8 de octubre de 2015 10:26

Dueños de casas de tolerancia anuncian que se concentrarán frente a la Alcaldía

Café Rojo

El Café Rojo, clausurado, abrió un nuevo local con un cambio en su nombre original: Coffee Red. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 3
Indiferente 7
Sorprendido 3
Contento 97
Sara Ortiz

Las instalaciones son las mismas. Pisos de baldosa, paredes con decoraciones de piedra y granito, música sensual y las luces de neón que resaltan los colores de las diminutas prendas de vestir de las trabajadoras.

Todo es igual en ese lugar, excepto el nombre. Desde hace dos meses cuenta con una nueva razón social: Coffee Red. Es decir, Café Rojo, pero en inglés.

Se ubica en la misma casa, cerca del antiguo aeropuerto y a pesar de la poca concurrencia de la noche de ayer, miércoles 7 de octubre del 2014, los clientes reconocen que este local es uno de los más famosos de Quito.

Tras cinco meses cerrado, luego de que en un operativo de la Intendencia General de la Policía se ordenara su clausura definitiva, este burdel abrió las puertas. Darwin Soto su administrador, indicó que el cambio de la razón social, de sebe a que buscan “empezar de cero”. Por ahora cuentan con un permiso de la Intendencia y del Municipio que avala su apertura provisional. El documento tiene 120 días de vigencia.

No es la única novedad. También hay nuevos horarios que dispuso el Ministerio de Interior para el funcionamiento de estos establecimientos, en Quito se estima que hay alrededor de 200 locales registrados. Estos horarios son matutino y vespertino. Sin embargo, no todos están de acuerdo con estas y otras medidas impuestas, que no especifican. Por ese motivo, la mañana de este jueves 8 de octubre, más de cien administradores de locales y trabajadores tienen previsto realizar un plantón frente a la Alcaldía y solicitar que se les regularice, se les mejore los horarios y se les permita continuar con la actividad.

Los locales que organizan la marcha, han sido clausurados y sancionados por la Intendencia de forma reiterada. Ayer, por ejemplo, el club nocturno Barbies, ubicado en la avenida Eloy Alfaro, en el norte de la capital. Las autoridades aseguraron que se encontraron a extranjeras ejerciendo el trabajo sexual sin los correspondientes permisos migratorios.

El Café Rojo también fue cerrado por quinta vez el pasado 6 de febrero. La Intendencia y la Dirección de Control y Orden Público detallaron que este lugar tenía licores adulterados. Esta sanción incluyó el decomiso de todas las bebidas y el mobiliario, incluso los equipos tecnológicos. Su Administrador tienen una versión diferente, asegura que allí se compra los mejores licores y que por eso apeló y hasta la fecha –afirma- aún no se resuelve el trámite legal.

La apertura del Coffee Red les permite mantener un expediente en blanco. Las tres inspecciones de los bomberos, el Municipio y Salubridad, las han pasado con éxito, según dijo. Aún así, los dueños realizaran una renovación de la imagen. Empezaron por adecuar mejor las instalaciones, que cuentan con baño privado. En 15 días más alquilarán un garaje cercano para ampliar el número de parqueaderos y que los clientes ya no dejen sus vehículos sobre la acera.

Una de las chicas que trabaja en el lugar también aseguró que han recibido capacitación para advertir cuando un cliente ingresa droga. “A todas nos beneficia que estos locales no tengan problemas y sigan abiertos. No queremos trabajar en las calles”, dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (30)
No (14)