21 de junio de 2016 18:48

La productividad sigue baja y el empleo informal alto en A.Latina, señala la OIT

El director regional de la OIT para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar, habla junto los expertos del departamento de investigaciones de la OIT sobre la situación del empleo y la productividad en la región. Foto: EFE

El director regional de la OIT para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar, habla junto los expertos del departamento de investigaciones de la OIT sobre la situación del empleo y la productividad en la región. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

La productividad laboral en América Latina se mantiene en un nivel bajo, con un crecimiento anual de un 0,7% entre 2000 y 2015, mientras que el empleo informal sigue muy alto, según el informe "Soluciones eficaces. Políticas activas del mercado de trabajo", que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó hoy 21 de junio del 2016 en Lima.

El director regional de la OIT para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar, alertó, que además de la baja productividad, "se espera que se intensifique" el empleo informal en los próximos años y que el Producto Interno Bruto (PIB) crezca a la mitad de la tasa registrada entre 2003 y 2008.

Un portavoz de la OIT precisó a Efe que el informe, que cita cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI), también detalló que entre 2016 y 2020 el PIB regional crecerá un 2,2% frente al 4,5% registrado entre 2003 y 2008, "un período muy próspero para la región", según dijo.

Salazar presentó junto a otros especialistas las conclusiones del informe que expone las políticas PAMT (políticas activas del mercado de trabajo) que siguen los países de la zona para promover empleos de calidad y de manera sostenible.

"Este informe no es una contribución sino un diagnóstico", dijo Salazar, quien solicitó a los estados una "reorientación estratégica" de las políticas públicas en materia de empleo mediante la promoción de las PAMT.

La OIT mostró su preocupación ante el aumento de la desigualdad en 8 de 13 países de la región y ante el bajo aumento de los trabajadores altamente calificados en la región, que desde el año 2000 hasta 2015 apenas aumentó del 17,6% al 19,9%.

El documento indicó que después de que América Latina tuviera varios años de crecimiento económico, donde se registraron progresos sociales como la reducción de la desigualdad, "existe el riesgo de que los avances logrados en años recientes respecto a la calidad del empleo sean rápidamente revertidos".

También destacó que la desaceleración que vive la región "dejaría incompleta la transición hacia un mercado de trabajo más moderno e inclusivo" y que América Latina aún debe "concretar el vuelco hacia una economía más formal y basada en el conocimiento".

El informe explicó que las PAMT pueden "evitar que la actual desaceleración se traduzca en un estancamiento estructural" con medidas como promover la creación de empleos productivos, entre otras.

En su estudio, la OIT revisó datos de toda la región y presentó tres casos prácticos que se han desarrollado en Perú, Colombia y Argentina para explicar las necesidades y desafíos que implican estas políticas.

La experta de la OIT Verónica Escudero señaló que los programas PAMT "deben implantarse de forma integrada", combinando empleo público con capacitación.

El estudio indicó que desde 1990 se han implantado 189 programas PAMT en la región que promueven las oportunidades laborales, la mejora de la empleabilidad y la capacitación, que es la medida más popular y la que más recursos se emplea en países como y Colombia y Ecuador, quienes invierten un 87% de sus partidas PAMT en formación.

Colombia también destaca como líder en implantación de estas políticas, seguido de Uruguay, Argentina y Brasil.

Escudero puntualizó que "si bien estas políticas tienen un gran potencial", hay que "tener muy claro cuáles son las barreras laborales a las que se enfrentan las personas en el país".

En Perú, por ejemplo, se señaló el caso del programa estatal Construyendo (activo entre 2007 y 2011) que tuvo "impacto en la participación de mujeres y los individuos menos calificados", pero en el que se recomendó contar con mejores criterios de elegibilidad y una intensidad y duración adecuadas. "Si las PAMT son diseñadas y ejecutadas de manera adecuada, tienen el potencial de mejorar las perspectivas sociales y del mercado de trabajo de los participantes", explicó.

El informe aclaró, sin embargo, que "a pesar de la importancia creciente de las PAMT, todavía se sabe muy poco sobre si son eficaces para mejorar los resultados de empleo en un corto y medio plazo".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)