25 de febrero de 2017 00:37

Prohibición para carnavaleros no funcionó

La tradición del carnaval es mojarse, no importa si el agua está sucia. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

La laguna de La Alameda fue el lugar escogido por los estudiantes de Quito para dar inicio al asueto por el Carnaval. No importó el lodo ni la lluvia. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 12
Daniel Romero

En La Alameda, en el centro norte de Quito, decenas jóvenes protagonizaron su propio carnaval. Los estudiantes de los colegios del centro y norte de la capital se congregaron en ese parque para tomarse la laguna del lugar con el tradicional juego con agua. Todo esto, a pesar de que había una prohibición de las autoridades municipales para usar las piletas y las lagunas de parques.

El pasado viernes 17, el Municipio anunció que 33 piletas serían secadas para evitar daños en la propiedad pública. Ayer, 24 de febrero, la Secretaría de Seguridad informó que, con base en la ordenanza que regula el Buen Uso del Espacio Público, se sancionaría a quien utilice estos lugares para jugar. El viernes 3 de febrero, este lugar, producto del juego de carnaval, registró daños en áreas verdes y en la laguna, lo que representó un perjuicio para la ciudad de al menos USD 6 000.

Sin embargo, ayer los carnavaleros se tomaron otra vez la laguna de La Alameda. El agua no fue suficiente. Huevos, harina y tinta fueron los ingredientes que utilizaron para arremeter contra los compañeros.

Desde el medio día de ayer, los estudiantes empezaron a llegar a La Alameda. En un principio, los chicos se mostraron tímidos. Pese a que en el lugar había efectivos de la Policía Metropolitana, no dudaron por mucho tiempo y los primeros jóvenes fueron lanzados al agua. Los estudiantes del Mejía pusieron la música con un bombo y trompeta que suelen llevar a los partidos intercolegiales.

En la laguna, el extremo occidental fue cercado. Según la Policía Metropolitana, ese sector es más profundo y hasta allí se desplazaron los peces de la laguna. El objetivo de cercar esa área fue evitar problemas entre los estudiantes que iniciaron el feriado que dura hasta el martes próximo.

El agente metropolitano Kléber Porras se dio cuenta de que una chica se estaba ahogando. “Una chica se cayó en la laguna. Como policía tuve que ayudarla a salir de la laguna y tuve que mojarme”, dijo Porras.

La Alameda no fue el único lugar donde se jugó el carnaval. En la pileta de la Villa Flora (sur), estudiantes del Colegio Amazonas también aprovecharon para meterse y jugar.

Viajes fuera de la ciudad

Ayer, entre tanto, se inició el éxodo de viajeros. Según Carlos Armijos, gerente de Terminales y Estacionamientos de la Epmmop, se preparó un plan para la salida de 162 000 pasajeros desde Quitumbe, durante este feriado. En Carcelén, se prevé la salida de otros 67 000.

En el caso de las frecuencias que se despachan desde el sur, Armijos señaló que saldrán cerca de 5 800, mientras que desde el norte saldrán 2 300. “Saldrán primero las frecuencias ordinarias, como establece la ley. Conforme haya más demanda se activarán frecuencias extraordinarias para satisfacer la demanda”, dijo.

Juan Clavijo llegó ayer al mediodía a la ventanilla de la operadora Trans Esmeraldas. Allí le dijeron que no había boletos para ningún destino. “Quiero viajar a Machala para aprovechar los días libres con la familia. Solo encontré boleto para el sábado tarde”, manifestó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)