22 de May de 2011 00:03

El cuello de botella continúa en la Simón Bolívar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En el extremo sur de la zona de seguridad implementada por el Cabildo en la av. Simón Bolívar, en el sector de La Forestal, cerca de 50 conductores esperaban para ingresar al único carril en sentido sur-norte. Esto ocurría a las 10:40 de ayer.

La reducción de seis carriles a tres, a la altura de la gasolinera de Petrocomercial, generó un cuello de botella en la circulación vehicular. El tránsito era lento pero no se detenía.

De hecho, la velocidad promedio de circulación era de 40 km por hora, según Carlos Bueno, quien manejaba un Chevrolet Vitara rojo. La mayoría de choferes que conducían a través del tramo en riesgo respetaban ese límite.

Este ambateño esperó 10 minutos para tomar la vía, pero no pitó ni expresó desesperación.

“Todos los días tomo esta ruta para ir a mi trabajo en el norte. Desde que aplicaron el contraflujo me siento más tranquilo porque sé que es una medida para proteger la vida de los choferes”.

Además de restringir el paso, también se prohibió el tránsito del transporte pesado. Ayer, a las 10:45, un camión marca Ford intentó pasar, pero la Policía le exigió que tomara una ruta alterna. El conductor, quien prefirió no identificarse, aseguró que es injusto que limiten la libertad de movilización.

La Policía Nacional dirigía el operativo para evitar accidentes en esa vía, así lo explicó el subteniente Fabián Coellar. Agregó que los días de mayor congestión son el lunes y el sábado. Sobre los horarios acotó que no son definidos, sino que la habilitación de los carriles se organiza según los picos de tráfico. Según el uniformado, las horas de mayor congestión están entre las 08:00 y las 10:00 y desde las 16:00 hasta las 20:00.

Ramiro Baena, quien conducía un Chevrolet Aveo, circulaba por la av. Simón Bolívar en sentido sur norte, para ir a su trabajo en el valle de Los Chillos. Aunque se demoró 15 minutos adicionales por la congestión, el quiteño aseguró que prefiere salir temprano de su casa a sufrir un percance en esa vía. Además, reconoció que los policías hacen una buena labor.

En la entrada norte, el escenario era similar. A la altura de La Forestal, la Policía restringía el paso para que los vehículos tomaran un carril. Pasado el mediodía, el contraflujo cambió y se habilitaron dos carriles de norte a sur.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)