2 de agosto de 2017 17:12

Aún esperan la prueba de ADN en caso de menor supuestamente plagiada en Guayaquil

Un grupo de mujeres hizo un plantón en la Fiscalía del Guayas para exigir avances en el caso de supuesto secuestro de una niña en el 2010.  Foto: EL COMERCIO.

Un grupo de mujeres hizo un plantón en la Fiscalía del Guayas para exigir avances en el caso de supuesto secuestro de una niña en el 2010. Foto: EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Este 2 de agosto de 2017 se cumplen 22 días que no la ven. Saben que está en una casa hogar del sur de Guayaquil, pero no les permiten visitarla.

La mañana de este 2 de agosto del 2017, un grupo de mujeres hizo un plantón en la Fiscalía del Guayas para exigir avances en el caso de supuesto secuestro de una niña en el 2010. La menor fue rescatada por la Policía el pasado 12 julio, tras un operativo en un barrio del noroeste de la ciudad.

Michelle se identifica como la hermana mayor de la pequeña. Con una partida de nacimiento y otros documentos de la maternidad donde habría nacido, pidió que se haga de inmediato la prueba de ADN que anunciaron las autoridades policiales. “La estamos pidiendo porque estamos seguras. Ella es nuestra hermana”, dijo la adolescente.

Luego del operativo, la Policía confirmó que había un 90% de seguridad de que la menor fue secuestrada hace seis años. “Pero para confirmar todo esto se realizarán los respectivos exámenes de ADN que darán la certeza total”, dijo tras el operativo Marcelo Tobar, comandante de la zona 8.

Cuatro personas fueron detenidas esa madrugada. Tres permanecen en el Centro de Rehabilitación Social de Guayaquil, entre ellos la supuesta madre de la niña. Otra joven se mantiene bajo arresto domiciliario por embarazo.

Todos están acusados pertenecer a una banda dedicada a reclutar menores para el expendio de drogas. La denuncia fue puesta por quien sería la madre biológica, que tenía 12 años de edad cuando le arrebataron a la bebé de sus brazos.

Presuntamente, era obligada a vender estupefacientes.

El abogado de los detenidos, Jackson Vera, asegura que no hay pruebas contundentes y explicó que han hecho 11 pedidos por escrito, al fiscal y a la jueza a cargo del caso, para que ejecuten con rapidez la prueba de ADN.

También solicitó el acogimiento a favor de la familia donde creció, para que deje la casa hogar. “Hay una violación de los derechos de la menor, como indica la Constitución en el artículo 44. Es vulnerable, ella necesita la atención prioritaria y no se está realizando”, aseguró Vera.

“Solo hay que mirarle la cara para darse cuenta del parecido con sus hermanas”, dijo Vanessa, prima de la madre detenida, mientras mostraba los carteles con fotos de la pequeña cuando era bebé y en cumpleaños.

Ella también pidió ayuda para la abuela que ayudó a criarla. “Está deprimida, enferma. Solo cuenta los días desde que se fue”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)