9 de abril de 2016 00:00

Proyecto de reforma tributaria incorpora jugos y refrescos

Los jugos y los refrescos fueron añadidos a los productos que tendrán un ajuste en el impuesto, dentro de las bebidas azucaradas. Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO

Los jugos y los refrescos fueron añadidos a los productos que tendrán un ajuste en el impuesto, dentro de las bebidas azucaradas. Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 80
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 19
Carolina Enríquez
y Sofía Ramírez
Reds (I)

La Comisión de Régimen Económico incluyó a los jugos en polvo, refrescos, jugos procesados, listo para tomar, gaseosas y otras bebidas azucaradas en el grupo de productos que pagarán el impuesto a los consumos especiales (ICE).

Con ocho votos favor y tres en contra, los asambleístas aprobaron ayer 8 de abril del 2016 el informe para primer debate del proyecto de Ley para el Equilibrio de las Finanzas Públicas, que incluye esta y otras siete modificaciones al proyecto original enviado por el Ejecutivo.

Inicialmente el Gobierno planteó gravar a las bebidas gaseosas con un ICE de USD 0,25 por cada litro. Pero los asambleístas plantean gravar con hasta USD 0,25 por litro a las bebidas con más de 25 gramos de azúcar o su equivalente en edulcorantes añadidos por litro. El pago de impuestos incluye a las mezclas en polvo para hacer bebidas.

La Comisión dejó fuera del pago de este tributo a los lácteos y sus derivados y a los jugos con 50% o más de pulpa de fruta, explicó el presidente de la mesa, Virgilio Hernández.

El año pasado, el sector de jugos y néctares vendió unos USD 150 millones, de acuerdo a datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos y Bebidas (Anfab).

Hernández, al ser consultado sobre el sustento para el aumento de impuestos a otras bebidas azucaradas, señaló, sin dar más detalles, que se trata de consideraciones de salud pública. El pasado lunes el Ministerio de Salud realizó una presentación con los riesgos que implica el consumo de bebidas azucaradas.

Según ese informe, un incremento de 10% en el precio de las bebidas azucaradas reduciría el consumo en 9%. La propuesta de ajuste tributario planteada por la titular de la Cartera de Estado, Margarita Guevara, fue la que finalmente se puso en el informe.

De lado de los empresarios, Christian Wahli, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos y Bebidas (Anfab), señaló que la Asamblea no le solicitó ningún estudio del sector sobre el impacto de la ampliación de tributos a más productos.

Para la oposición, antes de introducir estos cambios era necesario contar con información sobre los impactos en las industrias. “Para el segundo debate queremos escuchar al Ministro de Industrias, que no vino (...) se está satanizando, además, ciertos productos que el mismo Ministerio de Salud está dando registro sanitario. ¿Cómo es que un producto azucarado es malo y se da ese registro?”, cuestionó el asambleísta Ramiro Aguilar.

Los empresarios ven complejo el pago de estos impuestos. Carlos González, subgerente de la cuencana Nutrileche , explicó que además de lácteos, desde hace un año elabora néctares, que representan el 1% de su facturación.

El empresario cree que, de aprobarse la ley con estos ajustes, se tendría una afectación entre el 10 y 15% en ventas; un efecto similar que se tuvo cuando se implementó el semáforo nutricional. Además, la firma sintió el año pasado una contracción en ventas en su portafolio de productos lácteo. Nutrileche pasó de procesar 360 000 litros diarios de leche cruda en octubre del 2015 a 300 000 litros hoy en día.

De acuerdo con una encuesta de la consultora Habitus, realizada entre el 23 y 24 de marzo a 100 dueños de tiendas en Quito y Guayaquil, el incremento en los impuestos a las bebidas no alcohólicas azucaradas impactará notablemente en los más de
150 000 pequeños comerciantes del país.

De acuerdo con este estudio, el 60% de los tenderos está en desacuerdo con esta alza porque calcula una alta afectación a sus negocios.

Entre el 68 y 97% de tenderos dijo que tiene gaseosas, jugos, bebidas energizantes, tés y lácteos en sus perchas. Solo las gaseosas representan entre el 29 y el 35% de ventas. Con esta reforma, un 61% de encuestados considera que le irá peor en su negocio. “La reforma tributaria a las bebidas azucaradas no alcohólicas impactará principalmente a la población de nivel socioeconómico bajo”.

Una vez se apruebe la ley, según plantea la comisión en su informe para primer debate, habrá un ajuste del ICE según la variación trimestral de la inflación y el nuevo valor de ICE regirá desde el 1 de septiembre.

La misma fecha se aplica para el ICE a las bebidas alcohólicas, los cigarrillos y cerveza.

El informe de la comisión estableció, además, un plazo de cuatro meses para que el SRI y el Banco Central del Ecuador (BCE) adecúen sus sistemas informáticos para realizar el proceso de devolución automática del IVA. Pero, el asambleísta Hernández aclaró que esto no significa que la norma no estará vigente desde la publicación de la Ley en el Registro Oficial.

Con los ajustes, según los legisladores oficialistas, la reforma generará una recaudación mayor a la que estaba prevista de USD 335 millones este año, pero no precisaron cifras.

El lunes está prevista la sesión del Pleno para tratar el informe para primer debate.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (10)