9 de mayo de 2016 18:16

Primera reunión entre vendedores de jugo denaranja y autoridades se realiza en el Municipio

En el Salón de la Ciudad, en el Municipio de Quito, se realiza el primer acercamiento entre autoridades locales y personas que expenden jugos de naranja. Foto: Evelyn Jácome/ EL COMERCIO

En el Salón de la Ciudad, en el Municipio de Quito, se realiza el primer acercamiento entre autoridades locales y personas que expenden jugos de naranja. Foto: Evelyn Jácome/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 1
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 4
Evelyn Jácome

A las 16:00 de este lunes 9 de mayo del 2016, cerca de
500 personas que se dedican a la venta de jugo de naranja en las calles de la capital , se dieron cita en el Salón de la Ciudad, en el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito.

Allí se realiza la primera reunión entre los vendedores de jugo de naranja embotellado y las autoridades de la capital con el objetivo de poder ordenar la ciudad y empezar a regular esta actividad que ha cobrado fuerza en los últimos meses.

Por parte del Cabildo intervino Juan Zapata, secretario metropolitano de Seguridad, y se dirigió a los comerciantes para hablarles sobre la importancia de no recibir con violencia a los policías metropolitanos. Luis Montalvo, director de la Agencia Distrital de Comercio habló sobre las normas del uso del espacio público. Asimismo, José Ruales, secretario metropolitano de Salud, dio a conocer las normas técnicas de higiene. Al evento, además, asistieron representantes de Conquito, entidad que se encargará de realizar las capacitaciones, las mismas que empezarán desde el sábado, de 14:00 a 16:00. Para una mejor organización, los vendedores se dividirán por administraciones zonales.

El censo que se llevó a cabo el fin de semana determinó que en la capital existen 432 puestos de venta de naranjadas embotelladas.

Paulina Quijos, de 29 años, vende naranjadas junto con su esposo en la avenida Mariscal Sucre, a la altura de San Carlos, en el norte de Quito, cuenta que su cónyuge asistió a la reunión. Ambos están dispuestos a recibir capacitación y pagar una mensualidad para poder trabajar. 'Yo trabajaba en la limpieza de una casa en El Condado, pero la señora hizo recortes y ya no me puede pagar. Tengo tres hijos y debo alimentarlos', dice la mujer.

El censo en su totalidad se realizará hasta el miércoles 11 de mayo. Hasta las 17:00, la reunión continuaba, para determinar los alcances que tendrán estos acercamientos entre vendedores y autoridades, principalmente en el tema de la capacitación y en el manejo de una higiene adecuada en la elaboración de los jugos. Sin embargo, se dejó en claro que los controles por parte de las autoridades continuarán.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)