20 de October de 2012 00:02

30 días para investigar el accidente

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Hoy será el sepelio de Arturo Chicaiza, estudiante del colegio Jorge Mantilla, quien fue atropellado a las 06:50 del jueves, en las afueras del establecimiento, en la av. Simón Bolívar.

El cuerpo será enterado en el cementerio de Guamaní y las investigaciones para determinar al responsable de la muerte continuarán. La instrucción fiscal, a cargo de Franklin Bravo, de la Unidad de Delitos Flagrantes de Tránsito, durará hasta 30 días.

El juez séptimo de Tránsito de Pichincha, Víctor Romero Zumárraga, dispuso la prisión preventiva para el chofer del camión tipo NPR, que atropelló al colegial. De acuerdo con el parte policial UVQ-2012-00654, a la hora del accidente, el estudiante permanecía sobre uno de los carriles de la transitada avenida, con un rótulo con la palabra ‘Pare’. Él integraba la brigada vial del plantel y todas las mañanas ayudaba a sus compañeros a cruzar la calzada, con el apoyo de policías.

Según se relata en el documento, el chofer de un jeep Kía, que circulaba en sentido norte-sur, por el carril aledaño al parterre, se detuvo respetando la señal que el estudiante mantenía levantada con su mano. El chofer del camión que venía por el carril del centro no se detuvo, rozó la parte lateral del jeep y atropelló al estudiante.“Fue un choque lateral angular con arrollamiento y muerte”, se señala.

En la audiencia de flagrancia, el abogado defensor del detenido, Milton Barriga, dijo que hay un tercer vehículo involucrado en el accidente, cuyo conductor se fugó. “Mi defendido no conducía a exceso de velocidad, el chofer prófugo es quien realizó maniobras imprevistas, lo cual ocasionó que el vehículo de mi defendido perdiera el control”.

El sepelio de Arturo está previsto para hoy, a las 13:00. Ayer, amigos, familiares y vecinos acudieron al velatorio en la casa parroquial de la iglesia del Cisne, en la Lucha de los Pobres.

En ese barrio vivía Chicaiza con sus abuelos. Graciela Coello, su abuela, reconoció que no le gustaba que su nieto sea parte de la brigada. “Le decía que se salga, hasta me demoraba preparándole el batido que tomaba en la mañana, con tal de que no se fuera. Me daba mala espina”.

En 310 establecimientos de Quito hay brigadas estudiantiles de tránsito. Personal de la Policía capacita a estudiantes, padres de familia y profesores, para que durante el ingreso y salida de clases ayuden a cruzar la calzada a los alumnos. Cada plantel recibe un kit con cuatro chalecos, cuatro gorras, cuatro silbatos, dos conos y dos señales de tránsito portátiles para solicitar que los conductores se detengan.

Desde hace cinco años, la Policía Nacional maneja el proyecto Escuelas Seguras. La iniciativa está a cargo la Unidad de Policía Comunitaria. El teniente Felipe Mata, asesor de la Dirección Nacional, informó que una de las recomendaciones que se da es procurar que las brigadas operen dentro de los establecimientos educativos. “Sin embargo, hay planteles donde las mismas autoridades piden que se realice trabajo práctico con los estudiantes”.

Cada UPC planifica las actividades que se realizan en cada sector. “Para involucrar a los estudiantes en la coordinación del tránsito, es responsabilidad de la Policía colocar una señalización con conos para que los conductores sepan que se está realizando un operativo con alumnos.

El día del accidente en las afueras del colegio Jorge Mantilla sí había conos tomates y policías, para advertir a los conductores de la zona escolar. El teniente coronel Juan Zapata explicó que en las zonas urbanas, si la zona escolar no está señalizada, se mantiene el límite de velocidad. “En caso de existir señalización, esta debería marcar un 40 km/h para livianos y 30 km/h para pesados”.

La avenida Simón Bolívar es considerada una vía rápida y los límites de velocidad son 90 km/h para vehículos livianos y 70 km/h para pesados. El principal problema que afrontan a diario los estudiantes del plantel es el cruce de la avenida de seis carriles para ir a sus casas. Norma Arias, rectora (e) del colegio, dijo que por esa razón, desde el 2009 han pedido al Municipio la construcción de un puente peatonal. “La obra fue aprobada en febrero de este año”.

Actualmente, hay un puente a unos 400 metros de la puerta principal del plantel. Wladimir González, subsecretario de Movilidad del Cabildo, se comprometió a colocar vallas de seguridad para que los estudiantes puedan caminar protegidos hasta el paso peatonal existente.

El día del accidente también fue detenido el chofer del jeep, quien sí paró, respetando la señal que sostenía el estudiante fallecido. El Juez ordenó su libertad, por considerar que no tenía responsabilidad sobre el percance que acabó con la vida de Chicaiza.

Haga click aquí para ver la infografía.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)