5 de junio de 2015 12:31

Cinco factores dificultan la tarea de los carteros

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Diego Puente
Redactor (I)
dapuente@elcomercio.com

Paquetes, compras por Internet y notificaciones son los principales envíos que se entregan a través de Correos del Ecuador y de otras 78 empresas privadas, couriers.

La estatal es la que maneja mayor cantidad de encomiendas. El 2014 entregó 517 564 piezas (paquetes y cartas). Esto representa un aumento del 16%, respecto del 2013.

Para cumplir con el trabajo, dispone de 90 carteros, 49 motorizados y 12 equipos en camionetas. Cada uno tiene a su cargo 100 direcciones (casas u oficinas) en el día. El trabajo tiene contratiempos por errores en la información en el sobre postal o en la dirección.

Cartas

Paso 1: Arribo de los camiones al punto de distribución. El camión proveniente de la Costa llega a las 06:00. Un trabajador hace la recepción del contenido.

Cinco son las trabas más comunes para que un envío no llegue según lo programado. El primero es que las direcciones del destinatario están mal escritas o incompletas. Carlos Llumiguano, cartero de Correos del Ecuador, lleva tres años en el oficio e indica que es frecuente preguntar para ubicarse. “Unos dicen que no conocen, otros nos envían a lugares incorrectos”, contó.

Cartas 2

Paso 2: Banda de distribución y preclasificación. Personal se encarga de hacer una preclasificación. Los paquetes y las cartas van a una banda transportadora.

En algunos envíos se lee, por ejemplo, “junto a la cebichería de Don Jorgito” y “al lado de la casa verde”, cuenta Ricardo Quiroga, gerente general de Correos del Ecuador.

Para él, es fundamental que la gente sepa llenar la información en los sobres que son enviados. Una dirección omitida o mal escrita puede crear confusión si se toma en cuenta que en el Distrito Metropolitano existen 11 000 vías (avenidas, calles, pasajes).

Cartas 3

Paso 3: Clasificación y revisión. Luego se hace una segunda clasificación. En el sitio hay perros que verifican que no haya estupefacientes en las encomiendas.

Un segundo obstáculo se presenta cuando hay cambios en el nombre de una vía o en la nomenclatura de la casa. El cartero José Llumiquinga cuenta que los remitentes escriben una dirección que en la actualidad ya no consta.

Hace tres años, por ejemplo, en Santa Bárbara se modificaron los nombres. Blanca Núñez no ha recibido algunos paquetes que envía su hijo desde España. Ha tenido que ir a las agencias para que le entreguen la encomienda.

Cartas 4

Paso 4: La clasificación de las cartas. Las cartas son clasificadas en gavetas de acuerdo al código postal.

La Empresa de Obras Públicas (Epmmop) explicó que este tipo de cambios no son frecuentes y se hacen solo si hay duplicidad de la dirección o si no se poseen justificativos para haber nombrado a una calle de determinada manera.

Para tener mayor precisión en el destino, se necesita el código postal. En el país se usan seis números que guían a los carteros. Francisco Cevallos, director de la Agencia Nacional Postal, entidad que se encarga de la regulación y control de este tipo de servicios, señaló que, desde el 2013, existe una división por zonas. En el Distrito hay 126.

Carta 5

Paso 5: Los envíos se agrupan según los sectores de destino. Con el código postal se las aglutina según las zonas de cobertura.

El mismo código postal pertenece a cerca de 11 000 personas o, a su vez, 3 000 viviendas.

Tras encontrar el domicilio aparece el tercer inconveniente. No se sabe a quién dejar la encomienda, porque en el sobre no está escrito el nombre, número de teléfono o cédula.

En otros casos, hay gente que se niega a recibir notificaciones.

Carlos Llumiguano sonríe cuando cuenta que algunos clientes no abren las puertas, inventan otro nombre o rechazan las cartas con información de sus pagos pendientes. Este hecho representa el cuarto problema que enfrentan los trabajadores postales.

Carta 6

Paso 6: Los carteros preparan los paquetes para repartir. Los motociclistas llevan las cartas de acuerdo a la ruta planificada.

Las condiciones climáticas representan el quinto factor. Los carteros detienen sus actividades para evitar que la correspondencia se moje. En sus pesadas mochilas transportan documentos o paquetes que no pueden sufrir daños.

Para mantener vigencia en el negocio, Correos del Ecuador se adapta para cumplir con la entrega de insumos al por mayor.

Hace dos meses, la empresa entregó uniformes y útiles escolares en la Costa, también se encarga del transporte de medicamentos de Enfarma. Está previsto que hagan la entrega de las cocinas de inducción en los próximos meses. Para esto necesitarán más camiones y personal.


En contexto


Pese al incremento de la comunicación electrónica (e-mail) y de la alta incidencia de las redes sociales en la comunicación, el envío físico de encomiendas, cartas y paquetes es parte importante en la cotidianidad personal y comercial de los quiteños.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)