25 de mayo de 2014 12:13

Pueblo español de Castrillo Matajudíos vota cambiar o no su nombre

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia AFP
Madrid

Los 56 habitantes en edad de votar del pueblo español de "Castrillo Matajudíos" están llamados este domingo, 25 de mayo, a las urnas para decidir si cambian o no su embarazoso nombre que traiciona, según el alcalde, su herencía judía.

"Con este nombre, cuando sales fuera siempre tienes que dar las explicaciones correspondiente porque enseguida empiezan: '¡en Castrillo se mata a los judíos!' ” , explica Lorenzo Rodríguez Pérez, el alcalde de la localidad situada cerca de Burgos, en el norte de España.

"Es todo lo contrario porque Castrillo surge a raíz de una comunidad judía y en el escudo hay una estrella de David", sigue el alcalde, que ha impulsado esta votación organizada paralelamente a los comicios europeos.

Los resultados del voto se conocerán a partir de las 18:00 GMT y serán estudiados por la alcaldía el 3 de junio. Si los habitantes decidieran mantener el nombre actual, el alcalde dimitirá.

Si aceptan la modificación, los vecinos del pueblo podrán rendir homenaje a sus antepasados optando por los nombres Mota Judíos o Mota de Judíos.

El origen de esta villa se remonta al año 1035, cuando varios judíos desposeídos de sus bienes y expulsados de sus casas en otros lugares de la península Ibérica se refugiaron ahí en una pequeña colina o mota, según Rodríguez.

Permanecieron ahí hasta 1492 cuando los Reyes Católicos ordenaron la expulsión de todos los judíos que no se convirtieran al catolicismo.

La primera mención del nombre Castrillo Matajudíos aparece en 1623 según el arqueólogo Ángel Palomino, encargado de un estudio histórico preliminar. Los descendientes de esos judíos, convertidos al catolicismo, podrían haber decidido cambiar el nombre de la villa después de 1492 para demostrar su fervor.

"Por los documentos sabemos que en este lugar se produjeron varias matanzas de judíos por parte de gente de afuera como ha pasado en muchas otras juderías en España y en otras partes de Europa", explica Palomino, que cree que, entre 300 y 400 hogares, es decir, unas 1.500 personas, habitaron la zona judía de Castrillo Matajudíos antes de la expulsión de los judíos de España.

Según los historiadores, al menos 200 000 judíos vivían en España antes de las expulsiones de 1492. Los que rechazaron marcharse o convertirse fueron ejecutados y quemados vivos.

Afirmando querer reparar un "error histórico", el gobierno español aprobó en febrero un proyecto de ley destinado a facilitar la naturalización de los judíos sefardíes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)