. Hay riesgos.
  • No use cortapicos. Estos aparatos pueden producir una sobrecarga y generar un incendio. Utilice un tomacorriente.
  • No cubra los aparatos eléctricos con tapetes. Los artefactos requieren ventilación para no sobrecalentarse.
  • Utilice mangueras industriales para la instalación de gas. Estas son más seguras, tienen tres capas. Las otras son frágiles.
  • Reemplace  la manguera del gas cada seis meses. El regulador se lo debe hacer cada dos años. Es para evitar fugas.
  • Mantenga las hornillas de la cocina cerradas. Esté pendiente cuando prepare los alimentos para que no haya incendios.
  • El tanque  de gas debe estar en una zona ventilada. No coloque cerca productos químicos, de limpieza o manteles.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)