12 de junio de 2014 21:28

El Concejo Metropolitano cerró la semana con consensos

Concejo

El concejal Antonio Ricaurte dejó su curul para acercarse y conversar, varias veces, con el alcalde Mauricio Rodas. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 13
Contento 0
Ana Guerrero. Redactora

Rebaja de multas, designación de autoridades, estructuración del Concejo Metropolitano y ampliación del plazo en el proyecto del metro son temas que han estado en la agenda municipal en las primeras semanas de gestión del alcalde Mauricio Rodas. En ese camino, se han dado tropiezos en el Pleno de este cuerpo colegiado.

Sin embargo, ayer, 12 de junio, la sesión del organismo se cerró con acuerdos. Finalmente, la conformación de las comisiones del Municipio se concretó con la ratificación del Pleno del Concejo a lo actuado por la Comisión de Mesa, en la integración de las 21 comisiones. Como lo habían solicitado los ediles de País, el tema se incluyó en el orden del día ayer. Siete días pasaron para que este planteamiento sea acogido. El argumento del bloque fue que el Pleno del Concejo Metropolitano es la instancia que debe realizar este trabajo.

Tras cinco minutos de receso, se inició la votación para la inclusión del tema. En ese momento hubo una novedad: el Burgomaestre y los concejales Antonio Ricaurte y Mario Granda, de Vive, votaron a favor, junto con los 11 representantes de País. Mientras, que el edil de Creo, Eduardo del Pozo y el resto de la Alianza SUMA-Vive lo hicieron en contra.

Ricaurte aprovechó para reiterar su apoyo a Rodas e hizo una observación a sus compañeros. Mencionó que espera que no pidan su salida del movimiento por haber votado contra la propuesta de su bloque, en la sesión del 5 de junio. Tampoco, él solicitará su separación porque, ayer, no se sumaron a la posición del Alcalde. Esto, dijo Ricaurte, es un ejercicio democrático.

Una vez agregado el punto propuesto por Mario Guayasamín, el edil Pedro Freire mocionó que el Concejo ratificara lo hecho por la Comisión de Mesa; es decir, que se respete la distribución de las 21 mesas. La votación fue unánime.


De parte de País, se apuntó que la insistencia de que el tema vaya al Concejo respondía a su afán de cumplir con los procesos legales. Jorge Albán argumentó que las diferentes delegaciones asesoran, realizan informes, pero no deciden. Es el Concejo el que lo hace.

Aprovechó para hacer notar que no comparte el haber sido asignado a la Comisión de Deportes, pero aceptó. Se dio otra inquietud: Susana Castañeda, de País, dijo que ella fue ubicada solamente en dos comisiones, cuando los concejales pueden pertenecer hasta a cuatro.

En respuesta, Patricio Ubidia anunció su renuncia a la Comisión de Relaciones Internacionales, en la que es miembro, para que su compañera ocupe el lugar. El punto no fue tratado.

La Comisión de Ambiente será una de las primeras en sesionar, hoy, a las 15:00.

Por otro lado, para el presidente del movimiento Vive y concejal, Sergio Garnica, el caso Ricaurte no se ha cerrado porque esperan la decisión del tribunal de disciplina.

Empresas y Metro

A la par, luego de que el jueves pasado se designaron a los concejales que irán a los directorios de las empresas municipales, dos de las 13 dependencias ya cuentan con gerentes titulares. La Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) será dirigida por Patricio Jaramillo y la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps), por Marco Cevallos. En esta y la próxima semanas, anunció Rodas, se culminará con el nombramiento de los personeros.

Otro acuerdo se logró luego de la presentación del informe de Rodas sobre la fase 2 de la primera línea del metro. Esto luego de que anunciara que el plazo del proyecto pasará de 36 a 42 meses y que la apertura de sobres para la segunda etapa se postergaba para el 7 de julio.

Los argumentos técnicos fueron solicitados por País. Durante la presentación se aclaró que el plazo de la construcción se mantiene en 36 meses, como había fijado la administración anterior. Lo que se extiende es el plazo contractual, para la realización de las pruebas de la obra y los servicios. La presentación la hizo la gerenta encargada de la Empresa Metro de Quito, Catalina Rivera (funcionaria de la anterior Alcaldía).

El exsecretario de Movilidad y actual edil, Carlos Páez, explicó que tanto los plazos como los costos del proyecto (USD
1 500 millones) son el resultado de estudios técnicos.

Antes, “se contemplaba la existencia de las pruebas que se hacen al sistema, pero el tiempo no estaba definido”. Es decir, no se tratan de plazos más realistas ni que los estudios estaban mal hechos. Sin olvidar que paralelamente a la construcción del metro se debe potenciar los distintos corredores de transporte y la extensión hasta Guamaní, Calderón, Los Chillos y Cumbayá.

Rodas reiteró que la decisión respondió a recomendaciones de organismos internacionales (hechas en mayo) que financian la construcción y la petición de tres de los cuatro consorcios que están postulando para la licitación.

Así, con un Concejo Metropolitano distribuido en mesas de trabajo, directorios conformados y votaciones unánimes se cierra la cuarta semana en la nueva Alcaldía.

En contexto  

Desde hace una semana, la estructuración de las 21 comisiones fue como una piedra en el zapato, para los miembros del Concejo Metropolitano. Hay temas urgentes que requieren de la atención. Ayer primó el consenso en el tratamiento de este tema.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)