14 de octubre de 2015 17:15

Conmoción en la Pío XII por la muerte de un bebé

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 77
Triste 42
Indiferente 4
Sorprendido 4
Contento 4
Andrea Gordón

La noticia sobre la muerte de un bebé de seis meses de edad en una guardería se difundió por la Pío XII, en el sur de Quito, la mañana de este miércoles 14 de octubre de 2015.

El hecho sucedió a las 15:30, aproximadamente, del martes 13 de octubre después de que Agustín M. bebiera un biberón con leche de fórmula y se durmiera. Así se determinó en los resultados de la autopsia realizada al bebé, por Medicina Legal.

La muerte habría ocurrido por una obstrucción a las vías respiratorias, es decir ahogamiento. El menor no presentó signos de haber sufrido violencia física.

Sin embargo, los moradores del sector están preocupados por la muerte del niño. Fátima Espinel, por ejemplo, pide a las autoridades que realicen más control en estos lugares, ya que muchas veces las personas que trabajan no están capacitadas.

Agustín era llevado al centro infantil desde hace cuatro meses, ya que su madre empezó a trabajar y no tenía con quién dejarlo en su vivienda, según versiones de sus familiares obtenidas ayer en la noche. En el lugar, según los moradores del sector, hay niños de diferentes edades, en especial de meses de recién nacidos. Este tema no pudo ser confirmado por EL COMERCIO.

Esto debido a que al llegar y solicitar una entrevista para hablar del caso, personal del centro infantil reiteró que no hablarían con la prensa. Que esperaban que el caso se solucionara. El personal no permitió que se hiciera fotografías ni siquiera del sector en donde se ubica este centro de atención, que funciona en una casa de dos plantas.

Matilde Vallejo, moradora, indicó que el lugar en el que permanecía el menor es una casa que pertenece a una señora de edad avanzada. Para esta residente de la zona es un gran problema que las personas que administran estos sitios no sean especialistas.

"Si el bebé estaba ahogándose debían intervenir rápido ya que no pueden dejar a los niños en un solo cuarto para que duerman. También debería haber personal médico para que atienda estos casos", comentó Vallejo.

En la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas (Dinased) indicaron que no investigan este caso porque no encontraron huellas físicas que muestren que hubo maltrato u agresiones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (3)