4 de February de 2010 00:00

13 estudiantes en una campaña vial

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

En el sector de San Marcos, en el Centro Histórico, hay vigilantes que impiden caminar por la calle. Desde las 12:45 hasta las 13:30, 13 estudiantes del sexto curso del colegio Virgen del Consuelo se distribuyen por las vías coloniales del barrio y controlan que los peatones caminen por la vereda.

Ellas se ubican en las esquinas y en las transitadas calles con carteles en sus manos. Cada una está identificada como policía comunitaria con chalecos verdes y son parte del plan Escuela Segura, que impulsa el Municipio y la Policía. La iniciativa es parte del proyecto de seguridad ciudadana.

La campaña para orientar a los niños y peatones de este barrio empezó hace tres semanas. Las voluntarias se ubican en las calles todos los días. Las labores son coordinadas con los policías que trabajan en la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) del barrio.

Iván Campoverde, docente coordinador del colegio, manifestó que la finalidad es evitar que ocurran accidentes por la falta de precaución de los peatones, especialmente. “El objetivo principal es orientar a los niños que salen de las escuelas a que caminen con precaución. Lo mismo se pide al resto de peatones”.

Campoverde agregó que la tarea de las estudiantes es inspeccionada y que al final se realizará una evaluación. La campaña funcionará hasta la próxima semana en San Marcos.

Los moradores del barrio felicitaron la medida. Angélica Freire, habitante del sector, consultó el martes pasado a un estudiante si había preferencia para el peatón o para el conductor en determinadas zonas de la vía. “Porque por aquí circulan vehículos a toda velocidad”, reclamó Freire.

Al respecto, tres estudiantes le indicaron que lo correcto es caminar hasta una esquina de la calle y buscar la señalética del paso cebra. La siguiente recomendación fue que antes de cruzar se debe observar a los dos lados.

Instrucciones similares impartió Anabel Tipán a un grupo de ocho niños. Ella se acercó y explicó con un cartel en su mano que en las vías hay corazones azules por caminar por el filo de la calle. “Las vías son para que caminen los autos. Los peatones deben hacerlo por la vereda”.

A pesar de esta campaña, por San Marcos todavía hay conductores que irrespetan a los estudiantes y circulan a altas velocidades. Otros, en cambio, no dan preferencia a los peatones.

Luego de la primera etapa de capacitación, otros colegios de la ciudad se integrarán al plan de escuela segura. En los próximos días la Secretaría de Seguridad mantendrá reuniones con los representantes policiales y de los colegios. En el plan, además, participan estudiantes como guías ciudadanos en el centro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)