4 de septiembre de 2016 00:00

Las quejas de tránsito son expuestas en redes sociales

Esteban Cisneros (der.), Gabriela Cabezas y Nixon Ocampo revisan la cuenta de Twitter de la AMT. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Esteban Cisneros (der.), Gabriela Cabezas y Nixon Ocampo revisan la cuenta de Twitter de la AMT. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 24
Mayra Pacheco

La indignación que genera ser testigo de una infracción de tránsito en Quito, ahora, se comparte en redes sociales. 
Las personas que tienen a mano un teléfono inteligente envían a diario reportes a la cuenta de Twitter de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) sobre los vehículos mal estacionados, el conductor de bus que no respeta las paradas, el taxista que se niega a usar taxímetro y hasta del ‘arriesgado’ que circula en contravía en plena Ruta Viva.

En lo que va de este año, la entidad municipal ha receptado 1 787 de estos requerimientos. En el 2015 fueron 2 134. Los reportes más frecuentes son sobre la calidad del transporte público y los vehículos mal estacionados, informó la AMT.


Cada que llega un mensaje nuevo a @AMTQuito, los responsables de gestionar esta cuenta coordinan con la central de radio para enviar un agente civil al lugar o realizar el seguimiento del caso. 
Desde el Centro de Gestión de Movilidad, donde trabajan los administradores del Twitter de la AMT, es posible visualizar la falta en tiempo real, en ciertas ocasiones.

Pero esta, no siempre, termina con una sanción al conductor. 
Para que una queja se haga efectiva se requiere que un agente civil constate la infracción. Una fotografía o video, en sí, con la versión del testigo no es suficiente. Tampoco cuenta el número de retuits, menciones o los ‘me gusta’.


El video que subió, por ejemplo, Juan Álvarez el 26 de agosto mostraba a un conductor manejando en contravía en la Ruta Viva. Este fue retuiteado 293 veces y obtuvo 110 ‘me gusta’. Ahí se veía que quien iba en el carro plata avanzaba en sentido contrario, se escuchaban los pitos del resto de usuarios de la vía.


La infracción era clara, solo había un detalle: las placas no eran legibles.
 Esta información -placas- considerada indispensable para hacer una denuncia en redes sociales no fue incluida por Álvarez, porque no fue testigo presencial del hecho. 


Él contó que vio el video de esta arriesgada maniobra en una cuenta de Facebook y se animó a subirlo, en su cuenta personal, citando a la 
@AMTQuito. “Me indigné ante tremenda infracción (...) Esperaba que la AMT haga algo y que la sanción sea severa”.


La Agencia Metropolitana de Tránsito dijo que de acuerdo con la Ley de Tránsito no puede sancionar a un conductor mediante los reportes fotográficos de los ciudadanos.
 Las imágenes que envían los usuarios se utilizan como referencia para fortalecer los operativos de control y gestionar el envío de personal al sitio conflictivo.

En estas denuncias, aparte de los elementos gráficos, se debe incluir información de contexto: dirección, hora, fecha, placas o registro municipal del bus o taxi. 
Las infracciones de tránsito son levantadas solo si son constatadas en el lugar de los hechos, por una autoridad competente, es decir un agente civil de tránsito. En el caso de apelar, un juez será el encargado de resolver el caso.


Las personas, por su cuenta, no tienen la potestad legal para sancionar a un presunto infractor, pero su denuncia sí puede tener influencia. 
Con cada retuit o ‘me gusta’ que la gente hace de una denuncia en Twitter, se suma una voz de protesta.

De esta manera se ejerce presión social, en las redes sociales, para que un caso determinado no quede en la impunidad, explicó Christian Espinosa, docente universitario y especialista en medios digitales.


Por esto, el experto recomendó que la autoridad revise constantemente los reportes que los usuarios envían a diario y se los instruya sobre los elementos necesarios que se debe incluir en las denunciar para facilitar el seguimiento.


Las personas que reportan en redes sociales las denuncias de tránsito deben ser vistos como los supervisores de la ciudad. Sus ‘pistas’ pueden ayudar a identificar las zonas donde no se cumple la normativa.


No olvide

Envíe los reportes a @AMTQuito, facebook/AMTQuito, denuncias.amt@quito.gob.ec.


Si tiene documentos déjelos en las oficinas de Servicios Ciudadanos, en la av. Amazonas e Inglaterra.


Aparte de imágenes incluya lugar, hora, la fecha, las placas. No use el celular mientras conduce.


Todas las denuncias deben estar respaldadas con los datos de contacto de quien genera el reporte
.

Los responsables de gestionar las redes sociales coordinan con los agentes para el seguimiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (0)