1 de March de 2011 00:00

Junto al puente de Guápulo, el talud cedió y persiste el peligro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El paso vehicular por el puente de Guápulo, que une a la avenida De los Conquistadores con la Simón Bolívar, en el noroeste de la ciudad, está restringido.

En la av. De los Conquistadores, unos cuatro rótulos luminosos anuncian el peligro por los trabajos en la vía. Son la señal de que uno de los carriles está cerrado. Los vehículos circulan en ambos sentidos, pero de manera alternada, por el carril habilitado.

Dos policías controlan el tránsito, el paso de carros pesados está prohibido. El policía Ángel Cabrera indicó que tienen la orden de vigilar para evitar los embotellamientos. Se calcula que por esta arteria circulan unos 9 000 carros cada día.

“Si cerraran toda la vía sería peor. Por eso, prefiero esperar a que den paso”, aseguró Andrés Carrión, estudiante de la Universidad San Francisco, ubicada en Cumbayá.

Por las constantes lluvias, el viernes pasado, cedió el relleno que está junto al puente y se afectó la calzada, en el acceso a la av. Simón Bolívar, que conecta al norte de la ciudad con Cumbayá y con el sur. En el lugar también hay una casa, que tiene un cuarto que está en riesgo de desplomarse. A la familia se le pidió que desaloje solo ese cuarto.

Ayer, la circulación de vehículos fue fluida a pesar del cierre de un carril. Los buses de la Cooperativa Trans Floresta cumplieron la ruta sin problema. En el puente, en cada carril se formaron filas de hasta 10 carros, a las 07:30 de ayer.

La preocupación de algunos conductores como Josefina Urgilés es que el puente colapse. “Esta vía es muy transitada, tenemos miedo que en cualquier momento se venga abajo”.

Máximo Ramón, gerente de Obras Públicas de la Empresa de Movilidad (Epmmop), aseguró que la estructura del puente no corre ningún peligro. El viernes pasado, técnicos de la entidad realizaron una inspección y determinaron que la estructura del paso no está en peligro.

Para reducir las secuela de la lluvia, se impermeabiliza la superficie del talud y se restringe el tránsito en el carril afectado.

Para lograr la estabilización definitiva se construirá un muro que recubra el talud. Ramón explicó que están en la fase precontractual y la obra durará unos 30 días.

El funcionario aseguró que no se cerrará la av. De los Conquistadores y que el paso de los carros se mantendrá por un solo carril. “No podemos bloquear una vía que es altamente transitada”. El Cabildo invertirá en la obra USD 42 000 y no se descarta la posibilidad de trabajar durante las noches.

Se recomienda a los conductores circular por rutas alternas como la Vía Interoceánica y el Túnel Oswaldo Guayasamín, que también conectan a los valles de Cumbayá y Tumbaco con Quito.

El paso peatonal en el lugar es de alto riesgo, la calle es estrecha y no hay veredas y ahora el espacio es más reducido. Los buses ya no se paran a dejar o recoger pasajeros en el puente.

Las lluvias de los últimos días también han afectado a otros sectores de la ciudad. La semana pasada, se taponó un colector, lo cual ocasionó que se abra un hueco en el sector Quito Tenis.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)