28 de junio de 2016 16:29

Taxirrutas de barrios periféricos plantean proyecto para su legalización

Tras la reunión con los concejales, los taxistas se retiraron de la Plaza Grande gritando consignas de apoyo a su proyecto. Foto: EL COMERCIO

Tras la reunión con los concejales, los taxistas se retiraron de la Plaza Grande gritando consignas de apoyo a su proyecto. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Quito

Con carteles y consignas, cerca de 80 personas se ubicaron frente al Municipio de Quito, en la Plaza Grande. Lo hicieron para exigir que 17 compañías que ofrecen el servicio de taxirruta, especialmente, en sectores periféricos, sean reconocidas.

Según William Aguaguina, representante legal de las asociaciones, lo que buscan es que se reformen las ordenanzas 047 y 247 que tienen que ver con el servicio de taxi. "Proponemos que se reconozca el servicio de taxi en las zonas periféricas de la ciudad hasta donde no llegan los taxis convencionales" dijo.

Según Aguaguina, en el Concejo Metropolitano se dio paso a una Comisión de Admisibilidad que se encargará de evaluar el proyecto.

El próximo martes, los profesionales que ofertan este servicio recibirán observaciones a su propuesta y de ahí tendrán 30 días para pulirla. Una vez aprobada, podrán exponerla ante el Concejo Metropolitano.

Este proceso, según Aguaguina, lleva más de dos años e incluyó la recolección de firmas para que sea admitida para la discusión en el Municipio. “No caotizamos la ciudad porque hacemos rutas solamente en nuestros sectores”, dijo.

San Juan de Turubamba; Manuelita Sáenz; en La Ecuatoriana y La Cocha, en El Beaterio, son algunos de los sectores en el sur de Quito en donde estas asociaciones prestan el servicio. Sin embargo, dicen, estar presentes en todo Quito.

El servicio consiste en la movilización de gente de los barrios en rutas ya definidas por las que cobran 25 centavos a cada pasajero. Para dar seguridad tienen equipos de radiocomunicación para organizar el servicio.

Con este proyecto, las asociaciones buscan no ser sancionadas por las autoridades de tránsito y evitar las estafas. Según Aguaguina, existen ya casos en los que se han vendido puestos de trabajo que aún no son reconocidos por la autoridad.

Tras la reunión con los concejales se retiraron de la Plaza Grande gritando consignas de apoyo a su proyecto con la promesa de regresar la semana próxima.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)