28 de octubre de 2015 12:35

Un año de prisión para supuesto pirómano en Cuenca

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Lineida Castillo

El Juzgado de Garantías Penales de Cuenca sentenció a un año de prisión a Jefferson Q., por el incendio forestal registrado a principios de septiembre del 2015, en Migüir, dentro del Parque Nacional Cajas, en Cuenca. En esa ocasión se quemaron 297 hectáreas de humedal.

El pasado 13 de septiembre del 2015, los guardaparques avistaron y alertaron sobre un incendio de grandes proporciones dentro de la Reserva de Biósfera del Macizo del Parque Nacional Cajas. El flagelo fue controlado en casi tres días con gran cantidad de personal de Bomberos y del Ejército.

De acuerdo con las investigaciones de la fiscal del caso, Rocío Polo, el día que empezó el incendio el acusado estuvo pescando en la cabecera de la laguna de Sunincocha cuando encendió un fósforo para fumar un cigarrillo y lanzó la cerilla al pajonal. Polo presentó 12 testigos y uno de ellos corroboró esa teoría.

Cuando se inició el incendio el sentenciado y sus amigos se retiraron del lugar, argumentó Polo. Para evitar la huida un guardaparque les siguió y reportó el hecho para que sean detenidos. Otro testigo fue un experto en biología quien señaló que un fósforo encendido es suficiente para causar un incendio en una época de sequía.

Como prueba documental, la Fiscalía también presentó informes de los eventos adversos registrados por la Dirección de Gestión de Riesgos del Municipio de Cuenca, reconocimiento del lugar y sobre la riqueza natural que guarda esta reserva de páramo y pajonal, donde habitan reptiles, mamíferos, aves…

La última audiencia donde se emitió el fallo fue este martes 27 de octubre del 2015. Allí Jefferson Q., fue acusado por el delito de provocar el incendio forestal y atentar contra la naturaleza. El Código Orgánico Integral Penal sanciona esta agresión un una pena privativa de uno a tres años de prisión.

El juez, José Peralta, le impuso un año de reclusión y ordenó que el implicado realice un proceso de reparación integral de la zona con la colocación de señalización y una multa equivalente a 30 salarios básicos. Este es el primer caso con sentencia por incendio forestal provocado en Cuenca y el Azuay.

Para Esteban Flores, director del Consejo de la Judicatura de Azuay, con este fallo están sentando un precedente sobre la aplicación de la justicia en casos de atentados contra la naturaleza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)