9 de marzo de 2016 00:00

380 millones menos en quirografarios para este año

El proyecto Aragón 3, en el norte de Quito, emplea a 120 personas. La obra tiene una inversión de USD 28 millones. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El proyecto Aragón 3, en el norte de Quito, emplea a 120 personas. La obra tiene una inversión de USD 28 millones. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 105
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 7
Mónica Orozco

El Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) invertirá USD 3 130 millones en préstamos para sus afiliados en el 2016, USD 353 millones menos que lo asignado el año pasado.

El dato consta en el Plan Anual de Inversiones de la entidad, que fue aprobado por la Junta Reguladora Monetaria y Financiera, mediante resolución 211-2016-F.

El documento se firmó el 12 de febrero de este año, pero se publicó en la página web del ente, el lunes pasado.

La baja en el monto total se debe a una reducción significativa en la proyección de entrega de préstamos quirografarios durante este año.

El Biess desembolsará USD 1 670 millones en este tipo de préstamos en el 2016, unos USD 380 millones menos que lo entregado el año anterior.

Omar Serrano, exrepresentante del Biess, consideró que la reducción en este rubro es adecuada, en la medida que los quirografarios financian gastos de consumo, que pueden tener un efecto negativo si se destinan a la compra de bienes importados. No obstante, los afiliados serán los perjudicados al no poder acceder como antes a estos recursos, lo que podría reducir el consumo e impactar también a la economía local, sostuvo.

Según la página web de la entidad, los créditos quirografarios financian gastos de consumo en general, viajes en el Tren Crucero, pago de pensiones alimenticias y viajes turísticos dentro del país.

En cambio, la entidad tiene previsto entregar USD 1 350 millones en créditos hipotecarios durante este año.

Esta cifra significa un 8% más que lo desembolsado el año pasado, que ascendió a USD 1 251 millones, según datos que la entidad entregó a este Diario días atrás.

Jaime Rumbea, director de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Viviendas del Ecuador, calificó a la noticia como positiva.

El ejecutivo dijo que el monto anunciado por el Biess beneficiará a unos 40 000 hogares que reservaron sus viviendas hace 18 o 24 meses atrás; y que, ahora, podrán cancelar el saldo de esas unidades.

El ejecutivo agregó que la inyección de créditos del Biess generará un círculo positivo en la economía, pues permitirá a constructores y banca -que financiaron los proyectos de vivienda- cobrar su inversión.

A a su vez, esto podría motivar al sector a iniciar nuevos proyectos. Pero consideró que la meta anunciada debe mantenerse a lo largo del 2016. “Una reducción a medio año puede generar incertidumbre”.

El Biess es el principal financista en el mercado de vivienda. La entidad entrega más del 62% de hipotecarios.

El Biess anunció, a inicios de febrero, que puso un límite al monto máximo del desembolso de hipotecarios hasta USD 150 000, para redireccionar esos recursos a viviendas de interés social (viviendas de entre USD 40 000 y 70 000).

En créditos prendarios para el afiliado, en los que la garantía son joyas de oro, la entidad tiene previsto para este año aumentar los desembolsos en unos USD 4 millones, frente al monto entregado el 2015.

Además, el Plan de Inversiones del banco contempla la titularización de su cartera por USD 918 millones en este año, una especie de venta de la cartera crediticia para obtener liquidez y poder colocar más préstamos o inversiones.

El pasado 5 de noviembre, el ministro coordinador de la Política Económica, Patricio Rivera, dijo que se analizaba una titularización internacional de la cartera del Biess equivalente a unos USD 1 000 millones, como medida para generar el ingreso de dólares a la economía en el 2016.

El expresidente del Consejo Directivo del IESS, Víctor Hugo Villacrés, consideró sobre este tema, días atrás, que la titularización impacta en los rendimientos que percibe la entidad, ya que a través de esta operación una parte de la cartera pasa a terceros, que perciben una tasa de interés.

“La cartera que se titulariza es la mejor, triple A y sin mora, pero al menos no se afecta a otros actores económicos que necesitarán acceder a crédito en un año económicamente complejo, como 2016”, indicó.

Serrano dijo que le preocupa el castigo que pueda tener la cartera, por lo que -consideró- que el Biess debería explicar quién va a comprar esta cartera y si cuenta con balances auditados actualizados, que se requieren para este tipo de operación financiera.

El exvocal de esta entidad comentó que la reducción en los quirografarios y la venta de la cartera se debe a que el Biess debe transferir más de USD 1 682 millones al IESS este año, para que pueda cubrir los gastos de pensiones, un déficit que se ha creado porque en noviembre pasado el IESS decidió reducir los recursos de pensiones para cubrir los gastos de salud.

Además de estos montos, el Biess prevé invertir USD 894 millones en papeles estatales este año, 5% más que los 870 millones previstos el año pasado. Serrano sugirió reducir la compra de estos papeles al Fisco durante este año y así evitar la venta de la cartera, que podría traer un castigo.

Este Diario consultó ayer al Biess, vía e-mail, para conocer su posición sobre estos temas, pero no hubo respuesta hasta el cierre de la edición.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)