14 de April de 2011 00:00

La av. Córdova Galarza se hundió

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Dos hipótesis se manejan sobre las causas del hundimiento de la av. Manuel Córdova Galarza, a la altura del barrioPusuquí Chico Alto. A lo ancho del carril norte-sur, ayer se formó un hueco de 1 metro de profundidad.

La primera sería una mala conexión de la tubería de agua potable de los Condominios Margarita, con la red central. Según Miguel Portilla, presidente del barrio, hace un mes se rompió la tubería y el agua se filtró. La calzada junto a los condominios también está hundida.

La segunda posible causa sería la vetustez de las tuberías de asbesto, cuya vida útil ya terminó.

Leoncio Galarza, gerente de operaciones de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps), indicó que estaba programado reemplazarlas por tuberías plásticas, pero los trabajos se iban a ejecutar en vacaciones.



 

La filtración de agua arrastró la tierra y el pavimento quedó sin soporte, con la vibración de los carros se hundió.

Desde las 07:00, una hora después del percance, una cuadrilla de 20 personas empezó a trabajar para reparar la tubería.

El daño dejó a 13 barrios sin abastecimiento de agua potable.

La situación incomodó a los moradores. Franklin Valencia, cocinero de un asadero, contó que para preparar los alimentos compró dos bidones con agua.

Valencia llegó dos horas tarde a su trabajo, porque le tocó caminar desde la Escuela Militar Eloy Alfaro. El tránsito estaba atascado. Gloria Zhuguli avanzó a recoger agua en un balde. “No será suficiente para todo el día, tendré que comprarla”.



La Policía Nacional cerró el paso vehicular por los dos carriles. José Luis Garcés, jefe de Tránsito de la Zona Norte, explicó que existía el riesgo de que el pavimento del carril sur-norte también colapsara. La calzada tenía fisuras. Esta vía conecta a Quito con la Mitad del Mundo. Ayer era la alternativa de volquetas y buses interprovinciales hacia Esmeraldas y Santo Domingo, porque la vía Alóag-Santo Domingo se cerró por los deslaves.

La fila de autos llegaba desde el lugar del hundimiento hasta el redondel de El Condado, a unos 3 kilómetros. El tiempo de circulación en este tramo toma entre cinco y ocho minutos, pero ayer se incrementó a una hora.

La Policía desviaba a los carros por las calles Pedro Porras y La Merced, que son paralelas a la Córdova Galarza. A Eduardo Romero, quien vive en Pomasqui, le preocupaba transitar por estas vías porque no son aptas para vehículos pesados. En La Merced hay un puente endeble y viejo.

César Barrionuevo, conductor de un Vitara blanco, desconocía el problema. Con tres parientes iba de turismo a la Mitad del Mundo. “En 10 minutos no hemos avanzado nada”.

Los pasajeros de los buses interparroquiales también fueron afectados. En la parada junto a la Escuela Militar Eloy Alfaro, Elizabeth Rodas esperaba un bus por más de 40 minutos.

Las unidades pasaban llenas y no recogían pasajeros. Rodas viajó desde Chillogallo, salió a las 06:40 y llegó al sector a las 10:30. Las autoridades municipales tienen previsto habilitar la vía desde la mañana de hoy.

Si eso no ocurre, la recomendación para los conductores es que para ir a la Mitad del Mundo o a Mindo tomen la ruta alterna: Carapungo-San José de Morán- Pomasqui.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)