3 de March de 2012 00:04

El alcalde Barrera confirma que en la Empresa de Desarrollo hubo un festín

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Como un “festín” de recursos públicos calificó el alcalde Augusto Barrera a la serie de irregularidades cometidas en la Empresa de Desarrollo Urbano de Quito, durante la anterior administración.

Esas anomalías fueron reveladas ayer por este Diario, con base en el informe de Auditoría Interna del Cabildo, que realizó un examen a los ingresos y gastos de la empresa, entre el 2006 y el 2009, ratificado por la Contraloría.

Ayer, en una rueda de presa, Barrera ratificó todas las irregularidades establecidas en el examen. Entre otras se determinó que ex autoridades de la Empresa dejaron de cobrar arriendos en varios locales propiedad del Municipio, y a cambio recibieron algunos beneficios en comidas, bebidas, festejos, regalos...

Otro de los manejos escandalosos de este caso, según Barrera, fue el funcionamiento del denominado “Municipio paralelo”, que propició la proliferación de entidades de derecho privado pero que administraban fondos públicos. “Esto debilitó las instituciones y competencias públicas”.

Un ejemplo es la empresa EMDU-Q Innovar, que era una entidad privada pero que administraba recursos públicos y asumía competencias como la recaudación de Trolebús, centros comerciales en quiebra, arriendo de locales a cargo de la Municipalidad, tema inmobiliario, educación, estacionamientos, construcción del Terminal de Quitumbe, etc.

Con estos antecedentes, al inicio de la actual administración se solicitó al Concejo que autorice la liquidación del “Municipio paralelo”. Además, se pidió a Auditoría Interna el examen de la Empresa de Desarrollo Urbano.

Luego se detectarse una serie de abusos en la contratación de la Empresa de Desarrollo Urbano, la Contraloría estableció responsabilidades administrativas, civiles y penales de ex funcionarios.

El 20 de mayo del 2011, la Contraloría presentó un informe definitivo y dispuso el cumplimiento de 11 recomendaciones.

Y en enero del 2012, llegó a la Alcaldía el informe de Contraloría con los montos y los nombres de los funcionarios glosados.

Los principales responsables son el ex gerente general Edmundo Arregui; el ex director administrativo, Diego Aldaz; el ex director Financiero, Cristóbal Miño; la ex contadora Norma Molina, la ex tesorera, Gabriela Escudero, y el ex asesor legal, Luis Cevallos, entre otros.

Estas responsabilidades se refieren a órdenes de reintegro, pagos indebidos, arriendos no cobrados, cánones de arriendo bajos o no cobrados, pago de celulares a funcionarios, bonos navideños, catering, whisky, floristería y masajes para funcionarios sin justificación.

“Esas competencias que eran de la EMDU-Q pasaron a otras dependencias municipales que corresponden, como el caso de los terminales terrestres a la EPMMOP. 1800 contratos que ha emitido esta entidad no fueron liquidados. Ahora se están solucionando esos temas”, señaló Barrera.

En diciembre del 2011, el Directorio de la EMDU-Q comunicó a los miembros que de las16 recomendaciones, 11 están cumplidas y que cinco recomendaciones no son aplicables en razón del cambio de naturaleza jurídica.

El 18 de enero pasado, la Contraloría notificó al Alcalde la predeterminación de responsabilidades administrativas, civiles y penales de los funcionarios vinculados en esta acción de control que, en total, es de USD 1 007 912 de egreso de recursos públicos que no fueron justificados.

El 23 de enero del 2012, el Alcalde dispuso al gerente de la EMDU-Q la verificación y control de las recomendaciones del informe de Contraloría General del Estado. La intervención en juicios por indicios de responsabilidades penales iniciadas por el órgano de control.

El dueño de Pizza SA defiende convenio

Diego Vivero, propietario del restaurante Pizza SA, aseguró ayer que lo publicado  por este Diario es una  “afirmación calumniosa, ofensiva e injuriosa, por lo cual   le pido pruebas, más allá de las aclaraciones respectivas”.

No obstante, ese local es mencionado en el informe de auditoría interna del Municipio -en poder de este Diario- como uno de los beneficiarios  de compensación por cuentas pendientes de arrendamiento por consumos de alimentación, lo cual incluso fue ratificado ayer por el Alcalde.    

Vivero señaló que  desde el 2006, mantiene un convenio de crédito con la empresa de Desarrollo Urbano de Quito. Con este documento -agregó- los funcionarios y empleados, autorizados por un listado que le actualizan periódicamente, podían recibir sus servicios a crédito. “Mensualmente enviamos el listado con las copias de los recibos y Recursos Humanos de la EMDU-Q nos cancela dichos consumos y, entiendo, les descuenta a sus empleados de rol de pagos”.

Sin embargo, el informe de auditoría divulgado ayer oficialmente por el Municipio    establece que el ex Gerente de la Empresa   suscribió un contrato con el representante legal de Pizza SA, el 1 de mayo del 2004.   Sin embargo, según el informe, en la verificación de los auditores se estableció que “el arrendatario no canceló el valor previsto en el contrato”. A partir del 1 de enero del 2006 al 30 de abril del 2009, canceló USD 453, por lo que existe una diferencia no cancelada del canon  de arrendamiento por USD 20 728 y de IVA 2,487”.
 

Más detalles

La Auditoría Interna  se  realizó  con cargo al Plan Operativo de Control del año 2009, una acción de control por serias irregularidades en el manejo de recursos públicos metropolitanos.

El 30 de octubre de 2010,   la Auditoría Interna comunicó los resultados provisionales en una conferencia final  que señalaba que los recursos públicos metropolitanos no fueron administrados con criterio de austeridad, por un monto total de  1 468 488 que no fueron justificados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)