9 de March de 2012 00:04

La atención en entidades del sector público fue normal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0

Al mediodía, mientras la marcha se dirigía a la Plaza Grande, decenas de personas caminaban por los corredores de la planta baja del Consejo Provincial de Pichincha. En ese piso están las tres ventanillas de recaudación, una de información y una de recepción de documentos.

Los funcionarios, quienes vestían traje formal estaban sentados detrás de las ventanillas. Miryam Reina acudió al lugar para pagar las alcabalas de dos lotes de terreno que tiene en el sur y hacer un trámite en el Municipio. En total pagó USD 49,60. “El trámite fue breve. Me demoré cinco minutos. La atención fue normal”.

A la entidad también acudió Freddy Yánez para obtener un certificado de no adeudar al Consejo Provincial de Pichincha. Al obtener el documento rápidamente puso en orden sus papeles dentro de una carpeta azul de cartón y salió apurado hacia la Contraloría, para sacar otro documento. “Ojalá haya atención. Necesito hacer urgente unos trámites personales”.

Hacia el norte, en la Riofrío y Tarqui, cerca de donde se concentraron los simpatizantes del Gobierno, se ubica el edificio Chimborazo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). En la planta baja había poco movimiento de personas, al mediodía. El guardia de seguridad de la institución mencionó que no había sistema, que se había ido a las 09:00 y que los funcionarios no estaban atendiendo.

Al recorrer el lugar se pudo ver que seis de las siete cabinas que atienden al público estaban cerradas. Diego Pilataxi, funcionario, estaba sentado en su silla. “Solo podemos dar información básica, no podemos ingresar al sistema. Estamos complicados”.

Las sillas negras destinadas para que las personas esperen hasta ser atendidas estaban también vacías. En la planta alta del edificio, donde se realizan trámites médicos, la situación era distinta.

Allí hubo mayor movimiento. Los siete funcionarios estaban atareados, 12 personas esperaban a ser atendidos. Antonio Lucio, camarógrafo, a quien le dieron el turno número 18 851, se demoró 10 minutos.

Él fue a solicitar un cita médica para atenderse con el endocrinólogo en el Hospital Metropolitano. Fabiola Aguirre tuvo también suerte. Ella fue a pedir un turno médico para realizarle una ecografía a su papá, Augusto Aguirre.

Se demoró 10 minutos haciendo el trámite. Antes de salir del edificio, la señora metió en una funda los papeles y salió caminando rumbo a la av. Gran Colombia para tomar un bus y regresar al sur. Por la 10 de Agosto aún no estaba habilitada la circulación vehicular.

Más al norte, en el edificio Matriz del IESS, en la Bogotá y 10 de Agosto, las 19 ventanillas atendían a los usuarios que hacían fila para hacer sus trámites. Marina Bautista (62) acudió para averiguar cómo se realizan los papeleos para la jubilación.

Luego de hacer fila, Antonella Guayve, funcionaria que trabaja en Información, le dijo que el trámite debe hacerlo por Internet y le entregó tres papeles pequeños, donde se indicaban los requisitos, procedimientos y la edad para jubilarse. Bautista dobló los papeles y los metió en una cartera negra.

Los usuarios en el edificio matriz del IESS seguían ingresando y haciendo filas para ser atendidos. Wilson Cruz dijo que la atención está más demorada de lo acostumbrado.

El servicio

En el Municipio de  Quito la atención al público tampoco se cerró. Las ventanillas de las dependencias municipales estuvieron abiertas.   

Los empleados públicos  que participaron de la marcha solicitaron el día libre con cargo a vacaciones.En otras instituciones públicas, la atención tampoco se suspendió.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)