18 de septiembre de 2015 10:38

Las hectáreas dañadas por los incendios ascendieron a 973

Los bomberos de Guayaquil prueban sus equipos en la Escuela de Formación en Quito. Foto: Diego Puente / El Comercio

Los bomberos de Guayaquil prueban sus equipos en la Escuela de Formación en Quito. Foto: Diego Puente / El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 12
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Diego Puente

Un balance preliminar de los incendios forestales se presentó ayer (17 de septiembre), luego de tres semanas de daños en el Distrito. Los bomberos determinaron que 973 hectáreas de bosques, pajonales, césped y matorrales fueron consumidos.

Sin embargo, el Cuerpo de Bomberos señaló que la cifra subirá y sobrepasará con facilidad las 1 000 hectáreas, porque todavía no se contabilizan las pérdidas de los últimos incendios del Ilaló, Puembo y El Auqui, que asolaron grandes extensiones de terreno.

Equipos de investigación del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Metropolitano y de Bomberos levantan información en estos lugares.

Además, la Secretaría Metropolitana de Ambiente calculó en USD 9,2 millones los daños. En los próximos días empezará con una campaña de reforestación con especies nativas.

Los miembros de la casaca roja han asistido a 1 757 emergencias. La mayoría fue por conato (1 592), pero también se han enfrentado a 11 incendios de grado 3; es decir, aquellos que sobrepasan las 10 hectáreas de terreno afectadas.

Las llamas dejaron consecuencias graves también para las personas. Juan Zapata, secretario de Seguridad del Distrito, detalló que hay, al momento, 22 bomberos heridos y una policía metropolitana con lesiones. Ellos estuvieron en primera línea de fuego en diversos siniestros.

Este número se suma al lamentable deceso de dos cadetes que se preparaban para ser casacas rojas y un cabo de bomberos. Ellos murieron tras el incendio forestal de Puembo. Otro compañero está en un hospital de Galvestone, Texas, EE.UU. Aquí se recupera de una cirugía y de las quemaduras en gran parte de su cuerpo.

Los siniestros también provocaron daños a la fauna del Distrito. Especies nativas de árboles y decenas de animales fueron carbonizados. Los organismos de socorro rescataron, ayer, a un puercoespín que fue trasladado al Hospital Veterinario de la U. San Francisco. Este se suma a otro ejemplar de puerco espín y dos zarigüeyas adultas que también fueron auxiliadas. Una lechuza murió a causa de las heridas.

Las autoridades exigen que los responsables de los incendios sean juzgados. En este año, el número de personas investigadas subió: hasta ayer hubo 14 investigados; el año pasado fueron tres. Los dos últimos sospechosos fueron detenidos en la vía a Nono y en El Quinche. Además, hay una persona sentenciada a ocho meses de prisión por iniciar un siniestro.

Infografía hectáreas afectadas por incendios forestales

Los incendios de esta temporada seca de Quito (julio-septiembre) fueron tan fuertes que obligaron a decretar la emergencia en el sector. Juan Zapata, secretario de Seguridad, señaló que se comprarán nuevos implementos (gafas, máscaras y guantes). Debido al uso constante, el equipamiento que tienen los efectivos se ha deteriorado. El funcionario adelantó que no se adquirirá el helicóptero que necesitan los bomberos por esta vía. “Ya hay un proceso en curso”, dijo.

Zapata ratificó que la capacidad operativa del Cuerpo de Bomberos de Quito no ha sido sobrepasada. No obstante, agradeció por la solidaridad de los 114 efectivos que vinieron de otras provincias.

Ayer, colegas de Guayaquil y Manta estaban en la Escuela de Formación que Bomberos. Ahí se alistaron para acudir a cualquier emergencia.

El teniente Ángel Moreira está a cargo de 18 efectivos de Manta. Ellos colaboraron para extinguir las llamas en el cerro Ilaló, el pasado miércoles. Dijo que tuvieron dificultades por subir a 3 000 metros de altura. A él le conmovió el agradecimiento de los quiteños. “Me sorprendió la gratitud”.

Un cariño similar sintió el mayor Reinaldo Carbo que está a cargo de 56 bomberos de Guayaquil. Ellos vinieron con 6 carros (tres de combate, camioneta, ambulancia y furgoneta). Cinco de los miembros tuvieron complicaciones por la altura y otro tuvo un esguince cuando acudieron a aplacar las llamas, el miércoles, en el incendio de Ilaló.

Los bombero esperan lluvias en septiembre para reducir el número de incendios. Marcos Coronel, técnico del Inamhi, confirmó que ayer se registraron lluvias en el sur, centro y los valles. Él señaló que hoy el cielo estará parcialmente nublado y podrían producirse lloviznas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)