5 de mayo del 2016 00:00

Una campaña para frenar el abuso con los grafitis

En las paredes de la av. Pedro V. Maldonado (sur) hay una masiva presencia de grafitis. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

En las paredes de la av. Pedro V. Maldonado (sur) hay una masiva presencia de grafitis. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 56
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 34
Érika Guarachi
Redactora (I)
eguarachi@elcomercio.com

A lo largo de la ciudad hay tres problemáticas que se han enraizado y que afectan a la convivencia entre sus habitantes. Se trata de los grafitis, la basura en las aceras y el olor a orina en las esquinas. Para enfrentarlas, el Municipio emprenderá una gran campaña en el marco de Hábitat III.

Los rayones son visibles en cerramientos, puertas enrollables de negocios, en la señalética e incluso en los juegos infantiles colocados por la empresa de Obras Públicas.

Andrea Montalvo, de 25 años y moradora de El Inca, contó lo alterada que quedó su familia al ver en el cerramiento de su casa unas rayas incomprensibles hechas con espray.

Lo primero que se les vino a la mente fue que esas marcas podrían ser una señal de ladrones para robar una casa. Por este temor su familia pintó las paredes al siguiente día.

Igual situación vivió la familia de Denisse Torres, en Cumbayá. A las paredes externas de su hogar las rayaron y cuando las vieron se asustaron tanto que, a pesar de que era de noche, los miembros de la familia pintaron la fachada enseguida.

En el centro, en el barrio de San Juan, Lucía Maldonado se cansó de esta situación. Apenas pintaba sus paredes, al día siguiente aparecían rayones. Ella vigiló su propiedad para conocer quién la rayaba y en una ocasión sorprendió a un grupo de jóvenes colegiales a punto de dejar una huella de espray en sus muros. Al ser descubiertos, huyeron.

La infraestructura pública tampoco se libra de estos ‘jeroglíficos’. La Unidad de Espacio Público contabilizó que el 40% de los juegos infantiles colocados en los barrios ha sido grafiteados. Es decir, 59 juegos infantiles de los 148 instalados.

La basura y el mal olor de orina son las otras dos problemáticas a las que se enfrentará esta campaña. Jenny Ortiz, residente de Llano Grande, contó que la calle principal, la García Moreno, está llena de basura y grafitis. Pide que en cada barrio se cree un espacio para que la gente plasme su arte y se respete los sitios residenciales. En cuanto a la basura considera que es un tema de educación de la gente.

Ana Puebla, de 25 años, dijo que cuando visita el Centro Histórico ha percibido el mal olor que deja la orina en paredes y calles. Esto le preocupa porque es un sitio turístico y debería tener una buena imagen, por lo que pide que se intensifiquen los controles, en especial en lugares masivos.

José Luis Guevara, secretario de Coordinación Territorial y Participación, indicó que habrá sectores en los que se priorizará esta campaña, que son precisamente los turísticos y los aledaños a los sitios en donde se realizará Hábitat III, un evento que se llevará a cabo en octubre próximo.

La campaña se presentará en tres semanas y articulará a las Secretarías y a las entidades municipales. Serán tres etapas, una comprende la difusión en los barrios, en la segunda se conversará con los colectivos urbanos para generar espacios en donde plasmar el arte urbano y, en una tercera, se hará cumplir la normativa con operativos y sanciones.

Este proyecto tiene como principal objetivo crear conciencia y que las personas se apropien y cuiden los espacios públicos. Se prevé que bajo esta propuesta las personas vean a la ciudad como una prolongación de sus hogares y la traten bien, explicó el Secretario.

Guevara indicó que pese a que no se han detenido los controles del espacio público, con esta propuesta se espera que el número de sancionados disminuya porque el cuidado de los espacios se originará desde la ciudadanía. En abril se sancionó a ocho personas con una multa de USD 183, lo cual estuvo basado en la ordenanza 332.

El artista urbano Francisco Riofrío, de 27 años, cree que es necesario especificar cómo será la participación de los colectivos y de los artistas en esta campaña. Por ejemplo, en cuanto a crear espacios para colocar arte urbano deben ser múltiples y que atraviesen toda la ciudad. No se les puede enmarcar en un solo sitio, dijo. La temática para hacer arte urbano también debe ser libre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (26)
No (14)