3 de November de 2011 00:05

Constructora asumirá los costos de reparación por el derrumbe

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En el fondo de una excavación de aproximadamente 20 metros de profundidad donde se construía el edificio Carolina Milenium quedaron los restos de la guachimanía (bodega), materiales de construcción y los enseres personales de la familia que cuidaba la obra.

[[OBJECT]]La noche del pasado martes, el muro de concreto del lado oriental colapsó. El derrumbe afectó a la rústica vivienda y una parte de la calle Francisco Andrade Marín. Según un comunicado del Cabildo, la caída del muro se debió a que no tenía suficientes anclajes.

Luego de una reunión entre representantes del Municipio, vecinos de los edificios aledaños a la construcción y los responsables de la obra, se conoció que la empresa GLS Constructores asumirá el costo de todas las reparaciones afectaciones personales.

Por el momento, un grupo de 42 familias permanecen evacuadas de los edificios cercanos a la intersección de la calle Francisco Andrade Marín y av. Eloy Alfaro.

Esa noche, David Rosero y su familia se encontraban en el cuarto piso del edificio Decameron, una torre de departamentos junto a la construcción. Cerca de las 23:00, escucharon un estruendo y los vidrios del departamento temblaron. “Enseguida salimos a ver qué pasaba y vimos que el muro se había derrumbado y que una pequeña casa de madera también se había caído en el lugar de la excavación”. Los vecinos llamaron a los servicios de emergencia y se concentraron en la calle.

[[OBJECT]]

Las cuatro personas que habitaban en la rústica vivienda y trabajaban como cuidadores fueron rescatadas por personal de los Bomberos y trasladadas a una clínica del sur de la ciudad.

El derrumbe provocó la rotura de una tubería de agua potable. Las dos terceras partes de la calle Andrade Marín también cedieron y un poste de alumbrado público cayó. Las autoridades recomendaron a los vecinos de los edificios aledaños evacuar las viviendas como medida de prevención. Rosero y su familia pasaron esa noche en casa de unos familiares.

Algunos vecinos del edificio Decameron utilizaban camiones para llevarse sus pertenencias. Otros habían regresado para sacar los vehículos que se habían quedado en el subsuelo.

[[OBJECT]]

Durante las primeras horas del 2 de noviembre se conformó una comisión técnica integrada por las empresas de Agua Potable y Saneamiento, Obras Públicas, Cuerpo de Bomberos, Policía Metropolitana, Dirección Metropolitana de Gestión de Riesgos, Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad y la Administración Zonal Norte. Como acciones inmediatas se decidió realizar un relleno de aproximadamente nueve metros del boquete. También se trabaja en la colocación de polietileno en los muros y en el área del desplazamiento.

Othón Zevallos, gerente de la Empresa Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps), explicó que la tubería afectada, de 4 pulgadas de diámetro, pertenece a una red de distribución intermedia. Eso obligó a suspender el servicio en un perímetro comprendido entre la av. Naciones Unidas, al norte; av. 6 de Diciembre, al oriente; av. Orellana, al sur; y av. 10 de Agosto, al occidente. Para las 16:00 de ayer, estaba prevista la reanudación del servicio en ese sector.

Como precaución se cerró el tránsito vehicular en la calle Andrade Marín y los tres carriles de la av. Eloy Alfaro, en sentido occidente-oriente.

El subteniente de Policía, Jaime Valencia, explicó que los conductores que necesiten circular por la av. Eloy Alfaro, hacia el oriente, pueden tomar dos rutas alternas. La primera, por la av. República, hacia la av. 6 de Diciembre y la segunda, por la av. Amazonas. También se colocaron conos y señales para advertir a los conductores sobre los desvíos.

Carolina Zambrano, otra vecina del edificio Decameron, también tuvo que pasar la noche fuera de su departamento. En la mañana de ayer regresó para recoger ropa y objetos personales.

El edificio donde vive está en medio de dos excavaciones donde se ejecutan obras de construcción. A ella le preocupa que luego del incidente en el edificio Carolina Milenium pueda ocurrir algo parecido en la construcción contigua.

En la mañana, un funcionario de la Dirección Metropolitana de Gestión de Riesgos recorría el edificio Tulipanes II para confirmar el número de familias evacuadas. Jonathan Zapata, quien trabaja como conserje en ese edificio, dijo que solo dos familias aún permanecían allí. Él y otros vecinos aseguraron que desde hace varios días se había incrementado la presencia de maquinaria pesada en el lugar de la construcción. “Ayer (martes) había una grúa muy grande con la cual sacaban a los tractores”.

[[OBJECT]]

A las 08:00 de ayer, el comisario de construcciones de la Administración Zonal Norte, Sebastián Sevilla, colocó los sellos de clausura y suspensión de la obra, en el edificio Carolina Milenium. En el documento se lee que su rotura o alteración será sancionada de acuerdo con el Código Penal y Ley Sanitaria. El administrador de la Zona Norte, arquitecto Fernando Lara, informó que la edificación contaba con los registros y permisos pertinentes. No obstante, aún se realizan evaluaciones sobre el procedimiento.

Pasado el mediodía, personal de la Epmaps inició el drenaje del agua que se acumuló en el fondo de la excavación.

La emergencia

A las 23:19   del martes, la Central de Emergencias del Cuerpo de Bomberos recibió la llamada de alerta correspondiente al colapso en una construcción, que  comprometió la  tubería principal de agua potable en la av. Eloy Alfaro y Francisco Andrade Marín, en el sector de La Carolina.

Esa misma noche,  las autoridades recomendaron a los vecinos evacuar sus viviendas como medida de prevención.

A las 08:00  de ayer, el comisario de construcciones de la Administración Zonal Norte, Sebastián Sevilla, colocó los sellos de  suspensión de la obra.
Pasado el mediodía  se conoció que la empresa GLS Constructores asumirá el costo de los daños materiales y personales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)