23 de February de 2012 00:03

La ceniza atrajo a los fieles en el Centro

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A las 07:00 de ayer, las campanas de la iglesia de San Sebastián, ubicada en el Centro de la ciudad, repicaban. El fuerte eco anunciaba el inicio de la misa del Miércoles de Ceniza. En la calle Antonio Borrero, los niños de la Escuela 10 de Agosto corrían a clases y algunos salían de la iglesia con la marca de una cruz en la frente.

El tráfico era intenso por la calle Loja. En medio del ajetreo de la ciudad, Lorena Marín de 54 años caminaba con lentitud hasta la iglesia. Ella escuchó la misa y al término de la ceremonia se puso a la fila para recibir la ceniza.

Marín vestía una falda azul, un saco café y cubría su cabeza con una chalina negra. Al colocar la marca de la cruz en la frente de Marín, el sacerdote de la parroquia Sebastián Castro le dijo: “Polvo eres y en polvo de convertirás”. Ella unió sus manos en forma de plegaria y agachó su cabeza.

Al subir por la avenida Maldonado, en la intersección con la calle Rocafuerte, está la iglesia de Santo Domingo. Sus amplias puertas de madera se abrieron a las 07:00. Hasta ese templo religioso llegaron unos 50 fieles.

Juana Martínez tiene un puesto de velas y estampillas de santos en la puerta de la iglesia . Ella comentó que en la tarde la afluencia de personas es mayor. “Para la misa de las 17:00, la iglesia se llena. Las personas salen de su trabajo y vienen con su familia a recibir la ceniza. Ahí las ventas aumentan”.

Unas cuadras más hacia el occidente, por las calles Rocafuerte y Cuenca, se ubica otra de las iglesias del Centro Histórico, San Francisco. Pablo Quinteros llegó junto con sus dos nietos desde el barrio San Juan, para recibir la ceniza. Quinteros comentó que lo más importante es orar todos los días para que sus allegados sean felices y prósperos. “Para llegar a Dios, las personas deben perdonar y ser humildes”, dijo.

Por las calles del Centro Histórico, a las 09:00, pocas personas circulaban con el símbolo de la cruz en su frente. Cerca de las 10:00, las bancas de la iglesia de San Agustín no estaban completamente llenas.

La mayoría de los asistentes fueron adultos mayores. Muchos vestían de negro y las mujeres cubrían su cabeza con chalinas.

[[OBJECT]]

Carmiña Bustamante compró una estampita de San Judas Tadeo y entró a la iglesia. Al dar unos pasos, se sorprendió al ver la iglesia sin mucha gente.

Para ella, en el Miércoles de Ceniza, la mayoría de fieles católicos se congrega en las iglesias para pedir perdón y alcanzar la conversión. “Todos los años que he venido he visto que hacen fila hasta la entrada, para recibir la ceniza, qué pena que esta creencia se esté perdiendo fuerza”.

Junto a Bustamante permanecía Aníbal Mier, oriundo de Durán. Él llegó hace tres meses a la ciudad, desde España.

Su esposa prefirió quedarse allá. Mier junto con su hija de 15 años se dirigió hasta el altar para hacer una oración por su esposa y otros familiares que viven en Barcelona. “Mi madre es quiteña. Ella siempre nos traía a misa cuando éramos niños. Después de 11años vuelvo a presenciar una ceremonia aquí”, dijo.

Algunas personas que ingresaban iban a los rincones del templo para dejar ofrendas a los santos y orar. Allí estaba Mauricio Montesdeoca , de 82 años. Para él, las tradiciones en la urbe se han ido perdiendo con el paso del tiempo. “Antes, las iglesias se llenaban y no había espacio para poner un pie”, comentó.

Por las gradas de piedra subía apresuradamente Gladys Borja. El sonido de sus zapatos de taco llamó la atención de los asistentes a misa. “Vengo corriendo a ponerme la cruz, antes de ir a trabajar. Para mí, es una época de sacrificio, de penitencia”, contaba con tono agitado. Se formaba en la fila, le colocaban la cruz y salía con la misma prisa que llegó.

Con la colocación de la ceniza empezó la Cuaresma. Los católicos empiezan a prepararse para la tradicional procesión de Semana Santa, todo un ritual de sacrificio y expresión de fe que recorre las principales calles del Centro Histórico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)