3 de March de 2010 00:00

El proyecto Electronet no despegó

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Negocios

El servicio de internet a través de la red eléctrica muestra un estancamiento, pese a la promoción que  hace 17 meses hizo la Empresa Eléctrica Quito (EEQ).

Esta compañía y  la Empresa Eléctrica Centro Sur, de Cuenca,  son las únicas que utilizan sus redes de distribución  para ofrecer el servicio de   internet en las zonas rurales de   sus áreas de influencia.

Sin embargo, hasta la fecha ambas empresas registran   368 cuentas de internet, equivalente al 0,07% del total a escala nacional. Según cifras de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Supertel),  hasta diciembre de 2009 se registraron  550 277 cuentas  en todo el país.

La EEQ  hizo el lanzamiento del producto denominado Electronet en noviembre de 2008. En la actualidad  este proyecto se encuentra  estancado con alrededor de 200 cuentas, cuando para estas fechas se proyectó contar con unos 5 000  usuarios.

El proyecto tenía un objetivo  social, pues se pretendía dotar del servicio de  internet a  escuelas y hospitales en zonas rurales donde había cobertura eléctrica.

Al frente  de la ejecución de la operación  se encontraba  el Consorcio TGB, integrado por las empresas  Telconet, Gilauco y Brightcelly. Pero el proyecto no pasó de ser un  piloto, debido a que la Supertel no extendió el permiso necesario para la  operación del servicio, dijo Igor Krochin, representante de Telconet. 

Carlos Andrade, quien estuvo en la gerencia de la EEQ en esa época, indicó que  el Gobierno buscaba impulsar la cobertura rural a través de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), lo cual opacó el plan de  las  eléctricas.   Este Diario buscó la versión del superintendente de Telecomunicaciones, Fabián Jaramillo, sin respuesta.

Pero Krochin añadió  que el ingreso de nuevas tecnologías en el mercado  provocó que la firma TGB  aborte la expansión de la cobertura por la red eléctrica.  Ahora  se estudia una salida para   los actuales clientes  de Electronet.

Francisco Barriga es uno de los 200 clientes que tendrán que migrar. Él vive en  el sector de Pomasqui, en el norte de Quito, y  contrató el servicio hace un año. “Estoy  satisfecho    porque el servicio no se interrumpe, pero días atrás me informaron  en Teleconet que migraría de tecnología”.

Esta preocupación también la tiene Natasha Mora, quien contrató el servicio desde noviembre de 2008. Dijo que el servicio es regular y que los precios son similares a los de los otros proveedores. Paga USD 24 mensuales. Sin embargo, aún no ha sido notificada del cambio de tecnología.

La situación en la Empresa Eléctrica Centro Sur es diferente. Esta distribuidora ofrece el servicio de internet desde  mediados de 2008 y     actualmente registra 168 cuentas de internet en su área de concesión.

El presidente de la empresa, Carlos Durán, aseguró  que   el producto  que ofrece   compite con   el de otros proveedores de internet, pues los precios arrancan desde USD 17 al mes. Puntualizó que desde enero pasado  se  promociona masivamente  el servicio y existen 1 500 cuentas disponibles .

Según Durán, el enfoque del negocio  se planteó  a nivel urbano y rural. La empresa se enfocó desde un principio en la urbe, donde hay posibilidades de crecer. 

Adicionalmente, informó que en las próximas semanas firmará un convenio con el Ministerio de Telecomunicaciones para ofrecer  el servicio de internet en  alrededor  de 60 escuelas ubicadas en su zona de influencia.

El director del Centro de Investigaciones de Tecnología Imaginar, Hugo Carrión, dijo que el tendido eléctrico es un buen canal para expandir la cobertura de Internet en  áreas  rurales, aunque el problema es que no hay mayor demanda en  estas zonas.

Frente a esa limitación  plantea   desarrollar  productos específicos para las comunidades rurales, que mejoren la salud, la educación o incluso el comercio de productos a través de la internet.

Poca expansión

Desde 2008 comenzó a proporcionarse el servicio de Internet por la red eléctrica.  Sin embargo, solo dos compañías en todo el país proveen este  servicio.

Apenas el 0,07%   de las cuentas totales de Internet en el país funcionan por tecnología BPL, a través de las redes de distribución eléctrica.

En Quito, el servicio ya no será expandido debido a la falta del permiso de operación de la Supertel.  Los únicos abonados  cambiarán de tecnología.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)