29 de septiembre de 2017 00:00

Procuraduría apoya la tesis de asociación ilícita contra Jorge Glas

Carlos Jurado, delegado del procurador General del Estado, Diego garcía, presentó una acusación contra Jorge Glas, por Odebecht. Foto: Corte Nacional de Justicia

Carlos Jurado, delegado de la Procuraduría, entregó la acusación particular en la Corte. Foto: Corte Nacional de Justicia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 168
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 3
Contento 78
Javier Ortega
Javier Ortega R. Redactor (I)

Cuatro agentes del Grupo de Operaciones Especiales escoltaron el jueves, 28 de septiembre del 2017, a Ricardo Rivera a la Fiscalía, en Quito. Por primera vez, el tío del vicepresidente Jorge Glas compareció ante las autoridades, tras su detención, el 2 de junio.

Entre las 11:00 y 13:00, el fiscal Wilson Toainga escuchó la versión voluntaria de Rivera, como parte de la investigación por supuesta asociación ilícita en la que él, Glas y otras 16 personas están imputadas.

A la misma hora, Carlos Jurado, delegado de Diego García, procurador general del Estado, llegaba a la Corte Nacional de Justicia (CNJ) para oficializar la acusación particular en contra de estos 18 procesados.

A través de un boletín, la entidad dijo que la asociación ilícita es un delito que afecta a la seguridad pública, y aclaró que el esquema de corrupción perpetrado por Odebrecht ha ocasionado “graves perjuicios al patrimonio del Estado”.

Esta es la segunda acusación particular que presenta la Procuraduría por el caso Odebrecht. La primera llegó a la CNJ en agosto, por el proceso de lavado de activos que se abrió en contra de Alecksey Mosquera, exministro de Energía.

En agosto, en una entrevista con este Diario, a García se le consultó sobre su participación en el retorno de la constructora al país, en el 2010, tras los incidentes en la central San Francisco. El funcionario dijo que “no se pronunció sobre la salida o retorno de Odebrecht, porque no es su competencia”.

Añadió que se pronunció sobre un acuerdo al que llegó Ecuador y la empresa, acerca de “las controversias contractuales específicas” que había.

El jueves, en el comunicado, la entidad también señaló que en el proceso de asociación ilícita ya se han detectado “cerca de USD 40 millones en movimientos irregulares”.

Según el testimonio que entregó el miércoles José Conceição Santos, exdirectivo de Odebrecht en Ecuador, la empresa supuestamente pagó al menos USD 49,9 millones en sobornos a funcionarios e intermediarios en el país.

De ese monto, USD 16 millones habrían sido entregados al vicepresidente Glas, a través de su tío, por los contratos que la constructora obtuvo.

Pero el 28 de septiembre,  Rivera se refirió a estas aseveraciones y dijo que “no es verdad que haya buscado a Santos” como supuesto intermediario del Segundo Mandatario. Agregó que no ha pedido dinero a cambio de asignar contratos a la constructora. Además, no descartó que Santos se haya tomado su nombre para perjudicar a Odebrecht y quedarse él con el dinero.

Rivera también se refirió a la grabación que el exdirectivo de Odebrecht le hizo en secreto, en el 2016, en el departamento que la empresa alquilaba en un hotel de Quito.

En ese audio, al tío de Glas se lo escucha decir: “(...) Quiero que me ayudes, necesito plata para la campaña de vidrio”.

Sobre esto, Rivera señaló que “es tergiversado” y que se refería a una campaña publicitaria para su canal, TV Satelital.

Aclaró que en esa cita pidió dinero por una comisión que Odebrecht le adeudaba, debido a que intermedió en las negociaciones entre la constructora y Tomislav Topic, principal accionista de Telconet.

El 25 de julio, Topic dijo a este Diario que entregó USD 5,7 millones en servicios a TV Satelital, empresa ligada a Rivera, como “cortesía”, por los acercamientos que Rivera hizo para Telconet. “Nos hizo unos contactos en dos negociaciones: una con Odebrecht, y otra con inversionistas chinos”.

Esos empresarios asiáticos eran los representantes de Glory International Industry Co. Ltd., empresa, domiciliada en islas Marshall (Oceanía) y que hoy es investigada por recibir pagos de Odebrecht.

Según la versión de Santos, de los USD 16 millones que supuestamente pagó en coimas a Glas, a través de Rivera, USD 5,8 se cancelaron en depósitos a Glory.

Rivera se refirió a esto el jueves y relató que conoció al chino Michael Ying, director de Glory, en el 2010, en Quito, pero dijo no conocer por qué Odebrecht envió dinero a esta ‘offshore’.

El exasambleísta César Montúfar, quien es acusador particular en el proceso de asociación ilícita, advirtió que la versión de Rivera fue contradictoria. Su abogado, Julio César Sarango, apuntó lo mismo.

“Él dice que sí ha viajado a China, pero asegura que fue a hacer negocios solamente privados, y termina señalando que dio una opinión a nombre del Ecuador”, comentó.

Rivera contó al fiscal Toainga que viajó al país asiático por invitación de la empresa Genesis Systems y no por delegación del gobierno ecuatoriano.

Sin embargo, en los documentos recopilados por la Fiscalía hay correos electrónicos de Gyver Lo Yuk, presidente de Genesis. En uno de los mensajes, escrito el 7 de julio del 2010, el funcionario decía que Rivera llegaría a China en las próximas horas y lo identificaba como un funcionario enviado por “el ministro del Ecuador”.

En otro e-mail, después de la visita de Rivera, George Goldsmith, vicepresidente de la compañía, señaló: “Ricardo era un muy pobre embajador y el señor Glas perdió gran respeto por enviar a esa persona”.

El 28 de septiembre, Aníbal Quinde, abogado de Rivera, dijo que la versión de su cliente fue “contundente” y que no hay pruebas.

En contexto

Actualmente hay cinco procesos públicos por el caso Odebrecht. La Fiscalía investiga delitos relacionados con lavado de activos, asociación ilícita, concusión y captación ilegal de dinero. Para hoy, la Fiscalía tiene previsto tomar las versiones libres de exfuncionarios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (30)
No (51)