12 de April de 2011 00:00

Un carro bien cuidado es una garantía para usted

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En el momento que usted se sienta frente a un volante y está listo para arrancar el carro, no solo asume la responsabilidad de circular a la velocidad adecuada y permitida o de respetar las señales de tránsito, también asume la responsabilidad de garantizar el buen estado mecánico de su vehículo.

La persona que conduce debe estar pendiente de que el funcionamiento de las luces no tenga fallas, de que el aceite del motor no haya perdido la viscosidad, de que las pastillas del freno no estén desgastadas, de que el sistema de embrague no esté fallando, entre otros detalles que le ayudarán a viajar con seguridad.

Hay que poner atención especial al estado de las llantas. Los neumáticos sin labrado no solo que ponen en riesgo su vida y la del resto de ocupantes, también pueden generar serios inconvenientes a los otros conductores. Piense en que una llanta en lonas puede estallar en una curva, generando inestabilidad en el ve- hículo, que puede terminar en un volcamiento o en un choque.

O si se le baja una llanta en una avenida muy transitada y a la hora pico, su carro se varará y causará incomodidad a los otros por el trancón, más aún en ciudades donde el cierre de un carril desemboca en un tedioso e insoportable embotellamiento.

También es su responsabilidad como conductor llevar en la cajuela del carro los triángulos de seguridad, la llanta de emergencia, la gata y la llave de ruedas. Implementos indispensables para afrontar un imprevisto en la vía.

No está por demás sugerirle que esté atento a los ruidos extraños que puedan aparece en el vehículo mientras circula. Pueden ser el anuncio de que alguna pieza se está desgastando o se aflojó una tuerca. Si lo detecta a tiempo, de seguro el problema no pasará a mayores.

Todas las mañanas, antes de salir de la casa, encienda el carro y levante el capó. Escuche el sonido del motor y revise que haya la cantidad de agua y de refrigerante suficiente, que el nivel del hidráulico de la dirección no esté por debajo de la línea y que el aceite no se esté regando.

Antes de arrancar el carro establezca un protocolo básico de prevención. Evítese contratiempos y gasto de dinero por quedar con el auto dañado en la vía. Su responsabilidad es llegar a su destino sin novedad. Esa debe ser la convicción de todo conductor.

Las precauciones y advertencias

No acelere demasiado

Controle las revoluciones

Cuando la velocidad del motor se acerca a la zona roja del velocímetro reduzca la velocidad para proteger el motor.

Agua y refrigerante

Atención al ventilador

Cuando el ventilador del motor se prende muy seguido es una señal de que puede estar faltando agua o refrigerante.

Al destapar el radiador

Haga enfriar el motor

No quite el tapón del radiador mientras el motor está caliente. El agua hirviendo puede salir a presión y quemarle.

El limpiaparabrisas

No más de 30 segundos

No haga funcionar el limpiaparabrisas por más de 30 segundos seguidos. No lo active si el depósito de agua está vacío.

No pierda la concentración al conducir

Cuando limpie la parte interna del cristal trasero, tenga cuidado de no dañar los conductores eléctricos. No utilice herramientas puntiagudas ni desinfectantes.

No ajuste el asiento del conductor mientras maneja. El asiento podría moverse súbitamente y hacerle perder el control del vehículo. Fíjelo bien.

No quite las llaves mientras conduce. Si las quita, el volante de dirección se bloqueará y, por ende, perderá el control del vehículo y causará accidentes.

No deje la llave de encendido dentro del vehículo cuando se baje. Antes de abrir la puerta preste atención al paso de otros vehículos. No deje solos a los niños.

No debe manipular los controles de la calefacción ni del aire acondicionado mientras conduce, para no distraer la atención de la operación de manejo.

Asegúrese que el freno de mano esté completamente desaplicado antes de conducir. Un descuido podría provocar un mal funcionamiento de los frenos.

La gasolina es sumamente inflamable y explosiva bajo ciertas condiciones. Apague siempre el motor y no acerque llamas ni chispas cuando se abastezca.

No estacione el vehículo sobre materiales inflamables, como hierba seca, papel o trapos ya que pueden arder fácilmente. Tampoco junto a vidrios.

No se meta debajo del vehículo mientras esté levantado solo con la gata. Utilice un soporte de vehículos. No levante la carrocería más de lo necesario.

Los chequeos mecánicos, a tiempo

5 000 kilómetros

Pastillas de frenos y aceite

La recomendación es cambiar los filtros de aceite del motor, revisar las pastillas de freno y la grasa del cubo de la rueda. Además, engrasar las bisagras.

40 000 kilómetros

El embrague y la dirección

Hay que chequear el líquido de frenos, sistema de embrague y de dirección. También hay que ajustar la alineación de las ruedas y la transmisión.

20 000 kilómetros

Bujías y conexiones de vacío

Hay que cambiar las bujías, ajustar el tiempo de encendido, revisar las mangueras y conexiones de vacío y limpieza del sistema de inyección.

70 000 kilómetros

Caja de cambios y ejes

Es el momento de chequear la caja de cambios y el varillaje de la dirección, las partes del eje y de la suspensión. También se deben lubricar los retractores.

4 recomendaciones para tener en cuenta

Ni alcohol ni drogas

Su integridad es primero

Nunca conduzca bajo la influencia del alcohol o de las drogas.

Si sale dispuesto a consumir licor, es preferible que deje el vehículo guardado en su casa.

El control de la velocidad

No exponga su vida

Siempre esté pendiente de los límites de velocidad. Observe continuamente el velocímetro y los letreros de precaución

colocados en las vías.

Proteja a los niños

Use el cinturón de seguridad

Utilice los cinturones de seguridad y los sistemas de sujeción apropiados para niños. Los menores de edad no deben ir en los asientos delanteros.

No exceso de pasajeros

La cajuela es para las maletas

En los automóviles pueden viajar hasta cinco personas, incluido el conductor. La cajuela es para las maletas y no para llevar personas.

Servicio

Talleres difunden de la Ley de Tránsito

La Policía Nacional dictará talleres sobre las últimas reformas de la Ley de Tránsito. Las charlas serán los sábados y domingos en dos jornadas (de 09:00 a 12:00 y de 15:00 a 17:00). Para inscribirse llamar al

250 1312 o al mail corazonesazules@gmail.com. Hay 6 500 registrados.

Mecánica

La profundidad de la llanta es de 1,6 mm

Será sancionado con prisión de 6 meses a un año, suspensión de la licencia de conducir por el mismo plazo, multa de 3 a 5 salarios básicos, quien conduzca un vehículo de transporte público con llantas lisas. La profundidad mínima de la llanta es de 1,6 milímetros.

Movilidad

La velocidad tiene límites en la ciudad

La Ley de Tránsito fija los siguientes límites de velocidad. En carros livianos: 50 km/h dentro de la ciudad, 90 km/h en vías perimetrales y 100 km/h en la carretera. En el transporte público 40 km/h dentro de la ciudad , 70 km/h en vías perimetrales y 90 km/h en la carretera.

Prevención

Conducir ebrio se sanciona con prisión

Si el nivel de alcohol por litro de sangre excede de 0,3 g y es inferior a 0,8 g, pagará multa de una remuneración del salario básico, perderá 5 puntos en la licencia e irá 5 días a prisión. Si el nivel de alcohol es más de 0,8 g pagará la multa, perderá 10 puntos e irá 15 días a prisión.

60 días

de prisión para el chofer de unidades de transporte público que conduzca en estado de embriaguez. Para los particulares, la sanción máxima es de 30 días de cárcel.

PUNTO DE VISTA

Mario Muñoz

Presidente de Biciacción

‘El ciclista no tiene espacio’

En las últimas reformas a la Ley de Tránsito no hay cambios que beneficien a los ciclistas. Hay contravenciones que establecen multas para las personas que circulan en bicicletas, que no son aplicables. Pero antes de realizar controles y sanciones, primero debe existir la infraestructura necesaria para que el ciclista pueda movilizarse con seguridad.

Aunque la Constitución exige que se facilite la circulación de los ciclistas, esta no se cumple. Es necesario planificar y construir una red de ciclorrutas y promocionar su uso. La inclusión de los derechos del ciclista en la última Ley de Tránsito fue un gran avance. El problema es que no se aplicó.

Aún hay irrespeto de los demás actores del tránsito por los ciclistas.Para promover el uso de un transporte alternativo es importante que se inicie un proceso de educación y aplicación de la Ley. Además, la autoridad debería regular y garantizar la distribución equitativa de los recursos para cada actor de la movilidad.

 Santiago Báez

Coordinador de Aemoto

La ley debe cumplirse

La reforma de la Ley de Tránsito se puede calificar como buena, siempre y cuando, vaya acompañada de un control efectivo.

Estamos de acuerdo con que ahora a más de la sanción económica se reste puntos en la licencia de los motociclistas que infrinjan la ley. El propósito es promover un motociclismo sano, seguro y responsable.

La solución no está en endurecer las leyes, sino en hacer cumplir las que ya existen.

A más de reformar la Ley de Tránsito se debe buscar soluciones para los problemas de la movilidad en Quito. El uso de la motocicleta ayuda a eso: ocupa menos espacio público, consume menos combustible y es mucho más ágil. Sin embargo, esta idea no está clara para las autoridades. Estamos de acuerdo con que se sancione a los motociclistas que se parquean en las veredas. Pero nos preguntamos ¿Hay en la ciudad parqueaderos para motos? No hay ninguno. Esto demuestra que las leyes están lejos de la realidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)