18 de noviembre de 2014 13:52

En el Putumayo colombiano hay intranquilidad por la ruptura de los diálogos de paz

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Seguridad

Ingresar desde el Ecuador a Colombia por el puente internacional San Miguel, en la frontera ecuatoriano colombiano resulta menos tenso que antes, pero hay que tomar las previsiones de seguridad, advierte un efectivo policial colombiano.

En las poblaciones fronterizas de Colombia hay la esperanza de que los diálogos de paz devuelvan la tranquilidad a este sector, donde las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, ejercen presión desde hace más de dos décadas.

En la Dorada y La Hormiga, ubicadas frente a Sucumbíos se respira un aparente ambiente de calma. La gente en los parques y los espacios públicos hasta el fin de semana hablaba con esperanza sobre el tema de la pacificación.

No obstante, hay preocupación desde el fin de semana una vez que la guerrilla de las FARC confirmó la captura del brigadier general del Ejército de Colombia, Rubén Alzate, así como del cabo segundo Jorge Contreras Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, el domingo último en el departamento del Chocó.

Carlos Rosas, alcalde de la población colombiana de La Dorada, dijo a EL COMERCIO que el hecho es un duro golpe a los diálogos entre el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC. “El proceso estaba marchando bien y los colombianos estábamos confiados que la paz estaba por venir, pero el último incidente detiene el proceso”.

Para el Burgomaestre los más afectados son los habitantes del Putumayo, que dice han vivido la guerra por más de 20 años en vivo y en directo. “En nuestro sector hemos sido duramente golpeados por los grupos al margen de la ley”, agrega Rosas.

En esas poblaciones al frente de Sucumbíos, como en las que limitan con Carchi y Esmeraldas el pie de fuerza militar ha sido reforzado. Según el reporte de las autoridades municipales de La Dorada y La Hormiga el orden público no ha sido alterado y existe normalidad en las actividades.

Ayer, 17 de enero, en las comunidades de Chiles y Nazate, frente a Tufiño (Carchi) militares fuertemente armados recorrían esos poblados, garantizando la seguridad y la movilidad entre Colombia y Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)