4 de September de 2014 00:05

El pueblo Salasaca conoce su historia, las tradiciones y fiestas en un museo

Museo Salasaca
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 13
Indiferente 2
Sorprendido 7
Contento 24
Redacción Sierra Centro 
(F-Contenido Intercultural)

Las fiestas del Inti Raymi, Paukar Raymi, el matrimonio, la confección de tejidos, las tradiciones y más del pueblo Salasaca se pueden conocer en un museo. Está ubicado en el centro de la parroquia ubicada a 15 minutos al oriente de Ambato.

Este contenedor cultural abrió sus puertas el año pasado por una iniciativa de un grupo de jóvenes de esta comunidad. Ellos buscan que los turistas extranjeros, nacionales y los habitantes del sector conozcan parte de la historia.

Además, las tradiciones y el estilo de vida de este pueblo indígena de Tungurahua. Eso explica Whirak Qhamak, director del Museo.
Cuenta que este fin se está cumpliendo. Al momento los niños y jóvenes conocen su historia. Con eso tratan de recuperar la vestimenta que es parte de su cultura. También el idioma quichua.

“Estamos rescatando y revalorizamos la música, la danza, las ceremonias, las celebraciones de agradecimiento a la Pacha Mama como el Inti Raymi. Además, el uso de los atuendos especiales para cada fiesta. Los tejidos que son famosos a través de los otavaleños”.

El museo se levanta en un edificio de cinco plantas, localizado en una de las márgenes de la vía Ambato-Baños, en el centro de Salasaca. En cuatro de las cinco plantas se recrea parte de su arquitectura, especialmente de las viviendas con el uso del adobe, carrizo, la cabuya, el techo con hojas de sigse, madera y el piso de tierra.

Asimismo hay figuras al tamaño natural representando a los artesanos tejiendo en los telares de los tapices, chumbis (bajas) y ponchos. Los visitantes pueden conocer cómo las mujeres hilan la fibra de las ovejas, la medicina...

Las estatuas visten prendas autóctonas de esta población compuesta en los varones por un poncho negro largo, sombrero de ala ancha y pantalón blanco. Las mujeres visten con un reboso morado o rojo, anaco negro y blusa blanca con bordados y collares.

Para montar el museo se tardaron más de 13 años en consultar en libros y documentos en las bibliotecas. El estudio también incluyó entrevistas a los ancianos del pueblo. Todo eso fue representado en el museo, explica la guía Pilar Masaquiza, que es parte del proyecto del Museo Salasaca.

El turista argentino Norberto Loise y su familia recorrieron el sitio. “Es muy interesante conocer parte de la historia de un pueblo”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (7)