15 de November de 2009 00:00

Prohibido olvidar

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Marco Arauz Ortega

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Prohibido olvidar que el problema del abastecimiento de energía eléctrica en el Ecuador no se ha solucionado durante décadas, en parte por negligencia y por falta de continuidad en la acción gubernamental, y en parte también para mantener jugosos negocios que se derivan de las soluciones urgentes. Pero, también, prohibido olvidar que el Plan Maestro de Electrificación de este Gobierno recomendaba instalar, hasta 2009, al menos 300 megavatios de generación térmica para minimizar el riesgo de desabastecimiento. Si hubiese cumplido con su plan, el Gobierno no hubiera tenido que renegociar en cualquier condición la provisión de energía y, sobre todo, no habría sometido al país a unos apagones que, a más de generar inseguridad e incomodidad, producen graves pérdidas.

Prohibido olvidar, sobre este tema, que este Gobierno diluyó en el Presupuesto del Estado un fondo que, cuando asumió en 2007, tenía más de USD 1 000 millones para proyectos energéticos. Y prohibido olvidar que hasta hoy no ha quedado clara la intervención de funcionarios gubernamentales en la etapa final de la malhadada central San Francisco.

Prohibido olvidar el manejo de la deuda externa en gobiernos pasados, pero también prohibido olvidar el episodio de los ‘pativideos’, que hasta ahora no se ha aclarado; y que, si bien este Gobierno hizo una operación para reducir el monto de la deuda, cada vez es más dependiente de empréstitos externos, incluyendo un nunca bien explicado canje petrolero con China, para cubrir el déficit del abultado gasto.

Prohibido olvidar que la educación primaria y secundaria ha estado secuestrada por el MPD por décadas, y que desde los ochentas la Función Legislativa se volvió una máquina de crear universidades. Pero prohibido olvidar también que la necesaria reforma educativa, en busca de la pertinencia y de la calidad, debe ser incluyente para que sea duradera. Un debate tan importante como el que ha provocado por primera vez un Gobierno en los últimos tiempos no debe ser sacrificado por visiones prepotentes y controladoras.

Prohibido olvidar que los recursos naturales han sido mal manejados históricamente y que las concesiones no han tenido reglas claras, pero también prohibido olvidar que un manejo político e ideológico de un asunto tan trascendental como el que el propio Gobierno hizo al aprobar la Constitución ideal, ata de pies y manos a un Estado que necesita recursos como los mineros. Prohibido olvidar el pasado, pero prohibido olvidar que este es uno de los gobiernos más estables de los últimos tiempos, que ha tenido un control político total y una enorme disponibilidad de recursos, pero no ha sido transparente en el gasto y ha sido poco práctico al resolver problemas como el desempleo, la inseguridad o la generación eléctrica. Y prohibido olvidar que, aunque parezca, el pueblo finalmente no tiene tan mala memoria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)