18 de July de 2009 00:00

Las protestas siguen en Guayaquil

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

Los enfrentamientos entre policías metropolitanos, comerciantes informales y miembros de la Policía Nacional ocasionaron ayer caos en los alrededores del Mercado Central. Nuevamente, el tránsito por este sector del centro de  Guayaquil estuvo alterado.

Por tercer día consecutivo, los comerciantes no laboraron pues los municipales, desde las 06:00, impidieron que se ubiquen en las vías. El personal usó  gran cantidad de gas lacrimógeno. Ancianos y mujeres están entre los más afectados por el gas.



El pronunciamiento
El Municipio de Guayaquil, en un comunicado, aclaró que ni la Policía Nacional ni el Intendente son mediadores “ni pueden estar a favor de ninguna parte en conflicto, sino del lado de la Ley.
En el documento se recuerda que  los municipios son los   llamados a regular los espacios públicos. En el  artículo 264 de la Constitución, sobre la Organización Territorial del Estado, se dice que son las instancias que ejercen el control sobre el uso y ocupación del suelo en el cantón.En los alrededores se encendieron fogatas, usando papel, cartón y trozos de madera, para paliar los efectos del gas. Unas 20 personas, entre civiles y metropolitanos, quedaron heridas.

Varios vendedores denunciaron excesos de parte de los metropolitanos. Mónica Figueroa, que comercializa ropa en la calle 6 de Marzo, dijo que la agredieron y se le llevaron la carretilla con su mercadería. “Tengo 4 hijos que mantener y por tercer día no puedo trabajar. Desde hace 30 días nos permitían trabajar con apoyo de la Policía y el Gobierno, pero ahora se nos trata como delincuentes”, se quejó.

Víctor Morales, quien por 40 años vende ropa frente al mercado, se mostró preocupado, pues, al no poder vender sus productos, no puede reunir los USD 17 que requiere para comprar medicamentos para su tratamiento de cáncer. “Vinieron los metropolitanos y patearon las cosas, golpearon a los comerciantes. Quieren que nos vayamos al mercado de las Cuatro Manzanas pero allí no se vende nada”.

Cerca de las 10:00 empezaron los roces entre los uniformados. A esa hora, los policías nacionales lanzaron gases contra los metropolitanos. De ambos lados empezaron a patear las bombas para devolverlas.

El jefe del Comando Guayas, Juan Ruales, y el intendente del Guayas, Julio Quiñónez, llegaron al lugar. Luego se dirigieron a la Policía Metropolitana, al norte de la urbe, para reunirse con autoridades de esa entidad.

Previamente, Ruales pidió a los metropolitanos ubicarse a un lado de la calle para permitir que fluyera el tránsito. El paso de los vehículos fue cerrado por la cantidad de personas. Además, solicitó a los dirigentes de los comerciantes mantener la calma para evitar más confrontaciones.

A la tarde, cerca de las 15:00, Juan Ruales y un representante de la Gobernación llegaron hasta el Municipio. Al cierre de esta edición se desconocía con quiénes se reunían y qué acuerdos habrían alcanzado. Mientras el encuentro se desarrollaba, seis dirigentes de los comerciantes aguardaban en los exteriores del Cabildo esperando ser llamados para exponer sus inquietudes.

Elizabeth Palacios, presidenta de la Federación de Comerciantes Autónomos del Guayas, hizo un llamado a los miembros de la Comisión Legislativa para que se apruebe, en segundo debate, la Ley del Comerciante Autónomo. “Solamente de esta forma se acabarán los atropellos”. El alcalde Jaime Nebot mantiene su posición: los vendedores pueden utilizar los espacios habilitados en la red de mercados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)